Salir con una nueva pila

Solamente hay un tipo de pila: LIFO (Last In, First Out) es una pila. FIFO (First In, First Out) es una cola. Estrictamente hablando, no se puede invertir una pila. Lo que puedes hacer es crear una nueva pila, sacar uno a uno los elementos de tu pila original y meterlos en la nueva pila. Así, metiste H luego O luego L y finalmente A, ahora vas ... Para la demostración, tal y como muestra este vídeo de un youtuber, empleamos una pila que sabemos que está cargada y otra que está usada. Ponemos ambas sobre la mesa y, por separado, las elevamos levemente (un centímetro aprox.) con los dedos… para después soltarlas de golpe. Si estamos ante una cola LIFO (último en entrar, primero en salir, o pila), la invertimos sin más al iterar y agregar a la otra cola simultáneamente, por lo que no necesitas ningún contenedor intermedio. Si fuera una cola FIFO, con solo esos métodos, si necesitaríamos un contenedor intermedio para invertirla. Fue una decisión oportuna para proteger a los estudiantes que pretendían salir al extranjero”, comentó. Para enfrentar la situación, agregó, se optó por llevar el intercambio a la modalidad virtual; “la UdeC colaboró con la ANUIES en el diseño y puesta en marcha de un programa piloto en el que participan Argentina y Colombia ... CREAR: Construimos una 'pila vacía', el elemento contenedor, dentro de la que iremos amontonando los datos como amontonábamos platos: uno encima del otro.Para hacerlo utilizamos el constructor __init__().; CIMA: Obtenemos aquél elemento que se encuentre en lo más alto de la pila en ese momento (TOS), y que coincide, como es lógico, con el último elemento en ser agregado a la pila. Las Pilas describen una estructura LIFO (Last-in First-out), el último elemento en añadir es el primero en salir, son como arreglos pero con funcionalidades limitadas.. Solamente podemos hacer push para añadir un elemento en la cima de la pila, pop para remover un elemento de la cima y peek para visualizar un elemento de la cima sin extraerlo o eliminarlo de la misma.

Enredo IX

2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.04.03 20:25 master_x_2k Insinuación IX

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

____________________Insinuación IX____________________

Mientras Brian y yo volvíamos al loft, me sentí más que un poco aprensiva. No era solo que iba a estar cerca de Perra nuevamente, sino que también tenía que enfrentar a Lisa y Alec. Después de gritar y hablar sobre dejar el equipo, estaba dando media vuelta y regresando. Una parte de mí quería disculparse, pero una gran parte de mí sentía que no debería. Me habían justificado todo lo que había dicho y hecho, ¿verdad? Quizás fue solo porque no estaba acostumbrada a la violencia ni a alzar la voz.
Como temía, hubo un silencio incómodo cuando llegamos a la parte superior de las escaleras. Perra estaba sentada en una silla al lado de una de las mesas, sus perros no estaban a la vista. Cuando me vio, frunció el ceño, pero no dijo nada. Alec sonrió cuando volví, pero no podía decidir si era porque estaba contento o si era a costa mía. No lo conocía lo suficientemente bien como para adivinar de cualquier manera.
“Me alegro de que hayas regresado”, me dijo Lisa, con una sonrisa en su rostro, “Alec, ¿puedes ir a buscar el botiquín de primeros auxilios? Puede estar en el armario de almacenamiento.”
Mientras Alec hacía eso, Brian me sentó en el brazo del sofá y me quité la sudadera para ver mejor el daño. Me subí la parte de abajo de mi camiseta alrededor hasta costillas para ver dónde uno de los perros había llegado a mi estómago y espalda. Mi ropa se había llevado la mayor parte del daño, y solo había sufrido tres o cuatro rasguños poco profundos. Hubo hematomas y algunas áreas en peladas donde me sentí adolorida, pero pensé que me recuperaría de eso en un día o dos. Tenía un corte en la oreja, que sería más difícil de ocultar, pero estaba bastante segura de que podría ocultar el incidente de mi padre sin que él hiciera un escándalo.
Solo había un punto con daño real, una perforación en la que parecía que un colmillo se había enterrado profundamente en la parte superior de mi antebrazo y luego había arrastrado como 3 centímetros hacia abajo, hacia mi muñeca, antes de salir. El área a su alrededor ya estaba cambiando de color con hematomas. No estaba segura de cuán profunda era la perforación, pero estaba bastante segura de que debería haber estado doliéndome más de lo que lo hacía. La sangre de la herida había corrido por todo mi brazo, y todavía estaba saliendo.
“Cristo”, dije, principalmente a mí misma.
“Eso fue increíble, sabes”, me dijo Alec, mientras regresaba con el botiquín de primeros auxilios, “No pensé que fueras capaz de patearle el trasero a alguien.” Lo fulminé con la mirada, pero él solo se sentó en el la parte posterior del sofá, sus piernas pateando como un niño emocionado.
“Creo que vamos a limpiar eso y coserlo. El poder de Tattle debería darnos una mejor idea de si los puntos son necesarios”, dijo Brian en voz baja.
“Está bien”, estuve de acuerdo.
Difícilmente describiría los puntos de sutura como una experiencia de unión, pero Perra permaneció más o menos callada durante todo el proceso. Nos dijeron a ambas que nos sentáramos y nos quedáramos quietas mientras Brian limpiaba y cosía el agujero en mi brazo y desgarro que mi patada había hecho en el oído de Perra. Brian insistió en tomar dos Tylenol[1], aunque el dolor todavía se limitaba a un leve dolor en mi brazo. A regañadientes le di el gusto.
Nunca me gustó tomar píldoras, y nunca sentí que hicieran una diferencia real.
“¿Tienes entrenamiento de primeros auxilios?”, Le pregunté, para hacer conversación y romper el silencio tenso.
Alec se quejó, “Todos lo tenemos, Brian nos hizo tomar una clase completa menos de una semana después de que nos reunimos como equipo. Es un dolor de culo, créeme. Él te obligará a hacerlo también.”
“Ya lo hice”, admití, “Una de las primeras cosas que hice.” Salté un poco por un gruñido desde mi izquierda, pero fue solo Rachel maldiciendo cuando Lisa le puso algodón en la oreja.
Brian solo me miró y mostró esa sonrisa juvenil de nuevo. Aparté la vista, avergonzada de que un tipo como él se alegrara así por mí. Se levantó para ir al baño, la basura de las vendas, suturas, hisopos de algodón y ungüentos en sus manos.
Con Brian fuera y Lisa absorta tratando de arreglar la oreja de Perra, me quedé con Alec. Para hacer una conversación, dije: “Alec. Me ibas a decir lo que haces. Te haces llamar Regent, ¿verdad?
“El nombre es una larga historia, pero lo que hago es esto.” Miró por encima del hombro a Brian, que regresaba del baño con una toalla húmeda en la mano. Brian, a mitad de camino, tropezó y cayó al piso.
“¡Vaya forma de verse bien frente a la chica nueva, renguito!” Alec se burló de su compañero de equipo, riendo. Agradecida por la interrupción en la tensión, no pude evitar reír también. Mientras Alec continuaba riendo, Brian se puso de pie y corrió hacia más pequeño chico, momento en el cual le hizo una llave de cabeza a Alec y comenzó a golpearlo en el hombro repetidamente. Este abuso solo hizo reír a Alec más fuerte entre sus gritos de dolor.
Lisa se volvió hacia mí, sonriendo por la travesura y la pelea en juego entre los chicos, “Es un poco complicado de explicar, pero básicamente, Alec puede entrar en los sistemas nerviosos de las personas. Esto le permite disparar impulsos que activan los reflejos o hacen que las partes del cuerpo se pongan en movimiento. No es un poder dramático, pero con coordinación, puede hacer que alguien se caiga a mitad de un paso, suelte algo, pierda el sentido del equilibrio o apreté el gatillo de un arma.”
Asentí con la cabeza, absorbiendo la información. A mí me pareció muy poco impresionante, pero estaba dispuesta a admitir que podría estar subestimándolo.
“Bueno”, dije, después de una larga pausa, “Creo que entiendo lo que todos pueden hacer, entonces. Corrígeme si me equivoco, pero, ¿Perra puede convertir esos perros en los seres monstruosos que vi la otra noche?”
Sentada a unos metros de distancia, Perra murmuró: “No son monstruosos.”
Lisa respondió mi pregunta, ignorándola. “Rachel puede hacerlo con cualquier perro, en realidad”, dijo, haciendo hincapié en el nombre, “Y nada de usar nombres en clave cuando no estamos disfrazados, ¿ok?, Tienes que habituarte a usar el nombre correcto en el momento adecuado, así será mucho más difícil tener un desliz.”
Era difícil pensar en Rachel por su verdadero nombre. Perra parecía realmente apropiada dado lo que había hecho. Me disculpé con Lisa, “Lo siento.”
Lisa asintió levemente en respuesta y luego me dijo: “Ella puede usar su poder en cualquier perro, pero solo Brutus, Judas y Angelica están entrenados lo suficientemente bien como para que la escuchen cuando están llenos de energía.”
Ah, así que era eso. “Y Brian crea esa oscuridad aceitosa que arruina tu capacidad auditiva. El wiki de Parahumans dijo que era generación de oscuridad.”
Brian sonrió, “Yo mismo lo puse en la wiki. No es erróneo, pero atrapa a la gente con la guardia baja cuando creen que saben lo que puedes hacer, y hay algo más en ello.”
Lisa agregó: “No es solo el sonido. También corta las señales de radio y amortigua los efectos de la radiación.”
“Eso es lo que le dice su poder, de todos modos. No tuve muchas oportunidades de probar esa parte de las cosas. Me las arreglo como está”, dijo Brian. Volvió la palma de su mano hacia arriba y creó un puñado de la oscuridad. Era como el humo, pero tan negro que no tenía textura. Era como si alguien hubiera llevado un bisturí a la realidad y la negrura era lo que estaba allí cuando todo lo demás había desaparecido. Ni siquiera podía medir las dimensiones, a menos que lo mirara desde una perspectiva diferente. Incluso entonces, con la forma en que la oscuridad cambiaba y se elevaba como el humo, era difícil juzgar la forma.
Continuaba saliendo más de su mano, trepando hacia arriba para cubrir la parte superior de la habitación. Cuando se cortó la luz de las ventanas cerca de los bordes superiores de la sala y las barras fluorescentes del techo, la habitación se oscureció mucho.
Cerró su mano en un puño, y la oscuridad se diluyó y se desintegró en hebras y jirones, y la habitación se iluminó de nuevo. Miré la luz que entraba por las ventanas y me sorprendió que no fuera más tarde.
“¿Qué hora es?”, Le pregunté.
“Diecinueve minutos antes de las cinco”, dijo Lisa. Ella no miró un reloj mientras lo dijo, lo cual fue inquietante. Fue un recordatorio de que su poder estaba constantemente disponible para ella.
Brian me preguntó: “¿Tienes un lugar en el que necesites estar?
“En casa, supongo”, admití, “mi papá se preguntará dónde estoy.”
“Llámalo”, Lisa sugirió, “Ahora que las presentaciones han terminado, puedes quedarte a pasar el rato, si quieres.”
“Podríamos pedir pizza”, sugirió Alec. Luego, cuando Lisa, Brian y Perra hicieron muecas, él agregó: “O tal vez todos están hartos de pizza y podríamos pedir otra cosa.”
“¿Te quedas?” Brian lo hizo una pregunta.
Eché un vistazo a Perra. Estaba sentada en la mesa detrás de uno de los sofás y parecía un desastre, con un vendaje ensangrentado sobre una oreja, una mancha de sangre debajo de la nariz y los labios, y un poco de verde alrededor de las agallas que sugería que se sentía un poco descompuesta. Con ella en ese estado, no me sentí particularmente amenazada. Permanecer significaba que podía trabajar formando un lazo y quizás ahondar un poco para obtener más información. También extrañaba socializar con la gente, incluso si era bajo falsas pretensiones con un grupo que incluía una sociópata aparente. Había sido un día apestoso. Poder solo pasar el rato sonaba bien.
“Está bien”, decidí, “Sí, creo que me gustaría.”
“El teléfono está en la cocina si quieres llamar a tu padre”, dijo Lisa.
Miré por encima de mi hombro mientras me dirigía al otro lado del loft. Los otros se acomodaron en los sofás, con Alec encendiendo el televisor mientras Lisa y Brian se tomaban un segundo en limpiar.
Encontré el teléfono y llamé a mi papá.
“Hola papá”, le dije, cuando escuché que recogían el teléfono.
“Taylor. ¿Estás bien? “Parecía preocupado. Era muy inusual, supuse, que yo no estuviera en casa cuando él regresó del trabajo.
“Estoy bien, papá. ¿Esta bien si salgo con algunas personas esta noche?”
Hubo una pausa.
“Taylor, si hay alguien que te hacer hacer esta llamada… los matones o alguien más, dime que todo está bien. Si no estás en problemas, dime el nombre completo de tu madre.”
Me sentí momentáneamente avergonzada. ¿Era tan inusual para mí pasar el rato con la gente? Sabía que mi padre solo trataba de mantenerme a salvo, pero estaba al borde de lo ridículo.
“Annette Rose Hebert”, le dije, “Realmente papá, está bien.”
“¿Estás realmente bien?”
Mi mirada recorrió la cocina, observando los detalles, mientras le daba mis garantías.
“Mejor que nunca. Como que hice algunos amigos”, dije.
Mis ojos se posaron en la mesa del comedor. Había una pila de dinero, envuelta con una banda de papel, tal como había sido el dinero en la lonchera. Además del dinero, claro como el día, estaba el metal gris oscuro de una pistola.
Mi atención atrapada por el arma, apenas capte la pregunta de mi padre. “¿Cómo son?”
“Parecen buenas personas”, mentí.
[1] Tylenol: Marca de paracetamol, un analgésico.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.22 02:07 master_x_2k Insinuación IV

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

__________________Insinuación IV___________________

“Ella no le agrada a nadie. Nadie la quiere aquí “, dijo Julia.
“Que perdedora. Ni siquiera entregó el proyecto de arte importante, el viernes pasado “, respondió Sophia.
“Si ni siquiera va a intentarlo, ¿para qué venir a la escuela?”
A pesar de la forma en que sonaba la conversación, me estaban hablando a mí. Solo estaban fingiendo hablar el uno con el otro. Era a la vez calculador en cómo mantenían una coartada creíble mientras que al mismo tiempo actuaban totalmente juveniles fingiendo que yo no estaba allí. Una mezcla de inmadurez mezclada con astucia de una manera que solo los estudiantes de secundaria podían lograr. Me habría reído de lo ridículo era, si no hubiera sido a costa mía.
En el momento en que salí del aula, Emma, ​​Madison y Sophia me acorralaron contra una esquina, con otras seis chicas que las respaldaban. No podía escabullirme entre ellas sin que me empujaran o codearan hacia atrás, así que no pude hacer mucho más que apoyarme contra la ventana, escuchando mientras ocho de las chicas repetían una interminable serie de burlas e insultos. Antes de que una chica terminara, otra comenzaba. Todo el tiempo, Emma se quedó atrás y se mantuvo en silencio, con la más leve de las sonrisas en su rostro. No podía mirar a los ojos de ninguna de las otras chicas sin que me apuntara un nuevo torrente de insultos directamente a mi cara, así que solo miré furiosa a Emma.
“La chica más fea de nuestro grado”.
Apenas pensaban en lo que estaban diciendo y muchos de los insultos no tenían sentido o eran contradictorios. Una diría que yo era una puta, por ejemplo, luego otro podría decir que un tipo vomitaría antes de tocarme. El punto no era ser ingenioso, ser inteligente o dar en el blanco. Se trataba más bien de transmitir el sentimiento detrás de las palabras una y otra vez, de hacer que haga mella. Si hubiera tenido un momento para interrumpir, tal vez podría haber pensado en algo para contestarles. Si podía detenerlas un momento, probablemente no podrían volver a ese ritmo con los insultos. Dicho esto, no pude encontrar las palabras, y no hubo ninguna apertura en la conversación en la que no fueran a hablar sobre mis palabras.
Si bien esta táctica en particular era nueva para mí, ya había aguantado cosas como esta durante un año y medio. En cierto punto, llegué a la conclusión de que era más fácil quedarse ahí y aguantarlo, cuando se trataba de la mayoría de los ataques. Querían que luchara, porque todo estaba a su favor. Si me defendía e igual ‘ganaban’, entonces solo servía para alimentar sus egos. Si salía adelante de alguna manera, entonces se volverían más persistentes y crueles para la próxima vez. Entonces, por la misma razón por la que no había luchado contra Madison por la tarea que me había quitado, simplemente me apoyé contra la pared junto a la ventana y esperé a que se aburrieran con su juego o les diera hambre suficiente como para irse a comer sus almuerzos.
“¿Qué usa ella para lavarse la cara? ¿Un estropajo?
“¡Debería! ¡Se vería mejor! ”
“Nunca habla con nadie. Tal vez ella sabe que suena como una retrasada y mantiene la boca cerrada “.
“No, no es tan inteligente”.
No más de un metro detrás de Emma, ​​pude ver al Sr. Gladly saliendo de su salón de clases. La diatriba no se detuvo cuando lo vi meter una pila de carpetas bajo un brazo, encontrar sus llaves y cerrar la puerta.
“Si fuera ella, me mataría”, anunció una de las chicas.
El señor Gladly se volvió para mirarme a los ojos.
“Me alegra que no tengamos gimnasio con ella. ¿Te imaginas verla en el vestuario? Me da arcadas “.
No sé qué expresión tenía en la cara, pero sé que no me veía feliz. No hace menos de cinco minutos, Gladly había estado tratando de convencerme de ir con él a la oficina y decirle al director sobre el acoso. Lo miré cuando me vio de forma triste, movió las carpetas a su mano libre y luego se fue.
Estaba aturdida. Simplemente no podía comprender cómo podía ignorar esto. Cuando él había estado tratando de ayudarme, ¿se había estado cubriendo el culo, haciendo lo que se le pedía ante una situación que no podía ignorar? ¿Acababa de darse por vencido conmigo? Después de tratar de ayudar, a su manera completamente ineficaz, después de que rechacé dos veces su oferta de ayuda, ¿simplemente decidió que no valía la pena el esfuerzo?
“Deberías haber visto a su grupo fracasar en clase recién. Fue doloroso de ver “.
Apreté mi puño, luego me obligué a relajarlo. Si todos fuéramos muchachos, este escenario sería totalmente diferente. Estaba en la mejor forma de mi vida. Pude haber dado algunos golpes desde el principio, haber causado una o dos narices sangrientas, tal vez. Sé que habría perdido la pelea al final, siendo empujado al suelo por la superioridad numérica y pateado mientras estaba en el suelo, pero las cosas habrían terminado allí, en lugar de seguir estirándose como pasaba aquí. Me habría dolido físicamente después durante días, pero al menos habría tenido la satisfacción de saber que algunos de los otros también estaban sufriendo, y no tendría que soportar esta andanada de insultos. Si había suficiente daño, la escuela tendría que darse cuenta, y no podrían ignorar las circunstancias de una pelea de uno contra nueve. La violencia llama la atención.
Pero las cosas no funcionaban de esa manera aquí. Las niñas jugaban sucio. Si atacaba a Emma, ​​ella corría a la oficina con una historia inventada, y sus amigos respaldaban su versión de los acontecimientos. Para la mayoría, ir a llorarle a los maestros era un suicidio social, pero Emma era más o menos la reina de clase. Si ella fuera al director, la gente solo se tomaría las cosas más en serio. Para cuando volviera a la escuela, habrían difundido la historia a través de los chismes de una manera que me haría parecer un psicópata total. Las cosas empeorarían. Emma sería vista como la víctima y las chicas que previamente habían ignorado el acoso se unirían al bando de Emma.
“Y apesta”, dijo una niña, sin convicción.
“Como uvas y jugo de naranja caducos”, interrumpió Madison con una pequeña sonrisa. ¿Nuevamente sacando lo del jugo? Sospeché que una había sido su idea.
Parecía que se estaban quedando sin vapor. Pensé que solo faltaban uno o dos minutos para que se aburrieran y se marcharan.
Parecía que Emma tenía la misma impresión, porque dio un paso adelante. El grupo se separó para darle espacio.
“¿Cuál es el problema, Taylor?” Emma dijo, “Te ves alterada”.
Sus palabras no parecían encajar en la situación. Había mantenido mi compostura por el tiempo que llevaban allí. Lo que había sentido era más una mezcla de frustración y aburrimiento que cualquier otra cosa. Abrí la boca para decir algo. Un “jodete” sin clase habría sido suficiente.
“¿Así que, tan molesta que lloraras hasta dormir toda la semana?”, Preguntó.
Mis palabras murieron en mi garganta mientras procesaba sus palabras.
Casi un año antes de que comenzáramos la escuela secundaria, yo había estado en su casa, las dos desayunábamos y escuchábamos música demasiado fuerte. La hermana mayor de Emma había bajado con el teléfono. Habíamos bajado la música, y mi padre había estado en el otro extremo, esperando decirme con voz quebrada que mi madre había muerto en un accidente automovilístico.
La hermana de Emma me había llevado a mi casa, y había llorado todo el camino hasta allí. Recuerdo que Emma también lloraba, por simpatía, tal vez. Pudo haber sido el hecho de que ella pensó que mi madre era la mejor adulta del mundo. O tal vez fue porque realmente éramos mejores amigos y ella no tenía idea de cómo ayudarme.
No quería pensar en el mes que siguió, pero me vinieron a la mente fragmentos sin que yo lo pidiera. Podía recordar haber escuchado a mi padre reprender el cuerpo de mi madre, porque ella había estado enviando mensajes de texto mientras conducía, y era la única culpable. En un punto, apenas comí durante cinco días seguidos, porque mi padre estaba tan echo un desastre que no me registraba. Eventualmente, recurrí a Emma en busca de ayuda, pidiendo comer en su casa durante unos días. Creo que la madre de Emma se dio cuenta de las cosas y le dio una charla a mi padre, porque comenzó a arreglar las cosas. Establecimos nuestra rutina, para no volver a desmoronarnos como familia.
Fue un mes después de que mi madre murió que Emma y yo nos encontramos sentadas en el puente de una estructura de juegos para niños en el parque, con los traseros fríos por madera húmeda, bebiendo café que habíamos comprado en Donut Hole[1]. No teníamos nada que hacer, así que habíamos estado caminando y hablando de lo que sea. Nuestro vagar nos había llevado al patio de recreo, y estábamos descansando nuestros talones.
“Sabes, yo te admiro “, ella había dicho abruptamente.
“¿Por qué?” Yo había respondido, completamente desconcertada por el hecho de que alguien hermosa e increíble y popular como ella pudiera encontrar algo que admirar en mí.
“Eres tan resistente. Después de que tu madre murió, estabas totalmente echa pedazos, pero lo tienes todo bajo control después de un mes. No podría hacer eso “.
Podía recordar mi admisión, “No soy resistente. Puedo mantenerlo bajo control durante el día, pero lloré hasta dormirme una semana entera “.
Eso fue suficiente para abrir empezar a soltar mis lágrimas, allí mismo. Me dio su hombro para llorar, y nuestro café estaba frío antes de que terminara.
Ahora, mientras miraba boquiabierta a Emma, ​​sin palabras, su sonrisa se amplió. Ella recordó lo que había dicho entonces. Ella sabía los recuerdos que evocaría. En algún momento, ese recuerdo había cruzado por su mente, y ella había decidido usarlo como arma. Ella había estado esperando arrojarlo sobre mí.
Carajo, funcionó. Sentí el rastro de una lágrima en mi mejilla. Mi poder rugió en los bordes de mi conciencia, zumbando, presionándome. Lo suprimí.
“¡Lo está haciendo! ¡Está llorando! “Madison se rió.
Enojada conmigo misma, froté mi mano sobre mi mejilla para apartar la lágrima. Más ya estaban surgiendo, listas para tomar su lugar.
“¡Es como si tuvieras un superpoder, Emma!”, Soltó una de las chicas.
Me había quitado la mochila para poder apoyarme contra la pared. Me estiré a levantarla, pero antes de que pudiera, un pie se enganchó a través de la correa y me la arrancó. Levanté la vista y vi al dueño del pie, Sophia, de piel oscura y esbelta, sonriéndome.
“¡Oh-por-dios! ¿Qué está haciendo? “Dijo una de las chicas.
Sophia estaba apoyada contra la pared, con un pie casualmente apoyado en la parte superior de mi mochila. No pensé que valiera la pena pelear contra ella, si eso le daba la oportunidad de continuar su juego. Dejé la bolsa donde estaba y me abrí paso entre las chicas, golpeando a un espectador con mi hombro lo suficientemente fuerte como para hacerlo tropezar. Corrí hacia la escalera y salí por las puertas en la planta baja.
Hui. No lo comprobé, pero era probable que estuvieran mirando desde la ventana al final del pasillo. Realmente no importaba. El hecho de que acababa de prometer pagar treinta y cinco dólares de mi propio dinero para un libro de texto de “Asuntos Globales” para reemplazar el que había sido empapado con jugo de uva no era mi principal preocupación. Incluso cuando era todo el dinero que me quedaba después de comprar las piezas para mi disfraz. Mi proyecto de arte de mitad de curso también estaba en mi bolso, recién reparado. Sabía que no recuperaría nada en una pieza, si es que recuperaba algo.
No, mi principal preocupación era salir de allí. No iba a romper la promesa que me había hecho a mí misma. No usar poderes contra ellas. Esa era la línea que no iba a cruzar. Incluso si hiciera algo completamente inofensivo, como darles piojos a todas, no confiaba en mí misma para detenerme allí. No confiaba en mí misma para no ofrecer pistas descaradas de que tenía poderes o arruinar mi identidad secreta solo para ver la expresión de sus caras cuando se dieran cuenta de que la chica a la que habían estado atormentando era un superhéroe autentico. Era algo sobre lo que no podía evitar fantasear, pero sabía que las ramificaciones a largo plazo lo arruinarían.
Quizás lo más importante, racionalicé, era mantener los dos mundos separados. ¿De qué servía el escapismo, si el mundo al que estaba escapando estaba embrollado con las personas y las cosas que trataba de evitar?
Antes de que la idea de volver a la escuela siquiera se me hubiera pasado por la cabeza, me pregunté qué iba a hacer para ocupar mi tarde.
[1] Cadena ficticia similar a Dunking Donuts o Starbucks.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.12.26 19:02 roberjames92 Videojuegos: Kingdom Hearts Remixed (Continuación)

Kingdom Hearts 1.5 HD Remix - Orfebrería: Materiales y localización http://roberjames92.tumblr.com/post/136836452415/videojuegos-kingdom-hearts-remixed-continuación http://extramasquemusicaylibros.blogspot.com.es/2015/08/videojuegos-kingdom-hearts-remixed.html IMPORTANTE. LEER ANTES DE USAR ESTA GUÍA.
Cuando llegas a un mundo, es altamente probable que el enemigo especial que toque aparezca a la primera. Es decir, si ves que el enemigo especial no sale, vuelve a la nave gumi, vuelve a aterrizar y vuelve a entrar en la zona donde se supone que debería de estar. En muchos casos, como sucede en Agrabah, con tocar el punto de control y volver puede volver a aparecer de inmediato. Las habilidades Buena Suerte y Más Premios, equipadas en los tres personajes, hacen que aparezcan con más frecuencia estos objetos. Las Setas Blancas podrán dejar caer Gotas Pletóricas una vez uses tres veces seguidas y de forma correcta el mismo hechizo en la misma seta, es decir, usa tres veces Piro cuando te haya pedido tres veces piro y, además del Diploma Piro, tendrás la oportunidad de recibir una Gota Pletórica. Los Hongos Negros también dejan caer éste objeto, siempre que los elimines con un Golpe Crítico (usa a Simba para esto), así como las Trufas Raras (nada recomendable). Parece ser que la habilidad Más Encuentros activada reduce la posibilidad de encontrar a los enemigos especiales en sus zonas asignadas. Casi todos los enemigos aparecen en Fin de los Mundos, en la sección Mundos Cautivos Las localizaciones indicadas en esta guía son las correspondientes a los mundos donde aparecen los enemigos una vez hemos cerrado Bastión Hueco. Los mundos indicados son los que yo he hecho para conseguir los objetos, no significa que sean los únicos lugares, pero sí los que yo he encontrado más cómodos para farmear objetos. GUIA, RESUMEN Objetos normales: Guijarro Bravo: Grandullón, Soldado Guijarro Fuerte: Primate X, Primate Y (Ambos en Selva Profunda) Trozo de Mitrilo: Alacrán de Tinaja, Archibégimo (final de la primera sección de Fin de los Mundos) Guijarro Claro: Sombra (Cuarto Misterioso del País de las Maravillas cuando van a aparecer las Gigasombras, Cementerio de Ciudad de Halloween - donde salen las Setas Blancas), Gigasombra Guijarro Vital: Réquiem Verde (Selva Profunda) Guijarro Ígneo: Nocturno Rojo (Bastión Hueco -delante de la puerta que lleva al Vestíbulo, justo después de Aguas Trepadoras, Monstruo) Guijarro Frío: Rapsodia Azul (Cuarto Misterioso, País de las Maravillas) Guijarro rayo: Ópera Amarilla (Cuarto Misterioso, País de las Maravillas) Mitrilo: orfebrería, cofres, ciertas recompensas de minijuegos Piedra Vital: Fantasma farol (Monstruo) Piedra Brava: Soldado Volador (Nunca Jamás) Piedra Ígnea: Bandido Obeso, Bandido (Agrabah) Piedra Fría: Neón marino, Neón Gigante (Atlántica) Piedra Rayo: Acuatanque, Helinauta -parece haber mayor probabilidad de drop si les lanzas Electro- (Atlántica) Orichalcum: orfebrería, cofres, ciertas recompensas de minijuegos, tienda de los sobrinitos en Ciudad de Paso Piedra Clara: Osado Caballero, Gárgola (Ciudad de Halloween) Piedra Fuerte: Pirata, Pirata Volador, Barco de Guerra (Nunca Jamás) Gota Pletórica: Setas Blancas (la misma magia tres veces seguidas cuando la pida), Trufa Rara Viento Recio: Invisible, Estrella Angelical (Fin de los Mundos) Cristal Puro: Brujo (Bastión Hueco) Cristal Vital: Defensor (Bastión Hueco, Ciudad de Paso) Cristal Claro: Bola Oscura (Bastión Hueco, Ciudad de Paso, Fin de los Mundos), Gigasombra Cristal denso: Wyvern (Bastión Hueco, Ciudad de Paso) Materia Oscura: orfebrería, cofres, ciertas recompensas de minijuegos
Objetos de enemigos especiales: Roca Luminosa: del enemigo especial Balada Negra. Uno de los lugares en los que éste enemigo aparece es el Bosque de Bambúes de Selva Profunda. Éste enemigo crea copias de sí mismo, que son invulnerables al daño. Para localizar al auténtico, una vez cree las copias, permanece atento. Uno de ellos "temblará", es el auténtico para acto seguido mezclarse entre ellos. Debes permanecer atento y localizar al que temblaba y golpearle. No es necesario matarlo para que deje caer la Roca Luminosa, la puede dejar caer al primer golpe Roca Brava: del enemigo especial Gigasombra, que aparece en el Cuarto Misterioso de El País de las Maravillas cuando eres pequeño (entra desde el Palacio Real). Si ves que en lugar de los enemigos habituales sale un grupo de pequeñas Sombras, es que el enemigo va a aparecer. Después de tres rondas de Sombras, aparecerá un grupo de Gigasombras. Cuidado, porque si una Gigasombra golpea a Sora, desaparecerá. Usa habilidades que te hagan invulnerable, como Tiro, Estocada o invoca a Dumbo. Roca Fuerte: del enemigo especial Avizor Salvaje, que aparece en el Distrito 2 de Ciudad de Paso. Posiblemente el peor de los enemigos especiales. Si te detecta, no te molestes en seguir luchando. La mecánica es en un principio sencilla: lanza Paro en cuanto lo tengas a tiro, antes de que te detecte, acércate y golpea. Huye. Cuando te alejes, aparecerán dos más. Repite. Cuando los elimines, aparecerán tres. Repite. Así hasta la saciedad, cuantos más matas, más posibilidades hay de que deje caer la Roca Fuerte, llegará un momento en que volverá a salir un sólo Avizor Salvaje, después dos, tres... si te detectan, no te molestes en seguir luchando, lo primero porque no te darán nada y lo segundo porque llevas las de perder Roca de Mitrilo: del enemigo especial Alacrán de Tinaja, que aparece en Puertas de Palacio en Agrabah. Al entrar en la zona, si ves que está plagada de tinajas es que en uno está el bicho. Antes de empezar puedes conseguir puntos de experiencia extra: intenta empujar las tinajas caminando hacia ellas, si encuentras una que no se mueve, en esa está el Alacrán. Rompe el resto para conseguir al de EXP exta, además de aumentar las posibilidades de drop del objeto y poder conseguir incluso alguna Roca mientras lo haces. Pero vamos al grano: para eliminar a éste enemigo necesitas lanzar sobre ti mismo Aero y golpearlo. No lo dañarás, pero lo provocarás, te intentará atacar y rebotará contra Aero, cayendo de espaldas. Es entonces cuando puedes dañarlo. Una vez se levante, repite. Es posible que el objeto aparezca como drop también por simplemente romper tinajas. Cristal Sereno: del enemigo especial Níscalo Rosa. Éste enemigo sale en Atlántica con bastante frecuencia, pero el lugar más sencillo para conseguir su drop es en la Casa del Árbol de Selva Profunda. Nada más entrar en la zona, si ves una seta blanca es que el Níscalo Rosa aparecerá. Simplemente lanza Paro contra las tres setas blancas que deambulan por la zona y el enemigo aparecerá en medio de la casa. Acto seguido, lanza Aero sobre tí mismo y después Paro sobre el Níscalo Rosa. Debes conseguir tantos impactos como sea posible, de ahí lanzar Aero, para que cada impacto cuente por dos. A mayor número de impactos antes de que termine el efecto de Paro, mejor será la recompensa. Roca Ígnea: del enemigo especial Quimera, que aparece en Ciudad de Halloween, en Restos de la Mansión. El sistema para derrotar a éste enemigo es sencillo: tiene una barra de vida simple, que al vaciarse hace aparecer una segunda barra de vida, que es la auténtica. En ese momento aparecerán unas esferas de colores, que debes golpear para hacerle daño. El objeto no aparece solamente al eliminar a Quimera, también puede aparecer al golpear una de las esferas de colores. Roca Fría: del enemigo especial Gran Fantasma, que aparece en Monstruo, en el Estómago. Para eliminarlo debes lanzarle objetos curativos de cualquier tipo hasta que agotes su barra de vida. Eso sí, de cuanta mayor categoría sea el objeto, mayores posibilidades hay de que deje caer la Roca, siendo un Omnielixir un 100% de drop del objeto. Roca Brillante: del enemigo especial Globo de Combate. Éste enemigo aparece en Nunca Jamás, en la cubierta del barco (el mismo lugar donde hemos peleado contra el Capitán Garfio). No sé exactamente qué decir de éste enemigo, huye nada más verte, por lo que tienes que volar rápidamente hacia él mientras te tira Helinautas que si los golpeas tú dan bastante experiencia, si llevas Aero puedes evitar tener que defenderte de ellos. Date prisa, porque el bicho huye rápido. Roca Recia: del enemigo especial Neosombra, que aparece en Fin de los Mundos, en Cruce de los Mundos (la última sala del juego antes del punto de guardado final). No sé qué decir sobre estos enemigos, no me han ofrecido ninguna resistencia, son bastante rápidos pero mueren a base de golpes normales. Roca de Poder: del enemigo especial Soldad Bribón, que aparece en Bastión Hueco, en el Gran Salón, cerca de la Cerradura. Éste enemigo es invisible... y poco más que decir, mátalo rápido, puedes probar a usar Paro. Si tardas, desaparecerá, así que date algo de prisa. Aparecen varios mientras avanzas, uno al principio y otro al final. El primero aparece camuflado entre los enemigos, así que es fácil de pasar por alto, mientras que el segundo aparece en lo alto de las escaleras al eliminar a todos los enemigos. Cuidado, porque al dañarlo y perder el camuflaje queda aturdido. Al levantarse se esfuma. 99 Dálmatas En Kingdom Hearts, Sora tendrá que recuperar a los cachorros dálmata perdidos a lo largo de todos los mundos en cofres de tres en tres, para obtener objetos o mejoras. Esta es la localización de los cofres. Ciudad de Paso 1 a 3: Estudio de Mago, mira detrás del Estudio del Mago, encima de una roca. Tienes que conseguir la habilidad Planeador para cogerlos. 4 a 6: Callejón, tras un muro de cajas, usa el Trío Destructor en el Distrito 1 para conseguirlos. 7 a 9: Tienda Moguri, usa el Trío Acrobático para entrar. 10 a 12: Alcantarillas, usa el Trío Destructor para romper los barrotes del Alcantarillado. País de las Maravillas 13 a 15: Ve al patio de la Reina. Hay un cofre en el techo, cerca de la salida. 16 a 18: Ve al bosque y descubrirás un cofre azul en los árboles. 19 a 21: Utiliza la salida de arriba y deslízate a la Fiesta de Te del Sombrerero Loco. 58 a 60: En el palacio Real. Encima de los arbustos. En Kingdom Hearts Final Mix, en el Bosque de Lotos busca la entrada al Jardín del Té que hay en el suelo pero no entres, usa las plantas para llegar a una salida que hay justo arriba, llegarás al Cuarto Misterioso. Aquí enciende las lámparas hasta que aparezca un cuadro, entra en él para llegar al Bosque de Lotos. Usa Electro bajo las campanillas. Coliseo del Olimpo 22 a 24: Busca la Marca Trío Brincador en la entrada y actívala. Selva Profunda 25 a 27: Cuando saltes sobre los hipopótamos, busca el cofre cerca de una parra. 28 a 30: Ve a la jungla alta y busca los perros de turno en las ramas de los árboles. 31 a 33: En un trío del nivel superior, al lado de la puerta que llega a la casa del árbol. 34 a 36: Activa la Marca Trío cerca de la salida del campamento. Agrabah 37 a 39: Ve a la casa de Aladdín y busca un cofre. En Kingdom Hearts Final Mix, están en la sala del tesoro, el cofre más cercano a la puerta por donde entras. 46 a 48: Ve a la Sala Oculta lleva a Aladin, toca el tesoro y activa dos cofres. 49 a 51: Ve a la cueva mágica y escúrrete hasta el pedestal. 52 a 54: Pon a Aladdín en tu grupo y activa el cristal en la sala de los tesoros. En Kingdom Hearts Final Mix, se debe ir a las puertas del castillo, y subir hasta la parte más alta. Ciudad de Halloween 40 a 42: Esta en el parche de la calabaza. 64 a 66: En la Colina de la luna entra por las puertas en forma de árbol. 67 a 69: En el trío blanco que hay en la colina de Luna. 70 a 72: En la Plaza de la Guillotina hay una estatua de una gran calabaza. Entra en su boca. Monstruo 55 a 57: En la tercera zona. Puedes verlos cerca de la salida superior del área 3. 73 a 75: Busca un cofre rojo en la boca. 76 a 78: Ve a las plataformas superiores del área 3 y mira alrededor. Salta y deslízate hasta el cofre. En Kingdom Hearts Final Mix, en el vientre 6, al principio de las escaleras. 79 a 81: En el área 5, busca un cofre en un barril, en la zona alta. País de Nunca Jamás 43 a 45: En la Torre del reloj. En Kingdom Hearts Final Mix, se debe ir a la cubierta del barco, están en el trío blanco que hay en la zona del timón. 82 a 84: En la columna de la bodega, la segunda habitación donde sales tras entrar en el mundo, se necesita la habilidad de vuelo para llegar al cofre. 85 a 87: Activa la Marca Trío dentro del barco. 88 a 90: En el cuartel de los capitanes, sobre la cama. Bastión Hueco 61 a 63: Tras rescatar a Kairi, En el gran salón, a la izquierda del lugar en el que se encuentra la cerradura. 91 a 93: Bastión Hueco: Cerca de las cascadas. 94 a 96: Fuera del castillo. Abre la puerta con el emblema y salta en el ascensor que se mueve. 97 a 99: Usa Gravedad y llega al cofre que flota fuera del castillo. Notas (Película y Videojuego) Sólo quince de los cachorros son hijos biológicos de Pongo y Perdita, el resto los adoptaron, pues no tenían a dónde ir. Algunos de los cachorros tienen nombre conocido: Lucky, Rolly, Patch, Penny, Dominó o Pecas son los más representativos. Si los reúnes a todos en KH, Pongo y Perdita te recompensaran con la colección Gumi completa y el hechizo Aero ++. -Marcas Trío Brincador-Azul (conseguido en Ciudad de paso) Ciudad de paso Distrito 1 -> Delante de las mesas del restaurante -> Te transporta a un balcón donde se encuentra una postal Distrito 1 -> En la esquina izquierda cerca de la salida del mundo. -> Entre 77 y 99 Platines Distrito 3-> En el callejón corriendo sobre la fuente de "La Dama y el Vagabundo". -> 99 Platines y una "Tienda de Campaña" Casa de Merlín -> En el piso cerca de la entrada principal -> Cantidad indeterminada de Platines y un omniéter. Wonderland Bosque de Lotos -> En el suelo a la derecha, donde le puedes dar una poción a la flor. -> 1 Éter, 1 Poción, 1 Tienda y cantidad indeterminada de PM Bosque de Lotos -> Después de que la roca que sale de la flor, hacerse grande y mover la roca en el agua, y volver atrás hacia abajo y luego saltar la a las plataformas de lotos en el área oculta. -> 1 "Tienda de Campaña" y PM Coliseo del Olimpo Puertas del coliseo -> Debajo de la estatua derecha. -> Dálmatas 22, 23, 24. Puertas del coliseo -> Debajo de la estatua izquierda. -> Trozo de Mitrilo Selva Profunda Campamento -> Cerca del laboratorio. -> Dálmatas 34, 35, 36 Copa de Árboles -> En la plataforma más alta, cerca de la entrada a la casa del arbol. -> Dálmatas 31, 32, 33 Agrabah Bazar -> En el piso, justo en el centro de la habitación -> Un omniéter y platines indeterminados. Cueva de las maravillas -> En la camara silenciosa, justo en frente de las escaleras. -> Gumi Electro. Monstruo Boca -> En la plataforma de la parte superior de la roca alta en el centro de la boca. -> 2 pociones, "cottage" y platines Vientre 5 -> En el piso, justo en frente de la entrada inferior al Vientre 6. -> Cottage y platines. Garganta -> En el suelo, justo al centro de la habitación. -> Trozo de Mitrilo y platines. Bastión Hueco Calabozo -> En el centro de la habitación -> 1 Omniéter, 1 Omnipoción, "Cottage" y bolas de VT Gran Cresta -> Ir al balcón inferior, cerca del punto de aterrisaje del elevador mágico de gran tamaño. -> 2 "Cottage" Omnielixir y PM. -Marcas Trío Destructor-Rojo (Conseguido en Selva Profunda) Ciudad de paso Distrito 1 -> Al final del callejón corto, detrás de la tienda de accesorios. -> Se abre el acceso al Callejón, al Hotel y a la Casa de los Dálmatas.Callejón -> En la rejilla del drenaje en el fondo del callejón. -> Acceso al canal secreto.Distrito 2 -> En la parte superior de la azotea del salón de los artilugios en el Distrito 2, a lo largo de la pared trasera -> Acceso a la cerradura. Agrabah Cueva de las maravillas -> En la sala del tesoro, frente a la estatua -> Trozo de mitrilo y platines. Ciudad De Halloween Mansión de Oogie -> En el cuarto de entrada, luego de cruzar el puente (en Kingdom Hearts I este Trío no puede ser desbloqueado si no se hace en el momento, ya que luego la Mansión desaparece). -> Trozo de Mitrilo Bastión Hueco Sala de entrada -> En el segundo piso, frente a la estatua de piedra con colmillos. -> Pieza de emblema -Marcas Trío Acrobático-Verde (conseguido en Agrabah) Ciudad de paso Tienda de accesorios -> Acceso a la tienda moguri Wonderland. Entrada de Conejo -> Donde Sora y el equipo entrán por primera vez al mundo. -> Elixir Sala Bizarra -> En la chimenea -> Trozo de mitrilo. Coliseo del Olimpo Puertas del coliseo -> A la izquierda de la entrada al mudno, cerca de las clasificaciones de las copas. -> Mitrilo. Selva Profunda Copa de Arboles -> Justo en el centro de la zona (es dificil de verlo debido al follaje del suelo). -> Trozo de mitrilo y bolas de VIT. Agrabah Tienda -> Frente al estante -> Ataque. Monstruo Boca -> En el techo de la casa de Geppetto; se requiere Salto de Altura. -> Trozo de mitrilo Neverland Camarote -> En el centro del camarote -> Acceso al camarote del Capitán. Bastión Hueco Librería -> En el segundo piso, en la zona igual al tablero y el Punto de Guardado. -> Alcanzar un libro del estante. -Marcas Trío Forzudo- Amarillo (conseguido en Coliseo del Olimpo) Ciudad de paso Casa de Merlín -> Detrás de la casa, frente a la pila de cajas de madera. -> Ataque Agrabah Cueva de las Maravillas -> En la Sala de Entrada, frente al Pilar. -> Acceso a la nueva camara, el "Sótano" Coliseo del Olimpo Portal -> Justo al frente de la piedra, que Fil desafia a que la muevan. -> Acceso a la cerradura. Nunca Jamás Bodega 2 -> En la puerta de la izquierda en el nivel superior. -> Orichalcum, Gummi-Daisipar, Aero y Dálmatas 85, 86 y 87 -Marcas Trío Detector-Blanco (conseguido en Bastion Hueco) Ciudad de paso. Canal Secreto -> En el medio de la cueva (donde hay una lna y unas estrellas), donde el canal corto conecta con el canal principal. -> Orichalcum. Wonderland Bosque de Lotos -> En el área cerrada, que puede ser alcanzada a traves de la pintura de la Sala Bizarra. -> Último recurso. Coliseo del Olimpo Puertas del coliseo -> En el centro del área. -> Mazo Letal Selva Profunda Cueva del corazón -> Frente a la cerradura -> Orichalcum. Agrabah Cueva de las Maravillas (Entrada) -> En el centro del suelo -> Gummi-Cometa. Ciudad De Halloween Colina de la luna -> A la izquierda de la entrada, cerca de un segmento de pared rota. -> Gummi-Cometa. Monstruo Vientre 6-> En la zona alta, detrás del "paso" más alto. -> Gummi-Electro++ Atlántica Palacio de Tritón -> Bajo la gran concha -> Orichalcum Neverland Barco Pirata -> En la popa -> Gummi-Meteoro. Bastión Hueco Aguas Trepadoras -> En la Piscina de poca profundida, donde Riku toma la Llave Espada. -> Gummi-Piro++ Lista de consejos para Kingdom Hearts: Re chain of memories. · 1 Para tener a Sora equilibrado, cada vez que suba de nivel en cifra impar es decir acabado en 1 3 5 7 9, súmale vida. Cuando sea en número par es decir, 0 2 4 6 8, súmale a la baraja. Si se al subir a un nivel en concreto aprende un ataque, que lo aprendan. · 2 Limpia cada sala que te veas es decir, golpea todo lo que veas para conseguir esferas de vida y de puntos moguri. · 3 En cada piso/mundo que visites por primera vez, aconsejo crear estas tres salas: La de casa moguri para la tienda, cualquier carta que puedas coger un cofre, pues en cada mundo tiene mínimo un cofre del tesoro. Y por ultimo una de guardar partida, esta la recomiendo justo antes de luchar contra el jefe de turno. · 4 Las cartas elite, es decir las que tiene el valor de la carta en dorado, ponla delante y gástala en tres cartas a la vez, pues esta no volverá aparecer, hasta el siguiente combate. Por ejemplo usando tres cartas piro para piro++, gasta la primera que cojas como la carta elite. · 5 Da igual el orden que escojas de los mundos, pues el número de salas crecerá según el orden del piso es decir, tanto si escoges primero el país de las maravillas o el Coliseo, te saldrá el mismo número de salas y el mismo orden de recorrido. · 6 El valor de las cartas que te piden para las tres puertas importantes de cada mundo, las que hacen avanzar en la historia te pedirán siempre el mismo para abrirla. · 7 Intenta gastar la cantidad justa de las cartas para crear salas que te pidan en especial si las tienes repetidas, no sea que gastes justo la que necesitas para más adelante. · 8 Golpea siempre a los sincorazon para darte ventaja en la batalla cuando los veas por el mapa, en parte esto es necesario para desbloquear uno de los trofeos. · 9 Si quieres el naipe de algún enemigo en concreto, deja a ese en último lugar por ejemplo, si quieres la carta del brujo, elimina a este sincorazon en último lugar. · 10 Lleva cartas cura de forma casi obligatoria, pues durante las batallas los sincorazon no sueltan esferas de vida, en su lugar las piedras que sueltan son la exp que ganas. · 11 Si vas a crear trucos con tus cartas, por ejemplo hielo++ usa la carta con menos valor para la combinación como la primera que cojas, pues esta no regresa al recargarse. · 12 Tras avanzar un poco en el juego, tras los combates los sincorazon soltaran una carta dorada, esta es para la puerta especial de cada mundo, cuando consigues una gástala allí mismo, pues no recibirás ninguna mas hasta gastarla. · 13 Mira las ventajas e inconvenientes de tus aliados, por ejemplo Aladdin consigue puntos moguri al golpear a los enemigos o Donald puedes ser hasta imprudente usándolo con ciertos enemigos. · 14 Como tienes para tres barajas, aconsejo usar una para los jefes, otra para experimentar combinaciones y la ultima la que uses normalmente. · 15 Durante los combates contra los jefes saldrá la carta Disney, cógela enseguida, pues te facilitara las cosas temporalmente. · 16 Ve directo a por los sincorazon más fuertes, en este caso los que sepas que usaran cartas de un número alto, para matarlos antes, pues si usas cartas de número alto podrás atacar tranquilamente a pesar de los demás enemigos. · 17 Piensa bien antes de atacar, pues vale más esperar y esquivar un ataque sino tienes una carta para bloquearlo que echar a perder tus cartas en el intento. · 18 A veces es mucho más seguro usar una única carta por ejemplo cura que abusar de sus otras dos formas más poderosas y perderlas en ese combate mas tarde. · 19 En especial para los jefes lleva algunas cartas 0 para eliminar sus combos · 20 Intenta tener una baraja equilibrada en ataque, magia, objetos y habilidades. · JEFES-Larxene Recibes: Thunder Larxene no es una Jefa difícil si siempre te mantienes a la ofensiva. Sus ataques no causan mucho daño. Su ataque de Stock es "Lightning Bolt", con el cual creará una corriente eléctrica que te dejará inconsciente por unos momentos. Las Ráfagas Eléctricas tampoco dañan mucho, y el relámpago puede ser esquivado si te mueves hacia los lados. Asegúrate de siempre mantenerte a la ofensiva para ganarle fácilmente. · JEFES-Riku Recibes: La carta Aero Derrotar a Riku no es difícil ya que por lo general te deja atacarlo antes de realizar sus ataques. Sin embargo, en ocasiones realiza un ataque que te deja inconsciente por unos instantes. Este ataque puede ser esquivado si estás muy cerca de él o si te alejas rápidamente de él. Siempre que tengas que recargar tu mazo, asegúrate de alejarte de él para que no te dañe. Si ves que te va a atacar con el ataque que te deja inconsciente, deja de recargar el mazo y mejor muévete. Una estrategia ofensiva también es útil contra este Jefe. · JEFES-Riku II Recibes: Warpinator Otra pelea en la que siempre te debes mantener a la ofensiva. No dejes de atacarlo y procura siempre estar cerca de él, para de esta forma no dejarle espacio para que ataque. Su ataque de Stock es Dark Firaga, el cual lanza una bola que tiene la capacidad de desviarse para pegarte. Sin embargo, suele fallar cuando estás muy cerca y un poco debajo de él. Riku volverá a huir cuando lo derrotes y no te quedará otra alternativa que seguir ascendiendo en busca de Riku/Naminé. · JEFES-Vexen Recibes: Mega-Ether Vexen tiene varios ataques. Si te anticipas a ellos los podrás esquivar. Freeze puede ser identificado fácilmente. Cuando veas que abre sus manos y da un grito extraño, empieza a correr y no te detengas hasta que veas que el ataque no te dio. También te intentará pegar con su escudo, pero no tienes porque preocuparte ya que muy pocas veces intenta esto. Su tercer ataque consiste en lanzarte una bola de hielo, la cual puede ser esquivada fácilmente si te mueves (solamente te la lanzará si estás enfrente de él). Evita atacar a Vexen utilizando ataques de hielo, ya que en vez de dañarlo terminarás recuperándole HP al Jefe. Como verás, Vexen trae un escudo poderoso. Sin embargo, ya debes tener práctica matando a enemigos que solamente pueden ser dañados por su parte trasera. Cuando estés viéndolo hacia el frente, lo más fácil es darte una voltereta para terminar detrás de él y golpearlo.
· JEFES-Vexen II Recibes: Su carta Vexen regresará. La técnica para derrotarla es la misma que la vez pasada (pegarle por detrás para evitar que utilice su escudo para cubrirse de tus golpes). La única diferencia es que ahora ella es más agresiva y cuenta con más ataques. Sus ataques de "Stock" son bastante fuertes, así que intenta evadirlos. Freeze: Te intentará congelar. Corre cuando veas que eleva las manos. Ice Needles: Picos de hielo te perseguirán. Es muy complicado esquivarlos, y la única forma de no ser dañado es realizarle un Card Break a Vexen con la carta "0". Antes de nada, recomiendo que tengas dos o más Cartas para curar en tu mazo, y de niveles altos, ya que la mayoría de las cartas de Vexen son también de niveles altos y querrás evitar que te haga Card Breaks. El mejor momento para curarte es cuando él está recargando su mazo, ya que no te atacará y tampoco te puede hacer un Card Break. Recuerda atacarlo por detrás y darte volteretas para posicionarte detrás de él. · JEFES-Riku III Recibes: Mega Potion Dark Firaga es el ataque de Riku. Puede ser esquivado dando una voltereta o, simplemente, estando cerca de él (El Firaga te pasará sin dañarte). Para derrotar a Riku III encontré que lo mejor es estar siempre a la ofensiva y lo más pegado hacia él. Tener cartas con niveles altos también es bueno, ya que así evitarás que él te haga un "Card Break". Si tienes que curarte o recargar el mazo, vete a una esquina y hazlo ahí (aléjate de él para que no te ataque mientras haces esto). · JEFES-Darkside Recibes: Su carta Este Jefe cuenta con tres barras y media de vida; sin embargo, esto no significa que sea muy fuerte, sino que vas a tardar un poco más en derrotarlo. Debido a que el Jefe está muy alto y es muy difícil dañarlo por las piernas, la mejor opción es quedarte cerca de las piernas y esperar a que golpee el piso con su puño. Cuando esto suceda, dejará su mano por unos instantes cerca del suelo. Corre hasta ella y golpéala. Repite hasta que lo mates. Recuerda, si te mantienes cerca de sus piernas no te dañará el impacto causado cuando golpea el suelo. Si ves que realiza algún otro ataque, intenta golpearlo para realizar un "card break" y detener su ataque. Después de derrotar al Jefe, Sora encontrará a Naminé, quien le dice que no debería estar presente ahí. Naminé declara que ella no debería estar en el corazón de nadie y que Sora realmente no la estaba buscando a ella sino a otra persona. Por fin, Sora se dará cuenta que nunca conoció a Naminé y que realmente él debería de estar buscando a una persona que no reconoce (a Kairi). · JEFES-Riku IV Obtienes: Su carta (Riku) Riku IV es uno de los Jefes más poderosos. Para esta batalla recomiendo que arregles tu mazo de cartas para que tengas por lo menos tres cartas con valor de "0" y tres cartas que recuperen HP (preferiblemente que sean de valores altos para evitar que te hagan "Card Break". Por cierto, estas cartas son "Cure" [la de la hoja]). Riku IV realizará dos ataques especiales cuando acumula tres cartas. El primero de ellos es Dark Firaga; este ataque lo había empleado con anterioridad Riku, así que ya debes saber como esquivarlo (ponte detrás de él o haz una voltereta). · JEFES-Larxene II Recibes: Su carta Larxene es una Jefa más agresiva y rápida que Riku, por lo cual la estrategia cambia un poco. Trata de siempre mantenerte cerca de ella para estar atacándola, y cuando tengas que recargar el mazo, dirígete a una esquina. Asimismo, cúrate constantemente. Larxene cuenta con un par de ataques de "Stock", los cuales pueden ser "deshabilitados" con la carta de valor "0". Sin embargo, no son tan poderosos como el "Dark Aurora" de Riku IV. Recuerda siempre estar a la ofensiva para no permitirle realizar ataques. · JEFES-Axel Recibes: Su carta Para esta batalla necesitarás cartas con valores altos, así como varias que tengan el valor de "0". Siempre te deberás mantener a la ofensiva excepto cuando veas que realice uno de sus dos ataques poderosos: Firewall y Firetooth. Firewall consiste en hacer una barrera de fuego. Si te vas a un extremo, notarás que esta barrera tarda en llegar hacia ti. Puedes utilizar este tiempo para recargar tu mazo o buscar cartas para preparar tu ofensiva. Para esquivar la barrera de fuego, simplemente haz una voltereta. El segundo ataque, el de Firetooth, consiste en lanzar dos bolas de fuego. Éstas pueden ser esquivadas corriendo, si eres ágil, o dando volteretas. Sin embargo, si no te quieres arriesgar, utiliza una carta de valor 0 para cancelar su ataque. Recuerda curarte constantemente (ten por lo menos tres cartas de curar en tu mazo) y evita que tu vida baje a más de 3/4 de la barra verde. · JEFES-Marluxia Recibes: Su carta Nivel Recomendado: +-66 Marluxia es un jefe algo complicado, especialmente debido a que la mayoría de sus cartas son de niveles altos y a que tiene un ataque muy poderoso. Marluxia siempre estará a la ofensiva, por lo cual debes de tratar de utilizar ítems curativos cuando esté recargando para evitar que te haga Card Break. Cartas que recomiendo para esta batalla son a) de ataque con niveles altos (de 7 para arriba), b) cartas de ataque con nivel de 0, y c) cartas curativas con niveles altos (por lo menos 4 de ellas). Asimismo, la carta del Dragón Maléfica te ayudará (te recomiendo que la habilites al inicio de la batalla). Si tienes la carta de Neosoldier, también te recomendaría que la utilizaras (después de utilizar la de Dragón Maléfica). El truco para esta batalla es siempre estar moviéndote, ya que la mayoría de sus ataques pueden ser esquivados de esta forma. Para esquivar el ataque de los pétalos, basta con que des una voltereta en el momento preciso (cuando los pétalos te van a cubrir). El ataque más fuerte de él es cuando da un golpe con su "hacha", deteniéndose durante un momento en una posición en la que parece que está agachado. Notarás que se queda detenido unos breves instantes después de hacer este ataque. Aprovecha ese lapso ya sea para curarte o para golpearlo. En lo que se refiere a técnicas específicas, puedes intentar utilizar Sleights de ataques físicos o Sleights que involucren a Cloud. · JEFES-Marluxia (Real y Robot) Marluxia no peleará solo. Estará utilizando una cosa que parece ser un robot (lo utiliza como vehículo). Primero céntrate en destruir una de sus manos. Para cuando hayas hecho esto, notarás que hay tres rosas (en forma de daga / opcional) flotando encima tuyo. Procede a destruirlas. Después de esto te atacará un poco (opcional) y se volteará. Ahora sí le puedes pegar al otro brazo. Hazlo hasta destruirlo. Una vez has destruido ambos brazos, te darás cuenta de que ahora sí tienes que enfocarte en Marluxia. Tendrá todas sus barras de HP llenas (color rojo), pero realmente no es tan difícil derrotarlo, pero sí es algo lento. Sus ataques: - Cuando se eleve se estará preparando para azotar el suelo. Cuando veas que va a impactar en el piso, rápidamente salta para esquivar el ataque. Puedes utilizar el tiempo en el que está flotando para recargar el mazo o recuperar HP. - Cuando desaparezca de la pantalla intentará embestirte. Cuando se te acerque, rápidamente haz una voltereta para esquivar su ataque. Si le logras hacer "Card Break" cuando hace este ataque, se detendrá en el centro de la pantalla y te podrás subir encima de él para continuar atacándolo. - Cuando aparezcan unas rosas circulando alrededor de él te lanzará unas ráfagas de "viento". Pueden ser esquivadas si saltas o das volteretas antes de que te impacten. Sin embargo, el método más efectivo es haciendo un "Card Break". - Cuando aparezcan varias rosas en forma de dagas encima de ti, tu velocidad disminuirá. Golpea las flores para destruirlas y hacer que la velocidad regrese a su estado normal. Las flores también te disparan si no las destruyes rápidamente. Por cierto, realizando un "Card Break" también las destruyes. Por lo general, realiza más de un mismo ataque a la vez. También recomiendo que aproveches al máximo el segundo ataque que enlisté para subirte a su robot y golpearlo directamente. Para dañar a Marluxia tendrás que saltar o enfocarlo para que el ataque sea exitoso. Esto es algo complicado ya que constantemente perderás el enfoque de él y terminarás golpeando el aire. Si tus cartas son de valor alto, no deberás tener ningún problema ya que la mayoría de las cartas que utiliza son de valor no-tan-alto. Recuerda que es una batalla algo larga, así que no te desesperes. · FINAL Cuando derrotes a Marluxia, el robot se destruirá y junto con él, presumiblemente, Marluxia. Solamente quedarán algunos pétalos. Al finalizar, Sora regresará al castillo y sellará la puerta con la Keyblade. Riku se irá después de confirmar que es un farsante, y luego Naminé dirá que las memorias que traen todos son como los eslabones en una cadena. Naminé lo único que hacía era agarrar los eslabones de las memorias y ordenarlos de una forma diferente; no destruía las memorias. Sin embargo, para que todos puedan recuperar sus recuerdos, necesita volver a deshacer los eslabones de las memorias para ponerlos en su forma original. En pocas palabras, Sora y los demás olvidarán lo que sucedió en el castillo. Sora es obligado a escoger entre mantener sus recuerdos antes del castillo o quedarse con los recuerdos a partir de cuando entró al castillo. Él escoge quedarse con los de antes de entrar al castillo. Antes de olvidar lo que sucedió en el castillo, Sora promete buscar a Naminé después para que puedan ser amigos. El juego concluye con las siguientes frases: Fading memories, reconstructed memories and a dream, a dream of you in a world without you Memorias desvaneciéndose, Memorias reconstruidas y un sueño, un sueño de ti en un mundo sin ti Fin >> Tercera parte (2.2)
submitted by roberjames92 to u/roberjames92 [link] [comments]


2016.08.24 09:12 curromucho Sociólogo alemán explica cómo la concentración de la riqueza minó la democracia y el Estado de Bienestar

http://ciperchile.cl/2016/08/23/sociologo-aleman-explica-como-la-concentracion-de-la-riqueza-mino-la-democracia-y-el-estado-de-bienesta
Europa sintetiza hoy muchas de las esperanzas, tragedias y contradicciones del mundo moderno. Basta mirar sus fronteras donde millones de familias sirias, afganas, iraquíes y libias esperan en campos de refugiados o mueren en el Mediterráneo intentando entrar a la que consideran la tierra de la seguridad. Los europeos han cerrado la frontera. Se sienten inseguros de su propio futuro y eso reduce la empatía y enfría el corazón. Hace casi dos meses los británicos decidieron abandonar la Unión Europea (el famoso Brexit) con el voto de 17 millones entre los que había desde nacionalistas xenófobos a simples trabajadores (usuales adherentes de la izquierda) hastiados del triunfo del mundo financiero y la decadencia industrial. Muchos creen que si se repitiera esa votación en cualquier país de Europa, los resultados no serían distintos pues en gran parte de ese continente las clases medias y populares se sienten acorraladas entre una elite cada vez más rica y las masas de inmigrantes cuyos países han sido destruidos.
La riqueza tienen un gran peso en esta tragedia, subraya el sociólogo alemán Wolfgang Streeck, director hasta el año pasado del prestigioso Instituto Max Planck para los Estudios de la Sociedad: “Los oligarcas de esos países que han sido devastados viven hace tiempo en Londres o en Nueva York. Y obviamente tienen buenas amistades con aquellos que invaden sus países y destruyen sus estados y sociedades”, dijo Streeck en un cuestionario que respondió para CIPER.
Son las clases medias y los pobres los que se ahogan en el Mediterráneo, o resisten con sus hijos atrapados en ciudades como Aleppo.
Debajo de conflictos que desde Chile tendemos a ver sólo como problemas de nacionalidades o religión, rezuma el viejo tema que, según Streeck, sigue siendo central para entender el mundo moderno: la acumulación de la riqueza.
La miseria que hay en zonas de América Latina, África o el Medio Oriente no puede ser curada a través de la emigración hacia Europa 
¿Qué puede hacer Europa con esos millones de desplazados que no son muy distintos a usted que lee o a mí que escribo? Sólo el año pasado Alemania recibió un millón de inmigrantes cuando Ángela Merkel decidió abrir la ruta a través de los Balcanes. Pero este año Merkel promovió un acuerdo europeo para que los cuatro millones que siguen esperando entrar sean llevados a campos de refugiados en Turquía, lo que fue denunciado por Médicos sin Fronteras como una política inhumana.
Otros países europeos han hecho cosas más controvertidas. El gobierno danés aprobó una ley para incautar a los refugiados bienes por más de US$1.500 y según informa CNN publicó anuncios en diarios de El Líbano, donde hay un millón de refugiados sirios, advirtiendo que no eran bienvenidos.
El caso danés es interesante, pues el ex candidato estadounidense, el demócrata Bernie Sanders, lo enarboló en su campaña como el modelo de organización social que debía seguir Estados Unidos. Sanders se hizo eco de las investigaciones del economista Miles Corak, quien en 2013 se preguntó si EE.UU., pese a que llevó la concentración de la riqueza a niveles inéditos en la historia de la humanidad (ver entrevista a Jeffrey Winters), seguía siendo la tierra de las oportunidades, el lugar en donde independiente de su origen social una persona podía prosperar trabajando duro. Corak mostró que el hijo del pobre estadounidense tiende a seguir siendo pobre y que el hijo del rico se mantiene en la riqueza (lo que no es muy distinto a Chile según los economistas Javier Núñez y Cristina Risco: con una probabilidad del 56% el hijo del rico seguirá perteneciendo al 10 % más rico de la población mientras que en Europa esa persistencia intergeneracional de la riqueza se reduce al 2%). Donald Trump
Donald Trump
Coincidiendo con las investigaciones de la OECD, Corak concluyó que para vivir el “sueño americano” de surgir a punta de esfuerzo había que irse a Dinamarca. Allí, donde los impuestos están entre los más altos del mundo, la equidad en la partida del hijo de un ingeniero y el de un taxista permite que el esfuerzo individual haga una diferencia.
Pero las familias que esperan con angustia en las fronteras de Europa una oportunidad para trabajar duro, enfrentan algo que el estudio de Corak no dice: el sueño danés es sólo para los daneses. O para los europeos y los ricos del mundo.
Hay una contradicción evidente en esto. El Estado de Bienestar está basado en el concepto de justicia social, que les reconoce a las personas derecho a cierto estándar de vida sólo por su condición de seres humanos. La fuerza moral de esta idea se cae a pedazos cuando es incapaz de proteger a niños, pues gran parte de esta discusión de la desigualdad se trata de eso: del destino de los niños ricos y pobres; del niño sirio Alan Kurdi muerto en una playa turca; del niño Omar Daqneesh rescatado de un bombardeo en Aleppo, cuyo rosto cubierto de sangre y polvo nos pregunta qué estamos haciendo; o de los cerca de 10 mil niños que han llegado a Europa solos, de los que no se sabe nada y que según la policía pueden haber caído en redes de abuso sexual.
Los estados de bienestar de Europa, cuyo discurso es proteger a las personas, ¿no pueden dar a la crisis de los refugiados una respuesta distinta a la de Donald Trump, quien prometió levantar un muro para defender a EE.UU. de la inmigración latinoamericana? ¿Cuál es la posición de la izquierda europea?, no la de Tony Blair, ex primer ministro del Reino Unido, quien se plegó irresponsablemente a la guerra contra Irak convocada por George Bush (como lo ha mostrado el informe Chilcot), sino de la izquierda que defiende la justicia social.
La pregunta hoy, incluso en países tradicionales de capitalismo democrático, es cuánto tiempo será posible aislar la economía de la intervención democrática sin tener que recurrir a métodos del estilo Pinochet 
Streeck, uno de los más respetados intelectuales de esa izquierda europea, no está por abrir las fronteras. Al menos mientras esa no sea una decisión democrática de los europeos. Y hoy claramente no lo es. Así lo explicó a CIPER:
-En el corto plazo la respuesta europea a la crisis debe ser ayudar a los sirios y a otras personas que están sufriendo, proveyendo infraestructura a los campos de refugiados en Turquía y Jordania y donde sea, incluyendo escuelas, hospitales y re-asentando a los más vulnerables en Europa occidental, por ejemplo, a las familias con niños pequeños o personas que tienen enfermedades. Pero la inmigración regular hacia los mercados de trabajo europeos debe ser examinada por separado, y debe ser regulada de manera que las condiciones de trabajo dignas y salarios dignos se puedan garantizar para todos, viejos y nuevos residentes, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos donde eso está garantizado para los primeros. Luego de eso necesitamos prepararnos para ayudar a los sirios, iraquíes y afganos y otros a reconstruir sus países una vez que la guerra termine y las fuerzas de ocupación se hayan ido.
Para subrayar la diferencia entre esta postura y la de Donald Trump, Streeck precisa que el rechazo a los inmigrantes que vocea el candidato estadounidense es, en realidad, engañoso. “Tengo la impresión de que la economía americana no podría existir sin inmigración de trabajadores de baja calificación provenientes de América Latina”, dijo a CIPER. Y agregó que si líderes como Trump demonizan a esos inmigrantes no es porque no los quieran, sino “porque eso les permite a las empresas contar con trabajadores incapaces de reclamar derechos sociales, usar los servicios sociales u organizarse en sindicatos”. Por ello, Streeck cree que si Trump gana las elecciones no hará nada en contra de la inmigración.
La situación en Europa –afirma Streeck- es distinta:
-Muchos países tienen salarios mínimos y extendidos estados de bienestar y no pueden, por muchos motivos, aceptar una doble situación del mercado de los trabajadores en la que los derechos sociales de los inmigrantes no sean reconocidos. Angela Merkel
Angela Merkel
Dado lo anterior, si Europa no limita el número de inmigrantes, pone una presión enorme sobre su Estado de Bienestar (que, como se verá luego, está ya malherido) y sobre las remuneraciones de sus clases medias y pobres. Son estos grupos los que se han comenzado a oponer a la inmigración. Su reacción, dice Streeck, “ha sido demonizada” por empleadores y dirigentes políticos, “como un nuevo despertar del nacionalismo”. Pero Streeck no ve en esa reacción nacionalismo, como tampoco ve humanitarismo en muchos empleadores y políticos que argumentan a favor de abrir las fronteras.
Para el sociólogo alemán muchos empresarios simplemente quieren que más inmigración “ayude a que los salarios bajen y así prevenir lo que llaman ‘cuellos de botella’ que es cuando la falta de mano de obra empuja las remuneraciones hacia arriba”.
Y sobre la decisión de Merkel de 2015 de abrir las fronteras, Streeck dice: “Dudo que sea beneficioso para Siria, África Occidental o Pakistán si nosotros descremamos sus economías y absorbemos a todos sus trabajadores capacitados, a sus científicos y emprendedores. Mi corazonada es que detrás de la política de refugiados alemana hay un vampirístico deseo de absorber los trabajadores calificados de los países que sufren todavía guerra y pobreza. Esto no puede ser en el interés de esos países”.
-Durante siglos Europa ha explotado los recursos de Asia, África y Latinoamérica. ¿No cabe esperar que Europa se haga cargo más activamente en los problemas de pobreza y de refugiados?
La miseria que hay en zonas de América Latina, África o el Medio Oriente no puede ser curada a través de la emigración hacia Europa. No soy filósofo así que no puedo decir si hay una obligación moral que constriña a los países occidentales a simplemente abrir sus fronteras. Como cientista y economista político puedo decir que, aunque uno puede razonablemente argumentar a favor de esa obligación, las mayorías políticas en Europa no la van a aceptar y se rebelarán, como ya lo están haciendo. Entonces, hay que encontrar otras maneras. Hay que destacar, por ejemplo, que los Estados Unidos, cuyas tropas están presentes en casi todos los lugares donde hay problemas, no han aceptado todavía a un solo refugiado de Siria. Ni siquiera dejan entrar a los intérpretes afganos que usaron para interrogar a los talibanes sospechosos, a pesar de que ellos son obviamente los primeros en ser asesinados cuando las tropas se vayan. Esos ciudadanos afganos ahora se presentan en las fronteras alemanas como refugiados. ¿Están obligados los europeos a dejarlos entrar? Tenga en cuenta también que Alemania y otros países europeos han fracasado hasta ahora en hacerles ver a sus aliados estadounidenses que sus intervenciones militares sin sentido son la mayor fuente de personas que abandonan sus países de origen en el Oriente Medio. Cuando haya paz ahí, habrá una inversión significativa, el comercio mejorará y esos países podrán empezar a desarrollarse de nuevo. MATANDO AL ESTADO DE BIENESTAR
Pese a sus contradicciones, Europa sigue siendo la inspiración de muchas de las reformas que algunos quisieran aplicar en Chile. Desde la educación finlandesa (pública, gratuita, sin selección de alumnos, ni competencia entre colegios y de alta calidad), hasta el sistema de salud inglés que garantiza atención sin costo a todos sus ciudadanos, o las ya citadas pensiones danesas. Muchas políticas europeas desafían las convicciones económicas que han gobernado Chile desde la dictadura. Las marchas estudiantiles de 2011 por la educación universitaria gratuita y las actuales manifestaciones en contra del sistema de AFP se alimentan de esa fuente.
Votar es muy importante. Pero debe tener consecuencias. Si un Estado no tiene otra opción que seguir las instrucciones de sus acreedores, no hace diferencia quién es elegido ni cómo 
Wolfgang Streeck cree que esas políticas son cada vez más difíciles de sostener y piensa que los chilenos debemos asumir que ya no podremos construir un Estado de Bienestar como el que disfrutaron los europeos en los último 50 años.
-Dado que el Estado de Bienestar está retrocediendo en el centro, ¿cómo podría emerger de nuevo en la periferia? -dijo Streeck a CIPER.
En un reciente artículo Streeck argumenta que parte de ese retroceso tiene que ver con cómo se construyó la Unión Europea (UE): “En vez de proteger a los ciudadanos del huracán que han provocado los mercados (especialmente en la crisis financiera de 2008), se transformó en un poderoso motor de liberalización al servicio de una profunda reestructuración de la vida social”. Y puntualiza que fueron los británicos los que durante el gobierno de la conservadora Margaret Thatcher “bloquearon el desarrollo de la UE como un estado supranacional de protección” y que en estos años padecieron lo que habían alimentado: su país se transformó en dos naciones, “una de ganadores que usan el mundo de la globalización como una extensión de su jardín, y la de los perdedores, expulsados del acceso a los bienes comunes”.
Lo mismo –dice Streeck- ha ocurrido en muchas partes de Europa, y en vez de estar los latinoamericanos avanzando hacia ese modelo, es Europa la que retrocede; son sus instituciones públicas las que se debilitan y se vuelven impotentes para regular los mercados y proteger a sus ciudadanos (“Hay sociedades capitalistas altamente desarrolladas que presentan similitudes preocupantes con los llamados países del Tercer Mundo”, dijo en una entrevista reciente). Bernie Sanders
Bernie Sanders
Europa, en la práctica, parece encaminarse hacia una democracia a la estadounidense, modelo que Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos sintetizó cuando en 2007 le preguntaron qué candidato presidencial apoyaba: “Tenemos la fortuna, gracias a la globalización, de que las decisiones políticas han sido largamente reemplazadas por las fuerzas del mercado global. Dejando el tema de la seguridad de lado, es difícil que algún candidato haga una diferencia. El mundo es gobernado por las fuerzas de mercado”.
Streeck afirma que los que se oponen a esa limitación de la soberanía nacional y buscan reponer el poder que alguna vez tuvo la democracia sobre los mercados –por ejemplo, el ex candidato presidencial Bernie Sanders, el movimiento “Podemos” en España, el laborismo de Jeremy Corbyn en Inglaterra, o Syriza en Grecia- “son combatidos con dientes y uñas. Los bancos centrales y las organizaciones internacionales como la Unión Europea están todavía pensando cómo suprimir o esterilizar estos movimientos”, dijo Streeck a CIPER.
En su último libro Comprando Tiempo: la crisis retrasada del capitalismo democrático (Verso, 2014), Streeck analiza cómo las democracias capitalistas europeas llegaron al punto en el que “la democracia representativa ya no representa nada” según afirma el sociólogo francés Christian Laval .
En esencia, Streeck sostiene que desde la Segunda Guerra Mundial hasta ahora las democracias europeas han enfrentado cuatro crisis importantes. De las tres primeras supieron salir manteniendo “la apariencia de que el capitalismo podía seguir proveyendo crecimiento material para todos”. De la última crisis (2008), Streeck no ve solución clara. De hecho, cree que la crisis sólo la ha pospuesto, y que las naciones desarrolladas están comprando tiempo. NO MAS SINDICATOS
La historia económica que reconstruye Streeck en su libro se enfoca en la tensión que existe entre trabajadores y capitalistas por la distribución de la riqueza. Y muestra como, década tras década, los que viven de su trabajo van perdiendo poder frente al 1% más rico. Más allá de lo discutible que pueden ser las interpretaciones que hace Streeck, su reconstrucción tiene la virtud de que vincula importantes fenómenos sociales (como reducciones tributarias, decadencia de los sindicatos y endeudamiento de las personas) que usualmente tienden a considerarse por separado.
Sostiene que tras la Segunda Guerra Mundial emergieron en Europa democracias que lograron establecer paz entre trabajadores y capitalistas a través de equilibrar los mercados con políticas de protección. Estos estados intervenían en la economía para generar crecimiento y corregir las consecuencias sociales de éste. Se financiaban principalmente con impuestos sobre los más ricos, lo que también tuvo el efecto de hacer que la desigualdad de ingresos no fuera tan alta.
Siguiendo la terminología del economista Joseph Schumpeter, Streeck denomina a este tipo de democracias Estado Recaudador (Tax State).
A fines de los ’60 el crecimiento económico de estos estados empezó a tambalear y la presión de trabajadores y sectores medios por más prosperidad -dice Streeck- amenazó a estas democracias con la primera gran crisis de legitimidad. Esa crisis logró ser aplazada de un modo inesperado: con inflación. “El truco fue posponer el emergente conflicto entre los recursos que recibía el capital y el trabajo introduciendo recursos adicionales, aunque estos existieran solo en el papel moneda y no en la realidad”, escribe Streeck en su libro.
La solución de hacer aparecer que la torta era más grande, a través de imprimir más billetes, duró poco tiempo pues las tasas de inflación se dispararon en todo el mundo: mientras el Reino Unido superaba el 20% anual a mediados de los ‘70, Estados Unidos se acercaba casi al 15% al comenzar la década de los 80. Dice Streeck que la reacción de los capitalistas fue entonces volcarse hacia el neoliberalismo; romper con el Estado de Bienestar que había permitido su crecimiento y la paz social hasta entonces y empujar organizadamente hacia la liberalización del capitalismo y la expansión de sus mercados en el ámbito local e internacional. Es entonces que el equilibrio entre las fuerzas del trabajo y el capital comenzó a inclinarse a favor de los segundos.
En el plano político este proyecto se hizo posible con el ascenso al poder de Ronald Reagan en Estados Unidos (1981-1989) y de Margaret Thatcher en el Reino Unido (1979-1990), ambos llevaron adelante un programa neoliberal caracterizado por la rebaja tributaria y la reducción de la intervención pública en la economía. Esa política fue exitosa en controlar la inflación, pero generó tasas crecientes de desempleo (en EE.UU. llegó al 20 % a comienzos de los ‘80) y volvió a encender la tensión entre trabajadores y capitalistas.
Streeck escribe que Reagan y Thatcher usaron entonces el poder del Estado para “disciplinar a las organizaciones de trabajadores”, las cuales hasta ese momento (siguiendo las ideas del economista John Maynard Keynes) se consideraban claves para redistribuir la riqueza, producir demanda agregada y crecimiento económico. Streeck menciona dos momentos cruciales. El primero es la huelga de los controladores aéreos estadounidenses de 1981. A las 48 horas de iniciada la huelga, Reagan despidió a todos los controladores y los reemplazó permanentemente. Joseph Mccartin, profesor de historia de la universidad de Georgetown, resalta que hasta esa huelga los sindicatos estadounidenses eran una fuerza política importante y que su rápida derrota mandó un potente mensaje a todo el país sobre la inseguridad de los trabajos y sobre el nulo rol que le asignaba a los sindicatos el emergente modelo neoliberal.
Creo que no hay correcciones de mercado posibles sin sindicatos, entendidos como organizaciones autónomas, capaces de negociar igual a igual con los empleadores en defensa de los intereses de sus miembros 
El segundo episodio es la huelga de los mineros del carbón en el Reino Unido. Se inició en 1984 cuando Thatcher anunció el despido de 20 mil trabajadores de las minas que manejaba el Estado y 120 mil mineros británicos paralizaron sus actividades. Lo que a Reagan le tomó menos de una semana a Thatcher le tomó un año. Finalmente no solo terminó despidiendo a más de 90 mil trabajadores y privatizando las minas que eran rentables, sino que fijó en el debate público una imagen de los sindicatos que sigue resonando hoy: los llamó el “enemigo interno”. En un discurso ante los miembros de su partido, Thatcher dijo: “Tuvimos que enfrentar a un enemigo externo en las Falklands”, pero en el caso del carbón “la lucha fue contra un enemigo interno mucho más difícil de vencer y más amenazante contra la libertad” (Ver “El enemigo interno” de Seulmas Milne).
Desde entonces la fuerza sindical comenzó a decaer en todo el mundo. Incluso fueron dejados de lado por la academia, como remarca Streeck en una entrevista de 2011. En la primera edición del manual de Economía Política de Smelser y Swedberg, dice Streeck: “No había una sola mención a los sindicatos en todo el libro… y es imposible entender el debilitamiento social de la economía de la post guerra sin tener en cuenta qué posibilidad hay de negociar colectivamente o de que las organizaciones sociales intervengan en los mercados de acuerdo a sus objetivos políticos”. (Para las siguientes ediciones de ese manual le pidieron a Streeck que escribiera de los sindicatos).
La desaparición de ese concepto tiene ejemplos recientes en Chile: hace menos de un mes el Tribunal Constitucional borró la palabra sindicato de la reforma laboral que, en los discursos, pretendía mejorar las condiciones de negociación de los trabajadores.
Para Streeck la eliminación de los sindicatos ha sido muy dañina para la democracia:
-Creo que no es posible hacer correcciones a los mercados sin sindicatos, entendidos como organizaciones autónomas, capaces de negociar de igual a igual con los empleadores en defensa de los intereses de sus miembros. La declinación de los sindicatos en las últimas dos o tres décadas ha implicado la declinación de la democracia-dijo a CIPER.
Streeck resaltó, además, otra correlación: “Hay que destacar que la declinación de los sindicatos ha ocurrido también de la mano de la declinación del crecimiento económico, lo opuesto de lo que los neoliberales habrían esperado”.
Las cifras del Banco Mundial le dan plausibilidad a su observación. Mientras en la década del 60 y 70 –cuando los sindicatos eran fuertes- la economía del mundo creció a un ritmo de 3%, desde 1980 hasta 2010 (periodo en que el neoliberalismo venció a los sindicatos) la economía creció 1,4% al año. ENDEUDAR AL ESTADO
Mientras el poder de las organizaciones laborales menguaba, otro fenómeno desbalanceó aún más el escenario a favor de los dueños del capital. El cientista político Jeffrey Winters lo analiza en detalle en su libro Oligarquía: es la aparición -a mediados de los ‘50- de una industria de la defensa de la riqueza, integrada por profesionales de clase media altamente preparados que diseñan estrategias jurídicas para que los más ricos logren pagar menos impuestos y argumentos políticos para que las medidas que los benefician parezcan beneficiosas para todos. Esa industria -dijo Winters a CIPER- empujó y justificó la expansión de los paraísos tributarios que han permitido que las elites de todo el mundo reduzcan al máximo su contribución a las sociedades en las que hacen sus negocios y prosperan. Jeffrey Winters (Fuente: www.jfcc.info)
Jeffrey Winters (Fuente: www.jfcc.info)
Para Streeck, la drástica reducción en la recaudación tributaria tuvo un efecto central en el “Estado Recaudador”. Debió comenzar a endeudarse con el sistema financiero internacional para seguir financiando su operación y la protección social (la cual se hizo más necesaria debido el aumento del desempleo). Las democracias capitalistas europeas pasaron así de ser Recaudadoras a Deudoras. Y a partir de ese momento, dice Streeck, dejaron de estar enfocadas en los intereses de sus ciudadanos para buscar satisfacer las necesidades de los inversionistas que les prestan y que hacen las inversiones que los estados ya no tienen dinero para hacer.
Esos inversionistas son esencialmente buscadores de utilidad, pero tienen un ojo puesto en el riesgo. Y el riesgo, cuando se financia la deuda de un país o se invierte en él, es la posibilidad de que por la vía de la democracia los gobiernos cambien las reglas y la tasa de utilidad se reduzca. Los estados se vuelven así -dice Streeck- custodios de reglas y condiciones que sean amistosas con los inversionistas. Los reclamos de las personas se vuelven populistas, poco serios, peligrosos.
Streeck menciona en su libro a Calpers y PIMCO, dos grandes fondos especializados en el mercado de los bonos públicos (es través de la emisión de bonos que los gobiernos recolectan un porcentaje del dinero que necesitan para financiarse). Los ministros de Hacienda se juntan con los gerentes de estos fondos para recibir “asesoraría sobre una correcta política fiscal” donde “lo correcto” es aquello que permite a estos fondos hacer inversiones de largo plazo. Para evitar que las democracias, a través de las burocracias estatales, tomen medidas que amenacen las rentas de esos fondos, Streeck dice que las políticas neoliberales crearon instituciones independientes (como los bancos centrales) inmunes a los resultados electorales, “transfiriendo las decisiones económicas a comités de expertos” y dando garantía a los dueños del capital de que la democracia “no intervendrá en la economía”. ENDEUDAR A LAS FAMILIAS
La solución del endeudamiento público volvió a posponer la crisis del sistema. Pero a mediados de los ‘90 las deudas públicas llegaron a tal nivel (especialmente en EE.UU.) que los inversores comenzaron a preocuparse de la real capacidad de los países de devolver los préstamos. La solución fue comenzar a desmantelar el Estado de Bienestar, lo que fue llevado adelante en Estados Unidos por el demócrata Bill Clinton y en el Reino Unido por el nuevo laborismo de Tony Blair. Así, dice Streeck, mientras la derecha recortó los impuestos, lo que recortaron los demócratas y la izquierda inglesa fueron los programas sociales.
Esos recortes en el Estado de Bienestar generaron un vacío de protección pública potencialmente explosivo. Dice Streeck que este vacío se resolvió otra vez recurriendo a la ilusión de riqueza: se facilitó el acceso al crédito a las familias.
Desde Ronald Reagan en adelante se había promovido en Estados Unidos y luego en Europa una creciente desregulación financiera, y eso hizo posible que en los ‘90 se masificara el endeudamiento de las personas. En el corto plazo, opina Streeck, esto permitió a las familias seguir obteniendo salud, educación y otros bienes públicos que estaban siendo recortados.
Es interesante destacar que el modelo de suplir con deuda lo que el Estado no provee es la esencia en Chile de políticas como el Crédito con Aval del Estado (CAE), mecanismo con el cual el Presidente Ricardo Lagos buscó que los más pobres pudieran estudiar en la universidad facilitándoles mecanismos para endeudarse con el sistema financiero. En parte por la mala calidad de la educación que se ofrecía, por las altas tasas de interés que cobraban los bancos y porque los trabajos para los estudiantes que se formaban no existían (ver entrevista a Ben Ross Schneider), esa estrategia terminó generando al primer gran cuestionamiento al modelo de desarrollo chileno desde el fin de la dictadura.
A nivel internacional el modelo del endeudamiento de las familias estalló en la crisis financiera de 2008, provocada porque los bancos hicieron grandes negocios ofreciendo créditos hipotecarios a personas que no podían pagar y luego se vendieron unos a otros esos grupos de deudores. Los estados debieron salir al rescate de sus sistemas financieros.
A partir de esta reconstrucción de la historia económica desde la Segunda Guerra Mundial hasta hoy, Streeck argumenta que tanto la inflación, como el endeudamiento público y el privado fueron métodos a los que se recurrió para generar la ilusión de que el sistema generaba crecimiento y prosperidad para todos, cuando en realidad los dueños del capital recibían una cantidad cada vez mayor de la riqueza que se producía.
Sobre esa base Streeck argumenta que no es el Estado de Bienestar el que ha quebrado a los países. La actual crisis de las finanzas públicas, afirma, “no es el resultado de un exceso de democracia redistributiva sino de una baja general en los niveles de tributación” y también “del endeudamiento en que incurrieron los estados para salvar al sistema financiero”. Fue el mercado operando sin regulaciones ni contrapesos políticos lo que trajo a Europa hasta este punto.
No solo el Estado de Bienestar ha sido horadado. Streeck cree que el capitalismo se ha puesto en una posición en que puede autodestruirse, pues ya no puede proveer crecimiento para todos y, a la vez, permitir la alta acumulación de los dueños del capital. En un artículo de 2014 (“¿Cómo terminará el capitalismo?”) afirma que “el avance capitalista ha destruido ya prácticamente todas las agencias que pudieran estabilizarlo a base de limitarlo”. Para Streeck este sistema es como un reactor nuclear que necesita refrigeración. Necesita fuerzas compensatorias que contengan la acumulación sin freno a través de controles y equilibrios sociales. Esas fuerzas ya no existen y “el capitalismo puede auto-debilitarse por un exceso de éxito”, dice.
En este escenario de completo dominio de los mercados, Streeck estima que se han incubado tres grandes problemas de largo plazo para los cuales no hay aún una solución clara: la reducción de las tasas de crecimiento que han venido cayendo desde los ‘80; el incremento de la concentración de la riqueza y un aumento de la deuda pública (en “¿Cómo terminará el capitalismo?” presenta gráficos que ilustran estas variaciones).
En su opinión, en el pasado las democracias sortearon las crisis de legitimidad y mantuvieron la paz entre trabajadores y capitalistas creando la ilusión de crecimiento a través de la inflación, del endeudamiento público y de los hogares. Hoy enfrentan un callejón que parece sin salida: no hay a quién mas endeudar. ¿Cómo generar crecimiento ilusorio o real que siga posponiendo el conflicto social?
Estados Unidos ni siquiera ha dado refugio a los intérpretes afganos que usaron para interrogar a los talibanes sospechosos, a pesar de que ellos son obviamente los primeros en ser asesinados cuando las tropas se vayan 
Wolfgang Streeck es pesimista. Cree que estos tres problemas se potencian entre ellos: “Cada vez hay más evidencia de que la desigualdad creciente puede ser una de las causas del declive del crecimiento” y que “el bajo crecimiento, a su vez, fortalece la desigualdad al intensificar el problema de la distribución”. Y argumenta que el endeudamiento con el que se buscó “compensar a los asalariados y a los consumidores por la creciente desigualdad provocada por el estancamiento de los salarios y los recortes de los servicios públicos”, ha llegado a un límite pues no logró reactivar el crecimiento. “¿Puede continuar indefinidamente lo que parece ser un círculo vicioso de tendencias dañinas? ¿Existen fuerzas contrarias que puedan romperlo y qué ocurrirá si estas no se materializan, tal como ha sucedido durante casi cuatro décadas?”, se pregunta en su artículo “¿Cómo terminará el Capitalismo?”.
Contra la idea extendida de que el capitalismo llega a puntos críticos y luego alcanza un nuevo equilibro, Streeck percibe un declive gradual, aplazado pero inexorable. Y si las tasas de crecimiento siguen cayendo en Europa y el sistema “no es capaz de producir ni siquiera una ilusión de crecimiento sostenible, llegará el momento en que el camino del capitalismo y la democracia se separen”. Esto es, que las democracias de estos países terminen siendo completamente neutralizadas para que los mercados puedan operar sin restricciones de derechos ni obligaciones con la sociedad.
Streeck dijo a CIPER:
-El capitalismo contemporáneo en los llamados países avanzados parece requerir de un Estado que discipline y por lo tanto que no se vuelva un Estado Social. Y los estados han entendido que ellos deben disciplinarse a sí mismos sino serán abandonados por el capital móvil. Esto es lo que está detrás del actual vaciamiento de las instituciones democráticas, incluso en los países tradicionales de “capitalismo democrático”. La pregunta hoy es cuánto tiempo será posible aislar la economía de la intervención democrática sin tener que recurrir a métodos del estilo Pinochet. CRECIMIENTO DE QUIÉN Wolfgang Streeck
Wolfgang Streeck
Sobre el futuro, en una entrevista reciente Streeck argumentó: “Mi hipótesis es que atravesaremos un largo periodo de transición, en el que no sabemos hacia dónde vamos. Es un mundo de incertidumbre, desorden, desorientación, en el que todo tipo de cosas pueden pasar en cualquier momento. Nadie sabe cómo salir del problema, solo vemos que crece”.
En esa incertidumbre, que eventualmente puede terminar en métodos estilo Pinochet, sugiere que es necesario fortalecer la democracia. Pero, ¿cuáles son las características que una democracia debe tener? La pregunta es interesante para un país como Chile que durante mucho tiempo ha asociado democracia con votar y que este año ha discutido sobre la estructura y los contenidos de una nueva Constitución.
-¿Tiene en mente un modelo de lo que la Constitución debe decir o representar para defender la democracia? Votar es muy importante. Pero debe tener consecuencias. Si un Estado no tiene otra opción que seguir las instrucciones de sus acreedores y la voluntad de los inversionistas extranjeros, no hace diferencia quién es elegido ni cómo. La democracia debe tener un efecto. Y cuando ese efecto es real y no una apariencia, involucra la soberanía, interna y también externa. Dada la magnitud de los problemas de hoy no pongo mucha fe en el tema constitucional. En cambio, lo que me parece esencial es movilizar a las personas y la libertad de movilizarse; también la libertad de prensa, incluyendo la existencia de una prensa independiente, alternativa en la prensa escrita y en los medios digitales. Y no menos importante libertad académica para enseñar e investigar. Estos son recursos para movilizar y contra movilizar mucho más importantes que, digamos, si hay una segunda cámara parlamentaria o no.
-En su libro usted destaca la necesidad de instituciones democráticas que limiten los mercados. Los economistas neoliberales argumentan que limitar los mercados implica limitar el crecimiento. Para mantener el sistema democrático, ¿cree que hay que aceptar que el crecimiento va a reducirse? La pregunta es siempre “crecimiento de qué” y “para quién”. El crecimiento en los países de la OECD ha estado declinando por varias décadas, mientras que las utilidades se han incrementado, especialmente en finanzas, con la consecuencia de un explosivo crecimiento en la desigualdad. El crecimiento económico no necesariamente significa que los beneficios escurran a toda la sociedad y sino escurre el crecimiento no es necesariamente algo deseable. El crecimiento puede caer de todos modos. Recuerde a los celebrados BRICS (Brasil, Rusia, India China y Sudáfrica) los cuales, con la excepción de China, son considerados hoy casos perdidos.
-En su reciente libro Desigualdad. ¿Qué podemos hacer?, el economista Anthony Atkinson afirma que reducir la desigualdad es un objetivo que los países deben perseguir aunque el costo sea reducir el crecimiento. Sostiene que “una torta mejor repartida” es preferible a una más grande distribuida con los niveles actuales de desigualdad. ¿Está de acuerdo? ¿Cree que renunciar a niveles de crecimiento es políticamente posible en países como Chile que aún no alcanzan el desarrollo? Estoy de acuerdo con Atkinson, especialmente porque un crecimiento inequitativo puede no ser sustentable social y políticamente. Pero, ¿se puede basar una política de equidad social a expensas de crecimiento o de la promesa de crecimiento? No sin gran apoyo “desde abajo”, y aún así esto puede ser difícil. Respecto de Chile yo no sé mucho de su situación. En otros países uno puede tener dudas si las clases medias realmente necesitan más autos alemanes, ropa interior francesa, series de televisión americanas o pilas de poleras baratas de Tailandia. Pero este es un punto discutible ya que la clase media casi siempre tendrá suficiente influencia política para conseguir por sí mismos lo que desean.
-En su libro El Estado emprendedor, Mariana Mazzucato argumenta que para que los países crezcan el Estado debe involucrarse en el desarrollo de las industrias nacionales para producir economías innovadoras. Aunque eso suena bien desde la macroeconomía, en términos de los equilibrios políticos el acuerdo Estado-Empresa puede ser una pesadilla para los ciudadanos. ¿Cómo evalúa usted las políticas industriales que consideran a los países como equipos productivos? Probablemente es cierto que las políticas industriales pueden desarrollar empresas y sectores, y contribuir a la prosperidad económica. Pero eso no es nada nuevo y la pregunta es por qué eso no ha detenido la marcha hacia el neoliberalismo. Sin tener en cuenta los intereses económicos y el poder, esos libros son fantasías tecnocráticas que hacen a las personas olvidar el mundo real. La idea de los países como equipos productivos es un lenguaje de propaganda para los consultores de negocios, ansiosos de disfrutar su momento de fama antes de que sean rápidamente olvidados. El capitalismo es sobre acumulación de capital, no entre los países, sino entre los capitalistas.
submitted by curromucho to podemos [link] [comments]


2016.04.11 18:10 TonyPayan ¡AYUDA, POR FAVOR! QUE ALGUIEN ME SAQUE DEL SHOCK PRODUCIDO POR LAS ENCUESTAS.

Se me ha ocurrido pasar unas cuantas horas echándole un vistazo a la prensa digital —hay días que mi masoquismo me puede, qué le voy a hacer—, y no he podido evitar el trauma —mandíbula desencajada por la risa… y la edad, todo hay que decirlo— que me ha producido el ver en el mismo periódico (?) (ESdiario), ¡y juntitas!, estas dos noticias:
a) “Un sondeo castiga a Sánchez y coloca al PSOE al borde del “sorpasso” de Podemos”.
b) “La última encuesta coloca a Podemos al borde de la desesperación política”.
Leyendo la primera (NC Report para La Razón), me entero que Podemos ha subido en seis días un punto en el tracking semanal de intención de voto de cara a las nuevas elecciones, lo que le deja, más o menos, como el 20D.
Leyendo la segunda (de ABC), la caída de Podemos es espectacular: 5,2 puntos con respecto al 20D, con lo que perdería 23 escaños e IU (que recogería el voto “ideológico” perdido) tendría ONCE escaños. ¿No es para alucinar)
Ahora, las dudas: ¿Cómo coño, con perdón, hacen las encuestas? ¿A quién preguntan? ¿Qué preguntas hacen? ¿Hacen las encuestas? ¿Se las inventan? A las tres primeras no sé qué responder, pues no lo explican; a las otras dos, estoy seguro que la respuesta es SÍ, pues, de lo contrario, no se entiende tamaña diferencia entre ambas. Y, obviamente, me inclino por que sea el ABC quien más las manipula.
De cualquier forma, pienso que nos están dando munición, pues ante la remota posibilidad de que eso sea cierto, están llamando a una afluencia masiva a las urnas por parte de todos aquellos que queremos un cambio real. Creo que en eso, la abstención, también están equivocados; es posible que, por primera vez, sea el centro (?) y la derecha, incluido el P(SO)E, la que sufra más esa abstención. Hay un elemento, en mi opinión, que no manejan acertadamente los diseñadores de encuestas: no hay un voto ideológico que volvería a IU, ni siquiera un voto ideológico; hay un voto de necesidad, de salir de la marginalidad, de la pobreza; un voto de la gente joven que ve su futuro entre oscuras nubes, de gente mayor que no se resigna a dejar un país de mierda a sus hijos y nietos…
En fin, estoy convencido, y no me llaméis optimista, de que, al final, a mucha gente le pasará lo que hoy me ha pasado a mí: «Toda esa malintencionada manipulación me ha cargado las pilas».
No tenemos prensa que nos defienda ni gobierno que nos proteja, pero tenemos la fuerza de las papeletas en las urnas; ahí es donde, en verdad, podemos rebatir toda esa mierda. Poder es querer.
Salud.
submitted by TonyPayan to podemos [link] [comments]


2015.12.19 01:50 GuerreroJaguar /r/mexico, ¿Cómo le hacen para conocer gente nueva y/o ligar los chavorucos? UPDATE

Saludos /mexico! A petición de Larry_Cadiuca, y considerando interesante la sugerencia que me hizo, les voy a dar un update de lo que he hecho/me ha sucedido. Spoiler alert: no es mucho pero algo es algo.
Primero que nada regresé al facebook para poder abrir una cuenta de tinder, enterarme de eventos y estar en contacto con mis amigos. Subí un par de fotos decentonas para mi perfil y llené lo mas que pude de mis intereses, ya que también aparecen en el tinder.
Busqué en la universidad sobre grupos sociales y de hobbies pero no hay nada de nada, mas bien en el feis es donde he encontrado grupos interesantes de actividades. Sin embargo, y como les había comentado, me interesa aprender otro idioma y está la opción del alemán y el de japonés en el departamento de idiomas de la universidad, sólo que el semestre comienza hasta enero por lo que esa opción la tengo temporalmente en espera.
Me recomendaron un lugar para aprender salsa, solo que por causas de fuerza mayor (tiempo, trabajo y algo apretada la economía) no he podido ir, y ahora que está la época navideña está todavía mas complicado. Sin embargo ya quedé con una amiga de ir, ella a perfeccionar su baile y yo pos a aprender.
Hablando de amigos, les había comentado que tenía algunos amigos que ya no veía. Me puse en contacto con ellos y organizamos una reunión, donde quedamos de continuar viéndonos. Ahorita tenemos planeada una posada con posibilidad de conocer chavas. También quedé con uno de mis amigos de ponernos las pilas y salir a que nos pegue el aire, y él es mas aventado de hablarle a las chavas, por lo que algo saldrá y si no, pos por lo menos nos divertimos.
Lo que hasta el momento me ha funcionado muy bien es el tinder. He tenido matches y he podido platicar con varias chavas, incluso una en particular estuvimos conversando bastante y estábamos para vernos, sólo que una broma mal entendida arruinó el asunto (decía que su descripción de tinder alejaba a los pervertidos y le dije que mas bien había corrido con suerte, y que para que se estrenara le mandaba su primera foto de pito, me la tomó a mal y me mandó a la fregada en el acto).
Algo que he notado es que si digo que estoy haciendo el Doctorado las chavas se transforman con resultados impredecibles, raras son las que continuan platicando de cosas mundanas. Lo normal es que o se ponen intelectualoides y quieren que sepa de temas desconocidos para mi o bien me convierto en automático en un personaje de The Big Bang Theory.
Lo que si ha sido desesperante es que muchas chavas te dejan colgado en media conversación, no solo en el tinder sino en el whats. Entiendo que estén ocupadas o bien chateando con otras personas al mismo tiempo y por varios medios, pero que te contesten seis o 48 horas después es frustrante (si te contestan). La frase no soy solo una burbuja de chat la he estado recordando constantemente.
Una cosa adicional que hice y que tal vez es la pieza fundamental de todo esto es que empecé a ver a un psicólogo. Al inicio en el tinder me llegué a poner ansioso con la ausencia de respuestas; al preguntar sobre los eventos en la universidad vi que tengo un tono nervioso fatal si no recibo cierta retroalimentación; y como les había comentado siempre me he considerado introvertido. Ante ello, me di cuenta de que ocupo identificar y moldear esos aspectos de mi personalidad para poder mostrar mi mejor lado.
Siento que agarré un mal momento para buscar actividades ya que parece que todo comienza en enero, pero afortunadamente el tinder y el fb me mantienen hablando con gente tanto nueva como conocida, lo cual ha ido aliviando la soledad que sentía.
Como les decía no es mucho pero es lo que hay, espero que el update de enero esté mejor. Pasos pequeños pero pasos al fin.
Compañeros chavorucos solitarios de /mexico, cómo les ha ido?
submitted by GuerreroJaguar to mexico [link] [comments]


2015.07.07 23:02 Doctor_What_ Capítulo XI: Sharon y Emil

Sharon estaba vagando en la oscuridad. Ecos e imágenes del pasado aparecían y desaparecían en los límites de su conciencia.
Los dedos gordos y la mirada lasciva de su padre.
La luz de la luna reflejándose en el cuchillo con el que la apuñalaron en el callejón que llamaba hogar a los 14 años.
Los sentimientos de terror, humillación y dolor que sintió cuando el grupo de la pandilla la "reclamó" a los 17.
El destello de la explosión del mortero en ese desierto alejado de la mano de Dios a los 22...
Pero en alguna parte... En otra parte... Distantes, como el latido de un corazón. O el ritmo de unos tambores.
Un eco. Pensamientos, pero no los suyos. La misma voz que trataba de introducirse desde... No. Era sólo una coincidencia. Obedece... ¡Resiste!... Rindete... ¡Pelea!... Desesperación... ¡Esperanza!
Con un jadeo, se despertó. La luz le lastimaba los ojos. El dolor en su cabeza era insoportable. Miró a su alrededor con los ojos entrecerrados. Se encontraba en una especie de sótano. Había muebles viejos, empolvados, en desuso. Una mesa de trabajo, un refrigerador. La luz provenía de un solo bombillo, que colgaba de una cadena.
Se encontraba en un colchón, sencillo, sin sábanas. La base de la cama se levantaba, como en un hospital.
Sus muñecas estaban atadas a su espalda, con sus propias esposas, juzgando por las apariencias, dándole una vuelta al poste de la cama.
La boca le sabía a... ¿Jugo de naranja? Alguien le estuvo dando fluidos mientras estuvo inconsciente. Aún estaba vestida, lo que era una buena señal. Quizás no la habían registrado tan a fondo como debían. Debería asegurarse en cuanto tuviera oportunidad.
De pronto una puerta se abrió a su espalda.
~
Emil había hecho su trabajo, lo que le ordenaron hacer. Activó el paquete, como la Alerta lo había ordenado. Inmediatamente, después de que la brecha en el Fenómeno se cerró, lanzó el interruptor. Escuchó la serie de explosiones, a la distancia. Y una salpicadura. ¿Algo en el muelle, tal vez? ¿O un puente? El no lo sabía. No era su responsabilidad.
Azul 12 significaba esperar, pero tener los paquetes preparados. Detonadores, transmisores, globos con paquetes de sensores en las azoteas. Esos últimos debieron ser abandonados, ya que salir al exterior resultaba imposible. Rojo 4, detonar paquete rojo 4, todas las demás órdenes han sido reemplazadas.
Todas las demás órdenes han sido reemplazadas... Emil se preguntó si su Azul 12 era el mismo que el de los otros. ¿Habría otros? Él había sobrevivido por pura casualidad. ¿Era posible que alguien más hubiese recibido órdenes distintas? No había recibido ninguna orden especial en las alertas, aunque, por otro lado, él sólo tenía autorización ∆6, nada de comunicaciones especializadas, ni siquiera un teléfono del gobierno.
Pero todo estaba bien. Ahora solo tenía una prioridad, ninguna manera de seguir órdenes nuevas. Sólo una razón para preocuparse: Sarya.
Bueno, Sarya y su prisionera.
Al abrir la puerta al sótano, pudo percibir algo de movimiento proviniendo del colchón. Buenas noticias, movimiento quería decir que la prisionera se encontraba con vida.
Después de encontrarse inconsciente por dos días, Emil se empezó a preocupar pensando que el daño ocasionado habría resultado permanente.
Un pequeño atisbo de luz salió de abajo de la pila de muebles en la esquina. "Buena niña, Sarya, quédate escondida en donde te dije."
Apoyándose contra la mesa de trabajo, miró a su prisionera. Rubia, en forma, desgastada, 30, quizás 33 años. Ahora que se encontraba despierta, Emil se dio cuenta que ella tenía la mirada firme.
"Me da gusto verte despierta. Te ofrezco una disculpa por haberte lastimado, espero que no haya sido muy grave. Yo sé que enfundaste tu arma al ver a mi pequeña, pero no tenía forma de saber si era un truco de tu parte. ¿Tienes sed? ¿Hambre? Me temo que no tenemos mucho, bueno, un poco más gracias a ti. Espero que no te moleste, pero le di a mi hija una de tus raciones.
Sharon le echó un vistazo, sin poder decidir si confiar en él o no. Aparentaba ser inocente, sin embargo, había algo de él que estaba fuera de lugar, algo a lo que le recordaba. En su experiencia, eso nunca significaba nada bueno.
submitted by Doctor_What_ to ElFenomeno [link] [comments]


2011.04.23 07:11 nonobu Sobre la despenalización de las drogas Antonio Deltoro

Una sociedad no puede considerar enfermos y delincuentes a millones de ciudadanos, que tienen trabajo y familia casi todos, por el mero hecho de fumar mariguana, la mayoría en forma esporádica, algunos todos los días, casi ninguno en la jornada laboral porque la mariguana se disfruta más en l...a libertad del ocio; en el trabajo fomenta las metidas de pata. Los pocos que la fuman todos los días, lo hacen llegando del trabajo como otros ciudadanos toman una copa cuando llegan a la casa al final de la jornada. Hay quienes la fuman a todas horas; tienen baja la presión, son lentos e inofensivos, no tienen pesadillas, a no ser una diurna: que los agarren con un toque. La persecución alienta el consumo: antes de la penalización de la cannabis, en el mundo “prehistórico” de la mariguana, en cada pueblo había uno o dos mariguanos y en las ciudades la consumían esporádicamente algunos marginales: zapateros, soldados, artistas.
Ahora, tan sólo en Estados Unidos, 16.5 millones de personas fuman mariguana. Una sociedad que permite y premia con el prestigio el afán de riqueza desmedida y prohíbe y castiga algo tan apacible como la mariguana no está bien, pero peor está, el país que obliga a otros países a combatir lo que, según él, es El Mal. Desde mi punto de vista esa conducta insaciable, invasiva, en el terreno del dinero, de la moral o de la droga, es la que no es correcta. La globalidad de un sistema no debería traducirse en la globalidad de sus prohibiciones. En el siglo XIX el imperio británico hizo la guerra a China por la libertad de mercado porque al gobierno chino se le ocurrió, en un acceso de independencia, prohibir el opio; ahora su heredero hace la guerra, lo mismo, más allá de sus fronteras, contra ciertas drogas que sus ciudadanos consumen inmoderadamente, porque, ojo, también las drogas se pueden utilizar en forma moderada. Pongo, otra vez, como ejemplo la mariguana; de las drogas prohibidas la más conocida: en el trabajo, no se la fuma; bajo su sombra, a su resguardo, se vacaciona en un mundo de ocio interesado por las cosas, por su valor de uso y no de cambio. Quien la fuma alcanza el ocio no dictado, suele perderse sin intención ninguna, concentrándose en un libro, una hoja, una mosca, un pájaro…hasta que suena el teléfono o se tiene que salir; se deja el ocio y se ponen las pilas, tan irremediablemente puestas como las de los otros.
Hay que iluminar a la drogas con el conocimiento y no obscurecerlas con el exorcismo. “Luz, sólo luz, aunque alumbre las cosas malas” decía Nietzsche. Tenemos que combatir sus lados malos y excesivos, para eso, no hay que satanizarlas, hay que apartándolas del terreno del delito y del crimen e insertándolas en los campos de la salud y del conocimiento. A los primeros que no les interesa la legalización de las drogas es a los narcotraficantes y fabricantes de armas, a los segundos son los moralistas de siempre, que aunque la realidad les demuestre que no hay otra posibilidad civilizada de resolver la violencia prefieren inmolarnos en el error de la costumbre. Como ya dije: la mayoría de los consumidores de las drogas (e inventores de drogas nuevas) están en Estados Unidos, tal parece que esta sociedad las necesita como ninguna; al mismo tiempo es la organizadora de su prohibición en todo el mundo y la generadora de su producción con su demanda, así como de la fabricación de armas para combatirlas. El gobierno norteamericano fomenta la guerra radical contra las drogas en todo el mundo y dentro de sus fronteras lleva la persecución en forma más racional y permisiva: ¿Cuándo ha desestabilizado su Estado como lo hace ahora en México? ¿Cuántos estadounidenses han muerto en esta guerra? Nosotros ponemos los muertos, los huérfanos, las viudas, ellos las armas y la mayor parte de la demanda. Hay que combatir lo que hace hoy necesaria la droga como en ningún tiempo de la historia permitiendo y devolviendo a las drogas más antiguas y ancestrales a la excepción de lo sagrado y la fiesta o de los ratos de ocio. En cuanto a las drogas más peligrosas y adictivas, las más recientes y sintéticas, las más orgánicas a la sociedad industrial, por cierto, estudiándolas, conociendo y tratando a sus consumidores; reglamentarlas con legislaciones especificas. Respecto a su producción, auspiciando controles de calidad y su fabricación responsable, para evitar envenenamientos y efectos no estudiados; en relación a sus adictos, tratándolos educativa y medicamente. En los países que se ha comenzado a hacer esto, emblemáticamente en Holanda, ha disminuido la violencia inherente a su criminalización y no ha aumentado la drogadicción; a ambas cosas las fomenta la ignorancia.
La prohibición engendra una forma criminal de competir por un mercado, que sólo por ésta, es nefasto y está escondido. Hagámoslo trasparente. Quitar los motivos de conflicto es ayudar a la paz, las drogas son causa de conflicto porque son ilegales. Una mercancía clandestina, ajena a la competencia legal, crea una violencia incontenible; si por lo contrario se convierte en legal, productores, distribuidores y consumidores, supervisados por la sociedad representada por el Estado, luchan y se ponen de acuerdo, desde el punto de vista de las leyes del mercado, no por las armas, el fraude, la corrupción.
El combate a la droga ha gastado en nuestro país y en el mundo mucha energía social que, canalizada a otras metas, nos podría hacer una sociedad mejor y más rica. Una de las cosas más aberrantes de la persecución a la droga es que orienta el gasto estatal fuera de los ámbitos productivos y educativos y redistribuye el ingreso haciendo multimillonarios a los delincuentes. La lucha contra las drogas ha creado criminales a todos niveles, con la despenalización paulatina hay que ir preparando la reinserción a la sociedad de los campesinos y comerciantes pequeños vinculados a ellas y concentrándose en el castigo de asesinos y secuestradores. Hay también que guiar a los que las combaten dándoles tareas posibles y beneficiosas. En cuanto a los consumidores aceptarán, a cambio de la liberación, unas normas sociales que podrían ser pensadas bajo la experiencia ancestral con el alcohol; porque si hemos aprendido a convivir con el alcohol, que es una droga peligrosa, podemos hacer algo similar con otras: ¿por qué no comenzamos a discutir el sacar a la luz a las drogas prohibidas, empezando por la mariguana, que es la más conocida? Recordemos lo que causó la prohibición del alcohol en los Estados Unidos y lo que distendió su permiso. Perseguir, como lo dice claramente este verbo, las drogas es ir por detrás de ellas, permitirlas y que salgan a la luz, es la única forma de conocerlas, de tomarles la delantera y quitarlas de la violencia, alumbrándolas con el conocimiento. De la verdad, decía Lope de Vega: “Del sol de Dios, ventana cristalina”. “La oscuridad engendra la violencia /y la violencia pide oscuridad / para cuajar el crimen” dicen tres versos de Rosario Castellanos.
Además: Mi corazón está con Javier Sicilia y con todas las víctimas de esta guerra.
submitted by nonobu to mexico [link] [comments]


NUEVA PILA AL LAMBORTOYS-PITYN Y CHIQUETE - YouTube IMPRESIONANTE FORMA DE HACER FUEGO CON UNA PILA ! ;) - YouTube UNA TARDE CON EL GORDO-PILA NUEVA - YouTube Come accendere un fuoco con una pila - YouTube Cómo construir una pila casera con un limón  Experimento ... BIOS no guarda configuracion aun con pila nueva ... Soltero Con Hijas podría tener una segunda temporada 2021 ... SOLUCIÓN BIOS CMOS NO GUARDA CONFIGURACIÓN AUN CON PILA NUEVA Experimentadores 20.- Cómo hacer una pila casera con ... Tiktok q se puede hacer con una pila - YouTube

APRENDER A PROGRAMAR CON PYTHON: PILAS Y COLAS

  1. NUEVA PILA AL LAMBORTOYS-PITYN Y CHIQUETE - YouTube
  2. IMPRESIONANTE FORMA DE HACER FUEGO CON UNA PILA ! ;) - YouTube
  3. UNA TARDE CON EL GORDO-PILA NUEVA - YouTube
  4. Come accendere un fuoco con una pila - YouTube
  5. Cómo construir una pila casera con un limón Experimento ...
  6. BIOS no guarda configuracion aun con pila nueva ...
  7. Soltero Con Hijas podría tener una segunda temporada 2021 ...
  8. SOLUCIÓN BIOS CMOS NO GUARDA CONFIGURACIÓN AUN CON PILA NUEVA
  9. Experimentadores 20.- Cómo hacer una pila casera con ...
  10. Tiktok q se puede hacer con una pila - YouTube

Come accendere un fuoco con una pila ed una carta da chewing gum. Come accendere un fuoco con una pila ed una carta da chewing gum. NO OLVIDEN DARLE LIKE Y SUSCRIBIRSE🔥‼️ Qué tal amigos aquí les comparto un video donde vamos yo y el PITYN a cambiar la pila al lambortoys, que se la pasen d... Para construir una pila solo necesitamos dos metales distintos y un medio salino que los una. Al usar un limón como medio salino además estamos añadiendo áci... lo primero que debemos probar es cambiando la pila, si aun el problema persiste hay que hacer este procedimiento no olviden darle like y suscribirse ‼️ aquÍ les comparto un video donde fuimos a cambiarle pila a la camioneta y una tarde con el gordo [email protected] A SU CANAL RyM WEB DE RYM: http://www.radiosyemisoras.com/ Gracias por ver este vídeo. Seguir a RyM: http://goo.gl/BM0brF Soluci... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. En este video hacemos una pila con limones, unas monedas de cobre y unos tornillos galvanizados. Suficiente para poder encender un led o un zumbador de 3V. M... En este canal, vamos a poder ver experimentos que se pueden realizar en casa, muchos de ellos los podremos realizar con cosas que encontremos por casa, y aun... La comedia romántica de #SolteroConHijas2 protagonizada por #GabrielSoto y #VanessaGuzman podría tener una segunda temporada, esto gracias al éxito que ha te...