Salir con una persiana

Persiana aluminio t茅rmica exterior o interior con caj贸n . Nuestro sistema de persiana enrollable mini se coloca en la parte exterior de su casa, para de esta manera evitar el tener que hacer obra. C贸modo y sencillo. El modo de colocaci贸n es simple: las gu铆as se ponen en el alojamiento del caj贸n y se presenta la unidad en el hueco donde vaya a ir instalado. Una vez abierto, suelta con cuidado los tirantes de la persiana del eje y retira la persiana. Con la persiana separada del eje, puedes aprovechar de limpiarlas, lavarla o tambi茅n cambiar alguna de las pesta帽as que se haya roto. Desatornilla la placa met谩lica que sostiene la polea del carretel. Ve al otro lado del eje y retira con mucho ... Caj贸n pvc con persiana sin gu铆as, para sustituir caj贸n obra . Este sistema le permite sustituir su vieja persiana de madera o pvc con caj贸n de obra por una de aluminio t茅rmica. El caj贸n es de PVC con registro al interior de la casa, le permite adaptar un caj贸n moderno aprovechando el hueco de la antigua persiana. 鈬 驴 Merece la pena invertir en como arreglar una persiana 馃? Rotundamente, SI, ya que la alternativa es quedarte con la habitaci贸n a oscuras, lo que supondr谩 un gasto de corriente tonto al tener que estar encendiendo la luz siempre. O podr铆a ocurrir que la persiana permita el paso a una terraza o jard铆n y no puedas salir al estar bajada. Es una operaci贸n sencilla ya que basta con quitar la tapa pero no es necesario sacar las lamas de persiana ni desmontar el sistema del caj贸n. Seg煤n el tipo de caj贸n de persiana, puede que tengas que quitar unos tornillos para extraer la tapa frontal o en los sistemas de cajones m谩s modernos esta tapa suele ir encajada a presi贸n. So帽ar con subir persianas. Necesitas descubrir la verdad sobre un asunto. Para bien o para mal necesitas salir de dudas. Como sabes, en la vida real, se suben las persianas para que entre la luz del sol. En el mundo on铆rico representa que est谩s buscando salir de una etapa de incertidumbre. So帽ar con bajar la persiana. Aunque ciertas ... Reciclar una persiana de madera con fines decorativos. Una vieja persiana de madera que ahora da un toque sensacional a un rinc贸n de un jard铆n. 隆Un trabajo fant谩stico que no te puedes perder! ... Huye del calor sin salir de casa. Con estos consejos todos dir谩n 'qu茅 fresquito hace en tu casa'. Vivienda Saludable. So帽ar con subir persianas. Necesitas descubrir la verdad sobre un asunto. Para bien o para mal necesitas salir de dudas. Como sabes, en la vida real, se suben las persianas para que entre la luz del sol. En el mundo on铆rico representa que est谩s buscando salir de una etapa de incertidumbre. So帽ar con bajar la persiana. Aunque ciertas ... Si hubiera un fuego en mi casa, ser铆a complicado salir por la puerta principal y la opci贸n m谩s f谩cil ser铆a salir por una terraza, pero por la noche esta persiana est谩 bajada. Es el茅ctrica, as铆 que si el fuego afectara al cuadro y saltara, no podr铆amos subirla.

Problemas con due帽o de propiedad que alquilamos

2020.08.18 21:13 sebasrhcp Problemas con due帽o de propiedad que alquilamos

Estoy alquilando con mi familia un departamento en planta alta en Villa Adelina. Somos 2 adultos, dos ni帽os y un beb茅. Hay otro departamento al fondo de la planta alta y un local comercial en la planta baja, la zona es en Paran谩 al 6300 en la divisi贸n San Isidro-Vicente L贸pez.
La historia es medio larga, ya tuvimos problemas al comienzo...
Al siguiente d铆a de firmar (15 de abril de 2019) tra铆an un mueble nuevo de la cocina y de paso fui con mi hermana a limpiar el departamento, era realmente un asco, el horno parec铆a oxidado de la mugre que ten铆a, uno de los ventanales que daba al balc贸n ten铆a el vidrio roto y la pared del ba帽o que daba a la habitaci贸n ten铆a problemas de filtraci贸n de las ca帽er铆as del ba帽o y el lavatorio se mov铆a mucho lo cual era peligroso para los chicos. Algo de la mugre algo se ve铆a en la primer visita pero no parec铆a tan grave y el resto de los detalles no pudimos darnos cuenta en ese momento.
Para el 17 de abril tanto la inmobiliaria como el due帽o estaban al tanto de que hab铆a una deuda de gas (que nos ped铆an que la paguemos nosotros, despu茅s de poner 60 mil pesos para entrar) y del problema de filtraci贸n de la pared del ba帽o. Al mismo tiempo el piso de la habitaci贸n se estaba despegando por la humedad.
Pas贸 todo abril y no supieron solucionar la cuesti贸n del gas y de la filtraci贸n del agua. El 4 de mayo le mandamos una carta documento al due帽o, solucionando el problema del gas y el agua. Nos mudamos al departamento reci茅n el 20 de mayo, vino gente que mand贸 la inmobiliaria a trabajar. A todo esto en las fotos del contrato figuraba un horno con 4 ornallas de las cuales s贸lo funcionaba una sola.
El 23 de mayo se apareci贸 gente gritando desde la calle para que mi se帽ora los deje que pasar diciendo que eran pintores y resulta que era gente que mand贸 el due帽o para "verificar" el trabajo que se hizo, todo esto sin aviso y por lo tanto una situaci贸n turbia e inc贸moda que te est茅n gritando desde la calle gente desconocida.
Por toda esta situaci贸n y p茅rdida de tiempo yo reclam茅 que me descuenten del alquiler lo que ya pagu茅 de abril, m谩s lo de mayo. S贸lo me descontaron mayo por todo el quilombo.
Para el 24 de junio , el problema de humedad volvi贸 a resurgir, peor que antes. Intent茅 acordar con la misma persona que vino a trabajar la vez anterior pero no pudo venir y se termin贸 enfermando quedando internado. A todo esto se hizo julio y llam茅 a un alba帽il de confianza que hizo todos los arreglos. Nos terminaron descontando todo pero sin antes hacernos pasar un momento de mierda, amag谩ndonos con que no nos iban a descontar el total sino una parte. Con los otros alba帽iles nos ten铆amos que quedar en la casa por falta de confianza nuestra, lo que nos gener贸 problemas laboralmente.
Estuvo todo masomenos tranquilo hasta que en marzo empezaron a salir pedazos de alga de las canillas, se tapaba la ducha y el filtro de agua estaba teniendo un desgaste mayor que el normal. Yo avis茅 de la situaci贸n a la inmobiliaria el 5 de marzo de 2020, pidiendo que manden a limpiar el tanque y avisando que varias canillas del ba帽o estaban falseadas y goteaban.. a lo cu谩l nunca respondieron.
Dejamos pasar un tiempo m谩s que prudente y en mayo llam茅 a la misma persona de confianza que hizo los arreglos definitivos del ba帽o. Para que limpie el tanque, cambie las canillas y de paso arregle el horno (s铆, 1 a帽o usando 1 hornalla y horno).
La sorpresa fue que al limpiar el tanque nos encontramos que de "tapa" ten铆a una persiana rota y una tela de pasacalle, por lo tanto toda la mugre entraba al tanque. 馃が
Todos estos arreglos salieron bastante porque encima las canillas eran de pl谩stico e importadas y se tuvieron que cambiar totalmente (todav铆a quedan las del bidet y el lavatorio, arreglamos las de la duche que no daban m谩s). Adem谩s se limpi贸 el tanque, las ca帽er铆as y se le hizo una tapa de material como corresponde para no tener que pasar por lo mismo. Arreglos que se negaron a pagar y nos tuvimos que hacer mala sangre y ponernos muy insistentes.
Lo que realmente me lleva a escribir todo este post es la situaci贸n ACTUAL, igual mi intenci贸n era aclarar un poco el contexto.
Descubrimos ciertas irregularidades:
Ahora la municipalidad est谩 al tanto de que la parcela no est谩 dividida en unidades funcionales y seg煤n conocidos que trabajan en la Municipalidad, lo m谩s probable es que al due帽o ahora le caiga una multa. Adem谩s el ABL corresponde a zona comercial.
En fin, yo nunca tuve intenci贸n de aprovecharme del due帽o ni nada por el estilo. Es m谩s, se hicieron mejoras en el inmueble (con aprobaci贸n del due帽o), que van a quedar para que el due帽o pueda explotar y si mandamos una carta documento en un principio fue porque no ten铆amos otra opci贸n.
Ahora estoy re caliente y al viejo de mierda s铆 lo quiero hacer cagar lo m谩s que se pueda, porque nos genera conflictos y malestar con cosas pelotudas y que le corresponden a 茅l. Nos miente a nosotros y adem谩s miente a la inmobiliaria, cosa que hizo en varias oportunidades. En alg煤n momento ten铆amos pensado en renovar pero ya me recontra hinche las pelotas.
Seg煤n ellos a nosotros nos correspond铆a pagar el ABL irrisorio, el cu谩l esta pago hasta octubre 2019. 驴Si ellos me quieren hacer pagar un porcentaje del ABL total, yo puedo decir que me descuenten el monto ya pagado? 驴Adem谩s estar铆a pagando un ABL comercial siendo que soy residencial? 驴Puedo hacer una denuncia a la Municipalidad por no tener los papeles en regla? 驴Influye algo que en el contrato no figuren los datos de catastro de la propiedad que estamos alquilando?
Perd贸n la extensi贸n... 馃榿
submitted by sebasrhcp to DerechoGenial [link] [comments]


2020.07.12 23:39 mrmanager237 I am once again asking for your financial support: how Argentina botched its coronavirus response

I am once again asking for your financial support: how Argentina botched its coronavirus response
After writing a post on the topic in the early days of the coronavirus outbreak, I have decided to rdo a part two about the consequences of the uber strict lockdown and future consequences.

Coronavirus containment

So Argentina has, by many indications, one of the world鈥檚 strictest social distancing schemes: people have been under stay at home orders for over 100 days, all forms of travel are heavily restricted, if not banned outright, and wearing face masks outside the house is mandatory. Anecdotally, I have only left the house seven or eight times in over three months, longer than the time I had a wound in my foot and couldn鈥檛 leave.
Have these measures been successful? Maybe. The country has had about 70 thousand cases (daily graph here) of coronavirus and about 2000 deaths. The vast majority of cases are concentrated in just two provinces: the City and Province of Buenos Aires, which make up about 45% of the population. So far, the city had partially relaxed some of its measures in May, including allowing for daily walks and letting certain shops and restaurants to open under strict conditions; this coincided with a big jump in cases (mostly due to the authorities ignoring their own forecasts about the peak of infections happening by the end of May and early June), so the measures were rolled back. The lockdown has been extended and toughened, for this reason, until the second week of July.
Somewhat worryingly, 45% of tests come back positive, according to Our World in Data (aka neoliberalism dot com), which is probably indicative of severe undertesting, since the country鈥檚 tracking and tracing system is very recent and not as efficient as would be desirable.
The lockdown, and the government, have so far enjoyed widespread support, and social distancing measures have generally been sustained across party lines - most divisions appear regarding how to respond to the economic consequences. Despite support for the President having reached nearly 95% in the early days of the quarantine, there are signs that public opinion is slowly turning - extending a stringent lockdown only gets a small majority according to some polls, rather than near-unanimous consensus as it used to. This has mostly been due to exhaustion and to the economic fallout, which will be explained shortly.
This exhaustion also has an unseemly underbelly: the economy is devastated, and the poorest people in the country can no longer afford to stay at home and not work, under insufficient government aid and mounting debts.

Income and labor

For the last decade, both economic growth and the labor market have remained stagnant, while real wages remained basically constant, all three of which stedily and slowly deteriorated since the recession started in 2018 . This dynamic obviously worsened this year, although the data is still out; wages are growing below inflation (after a small recovery), and both activity and employment are still obviously going to fall, as even the most optimistic bounce predictions for May and June would still be a solid 20 points below 2019 and 15 below February.
https://preview.redd.it/o92ixvfopha51.png?width=720&format=png&auto=webp&s=1b0ac45c524671ceda63a2a9e0417178a2e5a4e2
So far, the coronavirus pandemic has not been good for personal finances, as might be expected. During the first quarter, the unemployment rate was already 10.4%; employment fell 0.5% every month since March (-3% throughout the year and -1.5% during the lockdown), and registered private sector payrolls fell behind 6 million for the first time in over a decade: 230 thousand people lost their jobs in April alone, and another 90 did in March. The bulk of these job losses seem to have come from the private sector (69%), and 26% from self-employed workers (public sector employment increased 0.4%, meanwhile). Some losses are due to seasonal differences in agriculture, fishing, and other resource-focused activities; nonetheless, almost all sectors of the economy have lost jobs.
A recent UCA report indicated that up to 860 thousand people may have lost their jobs during the lockdown (up to May, at least), and that 70% of those (602 thousand) were unregistered workers (who only make up 35% of the total workforce). That nearly 900k figure points to, if accurate, at least a 4% hike in unemployment during the second quarter alone. The government tried to prevent job losses by banning firing people and by providing assistance for wages; this has the rather unfortunate effect of only helping registered workers (about 50% of the workforce) while doing barely anything for self-standing workers (15%) or informal workers- who also have much lower incomes.
UCA also has put out one of their hard to parse poverty estimates (extremely petty critique here), at 45% (or 10 points higher than currently), and some of the country鈥檚 most respected experts claim it鈥檚 already gone over 40% for sure - for example, during May the poverty rate could be estimated at about 39.8%, using income distribution data and the official poverty line. This would be the highest level since 2007 (or 2003,poverty data is squirrely), and the biggest jump since both the 1989 hyperinflation and the 2001 collapse (more information here).
As for wages, 19.8% of workers in the Buenos Aires metro area had no income to speak of, and 44.2% had lower wages; 39.3% of workers aren鈥檛 working or were suspended, and 8.2% lost their job altogether. A recent survey points to 80% of the population having lost income during the pandemic; a later study points to 45% having done so afterward, and even more recent studies point to 53% of the population having endured "significant" income losses. Following official data, real wages have decreased for three consecutive months in May: they stagnated last year,and were growing above inflation until March ; then, they fell well behind (0.1% in wages vs 1.5% inflation) in May. Part of this was intentional: to prevent job losses, the largest unions and the biggest corporations agreed to a 25% pay cut for workers who weren鈥檛 going to work; still, this doesn鈥檛 bode well for the labor market as a whole. Nevertheless, this won鈥檛 nearly be enough even before 2020, income was already 20% lower than in 2018, and a similar 18% drop is estimated for GDP per capita after 2020. During the lockdown, 70% of the population made less than 20 thousand pesos (about 200 dollars) a month while income inequality skyrocketed.
Looking at the job market as a whole, it doesn鈥檛 get much better: a full third of companies are planning on laying off some employees after it is allowed, 70% are unsure about whether or not they will be able to afford any pay raises during the second semester, and 64% of workers are afraid of losing their job in 2020 - with 51% saying that they owuld be laid off if their employer was seriously affected by the pandemic.
Even if the labor market fully recovers, which it is probably not going to, there鈥檚 still the issue of debt: almost 90% of people fell behind on payments in May, and 86% in June especially utilities and rent (since evictions were also banned). This means that even if the job market and the economy recover, people are bound to not spend their money on consumption to boost the economy anyways - and a good signal to see how expensive stimulus might be is that two thirds of adults are already receiving money from the government.

Economic activity and real output

Economic activity will definitely take a beating in 2020. GDP had already gone down 5.4% in the first quarter of 2020 (that is, before any type of lockdown) and looking forward it doesn鈥檛 get pretty: there was a 10% annual drop in March and a 25% drop in April, leading to the same level of output as in 2004:
Economic activity, 1993-2020
The chart actually points to something interesting - since 2011, the country has basically remained stagnant, growing about 1% until 2017 and then de-growing 0.2% throughout the decade. Stagflation, the combination of no growth and high inflation, has obviously weakened the country's ability to recover - and some even venture to say GDP might not exhibit any genuine growth until 2023, since April saw the largest drop in activity recorded anywhere in the last 120 years.
Only 28% of companies have been fully active during the lockdown: a quarter has had trouble paying salaries, 40% couldn鈥檛 pay suppliers or utilities, and two thirds have fallen behind on their taxes; 43% expect to lay off workers, and 88% expect to see profits fall. This points into a larger trends: businesses don鈥檛 expect to do well at all in this environment. Just going back to the February status quo is expected to take between half the year and 18 months, with a full quarter of companies believing it will take at least two years to recover. 65% of companies expect to be doing worse off in the third quarter than they were, with significant concerns over actually being able to pay off salaries. And some reports estimate that 30 thousand companies will go out of business in 2020, with chances of a recovery (per the latest Leading Index report) put at a meager 4%. Since March, in fact, 19 thousand companies have gone out of business, with about 290 thousand workers being affected in some shape.

The largest sectors in the economy

The activities that have seen the largest losses account for a large share of employment, and over 900 thousand have already been laid off. On a sector-by-sector basis, activities responsible for 70% of employment collapsed by almost 40% in March alone. Industry and commerce in particular have been hit particularly hard, with revenues (according to said report) plummeting by 50%, in sectors employing over a million people each (or, put together, about 35% of the entire workforce).
In fact, the most heavily affected sectors were construction and hotels and restaurants (the latter, for obvious reasons); the two largest sectors, retail and industry, have also taken a beating in 2020. So I鈥檒l focus on those sectors (retail, industry, and construction) one by one, since after all, they account for about 40% of both GDP and employment; another 10% goes to farming, which will be examined more closely as it relates to food prices (obviously relevant to inflation), and exports.
Let鈥檚 start with industry. According to government data, industrial production plummeted by -27% in May and -33% in April, with the biggest drops in cars (-100 in April, since none were produced and -85% in May), steel (-72% and -56%), metals (-65% and -44%), textiles (-60% and -34%), and, with a huge chasm, chemicals (-11% in both months ) and food (-1% and -5%). Since these industries account for a majority of output in the sector, it helps paint the dire portrait it is going through right now: two thirds of factories could not operate normally in April and half in May, with a breakdown by sector that points to the trends previously exhibited. A recent report by the Industrial Union shows that production has decreased by 30% in April (and 17% compared to March), exports have plummeted by 58%, and employment has decreased by 2.4% (or about 40 thousand jobs lost in the past 12 months, with a tenth of that in April alone). Other estimates for industrial output, by FIEL (a well regarded think tank) has industrial output continuing to decrease in May, with an 18% drop (compared to -13% in April and -8% in March) - and with consumption goods staying strong (5% growth in durable goods and 10% in non durables) compared to cratering industrial input production (-13% in parts and -57% in capital goods); as a result, consumption goods have fared relatively well, recovering quickly and even thriving, but industrial inputs like parts and capital goods have plummeted by at least 20% in all three months. Nearly 60% of industrial capacity was idle in April, and that number soars to over 80% for steel and metals, and over 90% for textiles and cars - but food and chemicals still held strong. 80% of industrial companies expect layoffs, although they also expect a small bounce in activity moving forward.
Looking at the big sectors, it doesn鈥檛 bode too well either for the biggest parts of industry either. Car production was literally 0 in April, and fell by 47% in June, 84% in May, and 20% in March. Car sales also plummeted, falling by 45%, 74%, and 19% respectively (sales may have bounced 2% back in June, but they are still far behind 2018 or 2017 levels). Steel production fell by 30% in June, 50%the previous two months in a row, and 32% in March; and metal production plummeted by 23% in March, 50% in April, and 37% in May.
Industrial production, base 2016, and idle capacity (right axis)
Regarding construction, it鈥檚 in an even worse position. Construction activity plunged by 45% in May, 75% in April, and 45% in March. Home sales have plummeted, from over a thousand in March to just 7 in April and 700 in May; the supply of homes to rent is going down, while demand is going up, and a new rent control bill could, paradoxically, raise rents by up to 20% and already has increased them by 4% (double the monthly inflation rate) in June in anticipation; rent control measures will simultaneously reduce demand because of rent increases (鈥渞eal鈥 rent went down in 2019, as housing costs increase by only 33% compared to 55% annual inflation), and supply by creating enough restrictions to contracts. Employment in March has gone down a third in April, between 2019 and 2020, which means 65 thousand construction workers lost their job in 2020 so far (and that鈥檚 only counting registered workers) - and 57 thousand of them did so in March and April alone. For an indication of how things might move in May, both sales of construction materials and cement shipments fell 33%, although they both exhibited a significant recovery regarding April.
90% of construction companies have had their revenue reduced by at least 20%, and almost a third did not have any revenue, 86% rate the lockdown as (very) negative. It also has negatively impacted 94% of realtors, 90% of builders, 84% of architects, and 89% of developers.
Construction activity indicators, base 2012
Both construction companies and industries expect the third quarter to be a slight improvement, but 2020 would still be the worst year on record for both, with widespread closures and massive employment losses.
Retail sales have also been affected in extremely negative ways: as previously noted, up to 100 thousand stores may close this year, and 17 thousand workers have already been laid off. According to sectoral data, retail sales were 35% lower than in 2019 in May, and 50% lower in both March, April, and May - resulting in their lowest levels in 11 years. Supermarket sales stayed above water in March and April, mostly boosted by a big increase in February and March - but sales still crashed 14% in April. Shopping centers suffered greatly, with sales dropping 50% in March and 97% in April - and the sector estimates that 15% of all stores in shopping centers have already closed, and that 41% of stores in smaller malls may close this year.And speaking of stores, anywhere up to a 100 thousand of them may close during 2020 - so far, 24 thousand have. VAT revenue, considered a general indicator of how consumption is doing, has stayed below inflation for five months in a row, having accumulated an 11% reduction since February and dropping nearly 40% in real terms (adjusted for inflation, which is in the 45% range) for four consecutive months. Consumer confidence, in general, has deteriorated significantly since the pandemic outbreak began (with a small bounce in June), although trust in the government has exhibited the opposite behavior.

Inflation

https://preview.redd.it/nqg90yggiha51.png?width=721&format=png&auto=webp&s=7add2c22d909286ae1663763012c5bd1871d0bed
Argentina has had, for the longest time, an inflation problem. I don鈥檛 want to get too tangled up in it, but it probably has three main causes: the government, for a variety of reasons, has consistently spent more than it can possibly raise, therefore resorting to seigniorage systematically (i.e. printing money, MMT style); secondly, a cluster of institutional and historical factors make saving and holding pesos risky and unreliable; thirdly, and as a consequence, the country has an incredibly high demand of US dollars. This results in a perverse dynamic where monetary expansions that aren鈥檛 coupled with high interest rates (or just positive; the country has also had a tendency of having a negative real interest rate) end up draining the Central Bank鈥檚 reserves (under a fixed peg) or devaluing the currency (under extremely rare floating regimes); as a result, the exchange rate has an incredible amount of power in controlling the inflation rate.
After big devaluations in 2018 and 2019, the US dollar has been kept under control by increasingly stricter currency controls; at the same time, the Central Bank鈥檚 reserves have dwindled, from their highest levels in decades in 2018 to about a quarter of that now. The other side of this policy is that the real exchange rate, especially compared to leading trading partners like Brazil and Chile, has suffered and recent boosts to competitivity that improved the trade balance are slowly withering away (more on that later).
The other factor that has contained inflation is the quarantine: the demand of local currency is much higher because people are holding more pesos to remain liquid in times of great uncertainty, while the velocity of spending has dwindled due to, you know, nobody being able to leave the house. This, added to widespread price controls and utility freezes (to protect consumers), have kept price increases at a breezy 1-2% a month until restrictions are lifted.
The real question is: is this actual disinflation, or has inflation been repressed? Dynamics haven鈥檛 actually changed, and as soon as the lockdown is over, inflation will 鈥渞eheat鈥 as every single one of the measures that contained it is lifted or proven unsustainable.
The price controls, especially on food, have started taking their toll on producers, as costs have increased and many hadn't increased their prices since January to boost sales in the summer ;though the government has recently softened the price caps, a quarantine that is sustained for much longer could risk food shortages. Utility freezes are a particularly thorny issue, since hikes are massively unpopular but the costs start piling up: in 2015 they accounted for three quarters of a 6.6% deficit, and since the exchange rate is lagging, soon the oil sector will lose profitability and imports will soar, worsening the trade balance significantly.
https://preview.redd.it/dgpn42cliha51.png?width=717&format=png&auto=webp&s=49a95a41a019193388abe3c3370bbcdc06ca72de
The second big issue is the currency market: exchange controls have made the US dollar 鈥渃heaper鈥, and the proliferation of parallel and black market rates has exploded the gap between the two (the 鈥淔X gap鈥) to the point where it was over 80%. This created incentives to buy US dollars for purely speculative reasons, even in the official market: the number of currency buyers doubled in May (from 1.2 to 2 and a half million), and in March and April it was still 50% higher than in the summer - the average purchase was USD 190, ten bucks below the maximum allowed amount (to a total of 500 million dollars form Central Bank reserves). A consquence is that a low real exchange rate both increases imports and reduces exports; this means that a strategy to protect the local currency will ultimately weaken it by draining Central Bank reserves (even with no domestic purchases) and hastening a devaluation.
Seignorage as a percentage of GDP (I didn't make this one)
The final factor to keep in mind is monetary emission. The government has, in 2020, nearly doubled the monetary base, from 1.3 to 2 trillion pesos; most of this has occurred during the lockdown, resulting in an annual growth of 77%. So far the money didn't cause any trouble; as soon as restructuins end, and considering the real interest rate is in the double digit negatives, the excess cash could simply go into the currency market until the Central Bank has no other resort than to devalue the peso. This has resulted in both grave concerns from economists and the government already promising it will 鈥渧acuum鈥 these pesos and consider raising interest rates and reducing credit, which would have a negative impact on economic activity.
Repressed inflation is already estimated at 20%, and as soon as the quarantine ends the government will have to handle some incredibly tricky tradeoffs between inflation, output, and competitivity. A likely case is a big shock to inflation because the government would not simply allow a prolonged recession (which is already on track to be the worst in the country's history). Currently, 2020 could reach a level well below 40%, with the nasty side effects being punted off into 2021 if the quarantine drags on long enough. So far wages have behaved properly (as mentioned, real salaries have decreased in line with wage-cutting agreements by the unions) but a high inflation, deep recession scenario would also restart struggles between unions and business leaders regarding price and wage levels - potentially, added to a big devaluation, spiraling the country鈥檚 price level out of control, but not into hyperinflationary territory.

Fiscal policy

https://preview.redd.it/r5mwm5uwiha51.png?width=720&format=png&auto=webp&s=9d1926bc9a66ec480e40a452486c37a539e689f6
During the quarantine, spending has increased and revenue has plummeted as a result of lower economic activity, so 2020 is on track tohave the largest primary deficit since the 14% recorded in 1975 - anywhere from 5.5% to 8% of GDP, defined mostly by how long the quarantine (and the corresponding stimulus) drags on.
Compared to last year, the deficit is ten times higher, having reached 260 billion, and overall spending has doubled to 597 billion. This has also meant that, as previously mentioned, the Central Bank has printed a trillion pesos so far this year to finance government sending, and the debt market has dried up. This has resulted in the Central Bank handing out 8% of GDP in monetary emission to the Treasury - which has been described as a ticking time bomb for inflation by most serious economists. Currently half of all spending is financed by printing money, which means the government will have a horrific choice once the quarantine ends: either cut back on spending to reduce its reliance on the money machine, or basically allow inflation to accelerate - and both options could nip any recovery in the bud.
Compared to most other countries, the fiscal stimulus package has been small: only 5% of GDP has been dedicated to counteracting the effects of the pandemic, consisting on 2.7% of fiscal aid and 2.3% of low interest credits to allow businesses and self-employed workers to pay off salaries and other expenses. This stimulus package has a vital flaw at its core: it doesn鈥檛 reach the right people, regardless of size. Currently, two main facilities exist: a very means-tested program for the government to cover up to half of an employees鈥 salary and a 10 thousand lump sum payment per household in which no adult is a registered worker. The obvious flaw is that this only covers the absolute poorest people and registered private sector employees, but nobody else - with a big gap that masks a variety of precarious economic situations that are not being addressed. Credit to firms, on the other hand, has been criticised by 鈥渇riendly鈥 voices such as ECLAC for being too small.
Why is the government only funding itself through the money printer, when most of its neighbours have taken advantage of low international rates to fund more generous packages through debt? Due to a high debt burden, the country has decided to restructure its sovereign debt (largely in US dollars) with creditors. The government鈥檚 plans pointed to wrapping up the issue by April; instead, after a disastrous first offer to creditors, negotiations dragged out for three months as the government unveiled bad faith proposals that under 40% of bondholders accepted, since they implied cuts of over 50% to interest payments. Finally, the country caved and unveiled a final (this time apparently for real) offer, which only reduces payments by 47%, saving the country thirty billion dollars (or around two billion per year for 15 years) and, contrary to the government鈥檚 own intent, payments start in February of next year rather than in 2023.
A worrying aspect is that and that the government played hardball for two months over an amount under 6 billion dollars - spread out over a decade and a half. The biggest concern right now isn鈥檛 that the country will default (it already technically has, since the April deadline coincided with the maturity of a bond that had to be paid) but rather how credible the restructuring offer is, especially on terms of future fiscal responsibility: creditors are wary that, as has happened three times already, if the current President doesn鈥檛 start making part of the effort to pay , then nobody ever will - leading to a fourth debt restructuring in 20 years.

International trade

2020 will have the largest trade surplus in 110 years, surpassing 20 billion dollars. This means that the Central Bank will increase its reserves, as exporters are legally bound to sell their hard currency (and they actually pay hefty export taxes, so the Bank makes a profit buying the dollars).
https://preview.redd.it/q8i5kctziha51.png?width=715&format=png&auto=webp&s=5cb3ce40fc61e1e70fe1c157703104b638e04ebe
The problem with this is where this surplus comes from: for the last 2 years, imports have fallen at a breakneck pace, while exports basically stayed at the same level. This follows a longstanding pattern: when the country grows, imports (for capital goods and especially parts and inputs) grow too, and faster; if you add in a lagging exchange rate and fuel subsidies (which result in higher fuel consumption, lower local production, and higher fuel imports all at once), you can very quickly see a trade deficit coming. A second aspect is clearly that a lower real exchange rate reduces incentives to export, so the trade balance also worsens that way. If you break up exports and imports on quantity and price, you can see a worrying trend: the amount of imported goods decreased due to the recession, but the quantity of exports basically plateaued and then dropped because of lower output in the past three months.
The big risk moving forward is that, once the country starts recovering, a non-real trade surplus will vanish as imported parts pick up; there鈥檚 also the fact that two thirds of exports are industrial goods (about half of that agricultural products, mostly soy and corn derivatives, and half manufactured goods, led by chemicals and metals) and that commodity prices are, at best, not increasing, and at worst, collapsing.
Exports and imports (left axis, in millions of USD) and real exchange rate (base 2001, right axis)
The goose with the golden eggs is the agricultural sector, considering 55% of exports are either commodities or industrialized products; the problem is that high export taxes and an uncompetitive exchange rate (soy exporters got paid about 45 pesos per dollar, compared to an official rate of 70 and a black market rate of 120) have led everyone to put off sales, which have stagnated or even decreased in a similar, or even larger, harvest, to wait out the government until lack of reserves forces a devaluation.
The fact that many of the country's trading partners in the region, especially Brazil, have sharply devalued their currencies and we have not is also cause for concern: as the real exchange rate worsens from domestic appreciation, it also loses its power if our trading partners are also more competitive.

Conclusion: an L shaped recovery

So far, the picture I鈥檝e painted seems bleak. A stagnant economy who鈥檚 had the same GDP for an entire decade, while inflation slowly and steadily picks up, has to confront a massive economic shock. The 2018-2020 (at least) recession seems to be the longest one on record in the country鈥檚 history, going on for 10 quarters strong, and of an unprecedented intensity: the country seems to be on track for its largest ever drop in GDP, since the IMF expects a 9.9% contraction, the World Bank and the OECD about 8% each, and local economists predict a recession of 11.6%.
GDP, in billions of pesos, and annual economic growth
The problem is not so much the recession, which is kind of priced in at this point, but the recovery: the government is currently modelling its efforts on the 2003 program, where a vibrant external sector, high spending, and a primary surplus created by a mix of export taxes and frozen pension spending would result in a boom and 鈥淐hinese rates鈥 of growth peaking at the double digits. This vision has a number of problems that make it unrealistic: for once, inflation wasn't a problem back then, since it had been around 1% with the occasional deflation for a decade. The public sector also had half the size it currently does (23% of GDP vs 42%) and a balanced budget rather than the largest deficit in 40 years. The international panorama was also much better for export-led growth.
As previously stated, the fundamentals are also stacked any recovery achieved through consumption and government spending: the Treasury is all but bankrupt, and it has to actually renegotiate its sizeable debts with the IMF and the Paris Club as well; high debt means stimulus checks are going straight to landlords and utility companies for a while. The painful dynamics of inflation mean that seigniorage to fund spending is a non starter, and the Central Bank doesn鈥檛 have the firepower to sit on the exchange rate for another full year.
The likeliest scenario is more of the same: tepid growth only made possible with a frozen dollar and an overstretched state, while no real growth occurs and there is only a series of equally sized contractions and recoveries that are perfectly timed so the good parts are on election years.
If the country is to succeed, it will actually be forced to be sensible for once: sustainable fiscal policy, focused on small deficits or balanced budgets, and achieved through changes in the tax code and another reform to the massive pension system. The next logical step would labor reform, by allowing for simplified processes of hiring and firing and by creating incentives for employers to actually register their 鈥渋llegal鈥 workers. Reforming the external sector by keeping it competitive, and without preventing local companies from importing basic inputs they need is also a must to preserve Central Bank reserves and allow the government to pay off its debts.
Reasonable fiscal policy isn鈥檛 so much a matter of 鈥渞unning the government like a company鈥 or 鈥渢ightening the belt鈥: long term, only weaning the Treasury off the money printers and creating an actual local market for investment, debt, and bonds will stop prices from getting out of control.
submitted by mrmanager237 to neoliberal [link] [comments]


2020.01.08 13:26 altamiraweb Cocinas

La cocina es el taller de la ama de casa. En el hogar promedio, ella gasta el equivalente a 3 meses completos al a帽o, las 24 horas del d铆a, en preparar, cocinar y servir alimentos, hornear pasteles y tartas, y lavar ollas y sartenes.
Modernizar una cocina para que sea m谩s agradable trabajar en ella, para agregar comodidades adicionales y ahorrar tiempo es el ideal de cada ama de casa. La cocina es una habitaci贸n que requiere un gran desembolso de dinero, pero una vez que se construye sabiamente, estar谩 feliz de haber hecho la inversi贸n.
Hasta hace unos a帽os, modernizar una cocina significaba comprar un refrigerador nuevo, una estufa, un fregadero combinado y pintar la cocina en un blanco brillante. Hemos recorrido un largo camino en solo unos pocos a帽os. El aspecto m谩s llamativo de la cocina contempor谩nea es su color. El blanco ha sido desplazado por colores m谩s sofisticados. El espacio del mostrador ha sido aumentado. El almacenamiento ha sido dise帽ado para proporcionar el m谩ximo uso de todo el espacio disponible. Todo est谩 al alcance de la mano. La cocina de hoy se mezcla con el hogar. No es una habitaci贸n aparte, sino una parte de la sala de estar de la casa.
隆Los electrodom茅sticos de la cocina se han vuelto contempor谩neos! Todo ha sido redise帽ado para hacer que la vida en la cocina sea m谩s f谩cil y m谩s eficiente. Los extractores debajo de las campanas de colores sobre la cocina eliminan la mugre y la suciedad, as铆 como el humo desagradable y los olores de la cocina. En la cocina m谩s moderna, la antigua combinaci贸n de horno y estufa ha sido desplazada por estufas de encimera y hornos empotrados. Los dispositivos autom谩ticos pr谩cticamente hacen que la cocina funcione sola.
El refrigerador tiene un nuevo compa帽ero en la cocina. Si bien la combinaci贸n de refrigeradores y congeladores es muy popular, muchas amas de casa prefieren tener un congelador vertical adem谩s del refrigerador en la cocina. La mirada blanca est谩 pasando. Los electrodom茅sticos en colores atractivos est谩n ganando popularidad. Se han introducido modelos donde se puede agregar tela sobre la puerta del electrodom茅stico, de modo que el refrigerador pueda combinar con las cortinas de la cocina.
Armario de cocina empotrado
La cocina tradicional tiene muchos armarios bajos y de pared; despu茅s de que el refrigerador, el fregadero y la estufa se hayan colocado en su lugar, pr谩cticamente no queda 谩rea de pared sin romper. Aqu铆 hay un tratamiento inusual de una cocina. Este armario de cocina "todo en uno" es una de las mejores formas de almacenar utensilios de cocina, comestibles y equipos de limpieza. Cuando llega el momento de preparar una comida, se abren las puertas y se puede acceder f谩cilmente a todo lo necesario. Despu茅s de la comida, las puertas se cierran y un extremo de la habitaci贸n se convierte en una deliciosa pared de cuadros. Las puertas decoradas con colores agregan una nota agradable al 谩rea de la cocina, muy diferente de la entrada de la despensa que se encuentra en muchas casas antiguas.
Si tiene inclinaciones art铆sticas, puede pintar su propia puerta atractiva. Sin embargo, si se siente fuera de lugar en la bata de un pintor, puede comprar murales atractivos en forma de papel tapiz y aplicarlos a la puerta. Tambi茅n puede comprar murales en forma de esquema, pegarlos a las puertas y luego pintarlos usted mismo siguiendo las instrucciones.
Esta pared de despensa est谩 dise帽ada para una mayor eficiencia. Observe el uso efectivo de ganchos para colgar utensilios y sartenes. Tenga en cuenta tambi茅n la forma en que se almacenan las tapas en la parte inferior de la puerta a la derecha. Estas son ideas que puede tomar prestadas y poner en pr谩ctica en su cocina actual.
Incluso si no tiene espacio dentro de una pared, puede agregar una unidad de almacenamiento de pared a su pared existente. Dos puertas, hechas de% "madera contrachapada con piezas de marco 1x6 o 1x8", se pueden articular a una pared. Los estantes, el panel perforado y otros estantes de cocina se pueden combinar para proporcionar un amplio espacio de almacenamiento adicional. Si no puede usar toda la pared, use solo una parte.
En las siguientes p谩ginas encontrar谩 muchas m谩s ideas para aprovechar al m谩ximo el espacio de almacenamiento existente; Encontrar谩s extras para la pared.
Disposiciones b谩sicas de una cocina
La cocina eficiente tiene un almacenamiento adecuado, un amplio espacio en el mostrador y est谩 dispuesta para ahorrarle a la ama de casa pasos innecesarios. Si bien el tama帽o y la ubicaci贸n de la cocina a menudo determinan el dise帽o, generalmente puede hacer modificaciones para producir m谩s eficiencia.
El dise帽o de la cocina est谩 determinado por la disposici贸n de los electrodom茅sticos y gabinetes dentro de la habitaci贸n. Todas las unidades se pueden colocar contra una pared, o dos paredes o tres. Aqu铆 hay cuatro dise帽os diferentes que se encuentran com煤nmente en los hogares:
La pared individual con el fregadero en el centro y la estufa y el refrigerador en cada extremo con gabinetes en el medio y arriba.
La cocina de dos paredes donde se colocan electrodom茅sticos y gabinetes en dos paredes opuestas de la habitaci贸n.
La cocina en forma de L donde los electrodom茅sticos y gabinetes se colocan en dos paredes adyacentes.
La cocina en forma de U donde se utilizan tres paredes para el equipamiento necesario de la cocina.
Los fabricantes han gastado considerables sumas e ingenieros numerosas horas en la planificaci贸n del posicionamiento de los diferentes electrodom茅sticos, la cocina, el fregadero y el refrigerador. Encontrar谩 muchos arreglos diferentes en esta secci贸n. Si necesita ayuda adicional, muchos de los productores de electrodom茅sticos tienen literatura dise帽ada para ayudarlo en esta fase de planificaci贸n de la cocina.
Recuerde que la cocina est谩 dise帽ada para el trabajo pero tambi茅n tiene que verse atractiva. Combinar estos dos factores es un arte, y cuando considera que tiene que agregar espacio en el mostrador de trabajo y gabinetes para el almacenamiento, puede ver f谩cilmente que la planificaci贸n basada en la experiencia es esencial. La ama de casa, ella misma, es a menudo una fuente de muchas buenas ideas. 隆Despu茅s de todo, ella es la que tendr谩 que "vivir" en la cocina!
Dise帽o y vida abierta
Con la tendencia contempor谩nea de hacer que la cocina sea parte de la sala de estar familiar, a menudo son necesarias modificaciones en el dise帽o tradicional de la cocina. Las formas b谩sicas - una pared, en forma de L, en forma de U, de dos paredes - a煤n permanecen. Sin embargo, las paredes en muchas cocinas contempor谩neas no est谩n all铆. La parte trasera de los gabinetes de la cocina forma el frente de las unidades de almacenamiento en la sala contigua.
Sin las paredes del piso al techo de la cocina, 驴d贸nde se pueden colgar los gabinetes? El problema b谩sico en la mayor铆a de las cocinas es un espacio de gabinete inadecuado. 驴Qu茅 se puede hacer? Si hay espacio disponible en el piso, se pueden incluir gabinetes de base adicionales para compensar la p茅rdida de gabinetes de pared. Por otro lado, estos gabinetes pueden colgarse del techo y un espacio entre la parte inferior de los gabinetes y la parte superior de los gabinetes de la base puede dejarse abierto y usarse como un 谩rea de trabajo. Otra t茅cnica es abrir solo una parte de la pared para la "mirada abierta".
Si bien la cocina abierta es extremadamente popular, hay muchas amas de casa que a煤n prefieren la privacidad de sus cocinas. Cuando hay invitados, 驴qu茅 se puede hacer con el desorden de la cocina? Nada parece menos atractivo que un mont贸n de platos sucios, ollas y sartenes que quedan; ciertamente no es un ambiente agradable para cenar. Sin embargo, puedes hacer algo al respecto.
Si la ama de casa limpia y guarda las cosas a medida que avanza, hay menos probabilidades de tener desorden. Pero tambi茅n hay menos probabilidades de que ella salga de la cocina, y mucho menos preparar la cena.
Por supuesto, ella puede usar utensilios de cocina a la mesa para reducir la necesidad de ollas adicionales. Esto no solo elimina ollas y sartenes innecesarios, sino que reduce el tiempo de limpieza posterior. Tambi茅n puede usar algunos de los art铆culos de mesa atractivos que van del refrigerador directamente a la mesa.
Si apagas las luces, 隆no lo ver谩s! Bueno, 隆esa t茅cnica tambi茅n se puede usar aqu铆! No es necesario apagar todas las luces, pero si aten煤a la cocina y resalta el 谩rea del comedor, el desorden quedar谩 "oculto" en la oscuridad.
Tambi茅n puede ocultar el desorden utilizando una persiana vertical en una pista unida al techo o una cortina de bamb煤 que se baja cuando desea ocultar el estado de la cocina. Las cortinas se pueden usar en lugar de las persianas, pero aseg煤rese de que no est茅n cerca del rango.
Comprender los planes de cocina
Si est谩 comprando una casa nueva o si un contratista realiza la modernizaci贸n mayor y b谩sica de su cocina, sin duda se enfrentar谩 a planos. Estos son algunos de los s铆mbolos que encontrar谩 utilizados en estos planes.
Al construir una nueva casa o modernizar una cocina, tome medidas para un cableado conveniente y adecuado. Hay muchos electrodom茅sticos de cocina e incluso si no los incluye todos en este momento, es posible que desee agregar algunos en el futuro. Aseg煤rese de que sus circuitos el茅ctricos puedan soportar la carga.
Cuanto espacio
驴Qu茅 tan grande debe ser tu cocina? Hay muchas amas de casa que prefieren cocinas grandes, mientras que otras prefieren las peque帽as. La siguiente tabla muestra las cocinas de tama帽o promedio recomendadas para familias de diferentes tama帽os. En esta tabla se incluye informaci贸n sobre el tama帽o del piso, la pared y el almacenamiento del gabinete base y el tama帽o del refrigerador. Recuerde, estas son solo gu铆as para familias promedio. Si a su ama de casa le gusta mucho espacio para los codos, mejor use estas cifras como m铆nimo.
M谩s adelante en esta secci贸n, encontrar谩 numerosos ahorradores de espacio para la cocina. Una forma de sacar m谩s provecho de su cocina es usar las paredes. Tambi茅n puede usar electrodom茅sticos compactos que se mezclan directamente con la habitaci贸n.
Tal vez le guste un comedor como parte de la cocina, un comedor, por ejemplo. La cantidad de espacio que deje para cenar depende del alojamiento que prefiera. A algunas familias les gusta tener un snack bar en la cocina para un desayuno ligero o una comida y tener sus comidas regulares en el comedor.
Al modernizar su cocina o planear una en una casa nueva, es mejor reconocer que se deben dejar ciertas autorizaciones a menos que desee que alg煤n miembro de su familia o un invitado a la cena aparezca de vez en cuando cada vez que alguien tenga que pasar. Debe dejar al menos 42 "desde el extremo delantero de la silla hasta la pared de atr谩s. Esto facilita entrar y salir de la silla y pasar detr谩s de la silla mientras alguien est谩 sentado.
Sin embargo, si tiene un gabinete detr谩s de la silla, debe agregar el ancho de la puerta a esta figura b谩sica de 42 "para que el gabinete se pueda abrir y cerrar f谩cilmente. Este espacio adicional no es necesario si instala gabinetes de puertas correderas.
Donde no hay una silla, se deben planificar al menos 24 "entre el extremo de la mesa y una pared. Esto permite que el servidor pase convenientemente.
En la p谩gina adjunta hay varios dise帽os de habitaciones sugeridos. Exam铆nelos para ver cu谩l se adapta mejor a sus necesidades y luego modif铆quelo para cumplir con sus requisitos exactos. Estos planes se aplican no solo a la cocina o al comedor, sino tambi茅n al comedor.
El 谩rea del comedor debe contar con la iluminaci贸n adecuada y tomas de corriente convenientes. Es mejor hacer provisiones para estantes o gabinetes de almacenamiento para la tostadora, cafetera el茅ctrica, sart茅n el茅ctrica y otras comodidades el茅ctricas modernas para la cocina.
La iluminaci贸n del comedor debe ser funcional y decorativa. Cada vez m谩s populares son dos formas de iluminaci贸n para el comedor. Una es la l谩mpara retr谩ctil que se mueve hacia arriba y hacia abajo sobre el centro de la mesa. El otro es un foco empotrado sobre la mesa del comedor. Particularmente efectivo es un atenuador de luz; Esta unidad controla el brillo de la luz. Con una unidad como esta, puede duplicar la iluminaci贸n teatral para una cena elegante.


https://www.download.hforum/members/pepe89.51586/#about
http://www.dreevoo.com/profile.php?pid=124845
http://kbforum.dragondoor.com/members/pepe897.html
https://gitlab.dsrvc.ru/pepe897
http://www.droidforums.net/members/pepe897.418303/
https://pepe897.dreamwidth.org/profile
https://www.easyuefi.com/forums/member.php?action=profile&uid=5588
https://www.e-cigarette-forum.com/members/pepe897.356519/
https://git.ecsec.de/pepe897
https://eichingerd2.de/pepe897
http://gitlab.eigpay.com/pepe897
https://experthax.com/forum/member.php?action=profile&uid=30819
https://forum.cs-cart.com/use61736-pepe897/
https://www.foroelectricidad.net/members/pepe897.htm
http://factfaces.com/usepepe897
https://community.focusme.com/member.php?action=profile&uid=1141
https://foroafeitado.com/user-pepe897
https://foroyoutuber.com/members/pepe897.2454/
https://ask.embedded-wizard.de/usepepe897
https://www.etsy.com/es/people/ovfykn9p
submitted by altamiraweb to u/altamiraweb [link] [comments]


2019.10.28 23:23 Farajo001 Una Historia de Terror: "La casa de Adela" de Mariana Enriquez

Es recomendable que apagues la luz, cierres la persiana ya que no debe haber ninguna luz
(Si disfrutaste de esta historia, por favor dale a la flecha naranja y coment谩 c贸mo te hizo sentir)
" Todos los d铆as pienso en Adela. Y si durante el d铆a no aparece su recuerdo 鈥攍as pecas, los dientes amarillos, el pelo rubio demasiado fino, el mu帽贸n en el hombro, las botitas de gamuza鈥, regresa de noche, en sue帽os. Los sue帽os con Adela son todos distintos, pero nunca falta la lluvia ni faltamos mi hermano y yo, los dos parados frente a la casa abandonada, con nuestros pilotos amarillos, mirando a los polic铆as en el jard铆n que hablan en voz baja con nuestros padres.
Nos hicimos amigos porque ella era una princesa de suburbio, mimada en su enorme chalet ingl茅s insertado en nuestro barrio gris de Lan煤s, tan diferente que parec铆a un castillo, y sus habitantes, los se帽ores, y nosotros, los siervos en nuestras casas cuadradas de cemento con jardines raqu铆ticos. Nos hicimos amigos porque ella ten铆a los mejores juguetes importados, que le tra铆a su pap谩 de Estados Unidos. Y porque organizaba las mejores fiestas de cumplea帽os cada 3 de enero, poco antes de Reyes y poco despu茅s de A帽o Nuevo, al lado de la pileta, con el agua que, bajo el sol de la siesta, parec铆a plateada, hecha de papel de regalo. Y porque ten铆a un proyector y usaba las paredes blancas del living para ver pel铆culas mientras el resto del barrio todav铆a ten铆a televisores blanco y negro.
Pero, sobre todo, nos hicimos amigos de ella, mi hermano y yo, porque Adela ten铆a un solo brazo. O a lo mejor ser铆a m谩s preciso decir que le faltaba un brazo. El izquierdo. Por suerte no era zurda. Le faltaba desde el hombro; ten铆a ah铆 una peque帽a protuberancia de carne que se mov铆a, con un retazo de m煤sculo, pero no serv铆a para nada. Los padres de Adela dec铆an que hab铆a nacido as铆, que era un defecto cong茅nito. Muchos otros chicos le ten铆an miedo, o asco. Se re铆an de ella, le dec铆an monstruita, adefesio, bicho incompleto; dec铆an que la iban a contratar en un circo, que seguro estaba su foto en los libros de medicina.
A ella no le importaba. Ni siquiera quer铆a usar un brazo ortop茅dico. Le gustaba ser observada y nunca ocultaba el mu帽贸n. Si ve铆a la repulsi贸n en los ojos de alguien, era capaz de refregarle el mu帽贸n por la cara o sentarse muy cerca y rozar el brazo del otro con su ap茅ndice in煤til, hasta humillarlo, hasta dejarlo al borde de las l谩grimas.
Nuestra madre dec铆a que Adela ten铆a un car谩cter 煤nico, era valiente y fuerte, un ejemplo, una dulzura, qu茅 bien la criaron, qu茅 buenos padres, insist铆a. Pero Adela dec铆a que sus padres ment铆an. Sobre el brazo. No nac铆 as铆, contaba. Y qu茅 pas贸, le pregunt谩bamos. Y entonces ella contaba su versi贸n. Sus versiones, mejor dicho. A veces contaba que la hab铆a atacado su perro, un d贸berman negro llamado Infierno. El perro se hab铆a vuelto loco, les suele pasar a los d贸berman, una raza que, seg煤n Adela, ten铆a un cr谩neo demasiado chico para el tama帽o del cerebro; por eso les dol铆a siempre la cabeza y se enloquec铆an de dolor, se les trastornaba el cerebro apretado contra los huesos. Dec铆a que la hab铆a atacado cuando ella ten铆a dos a帽os. Se acordaba: el dolor, los gru帽idos, el ruido de las mand铆bulas masticando, la sangre manchando el pasto, mezclada con el agua de la pileta. Su padre lo hab铆a matado de un tiro; excelente punter铆a, porque el perro, cuando recibi贸 el disparo, todav铆a cargaba con Adela beb茅 entre los dientes.
Mi hermano no cre铆a en esta versi贸n.
鈥擜 ver, 驴y la cicatriz d贸nde est谩?
Ella se molestaba.
鈥擲e cur贸 rebi茅n. No se ve.
鈥擨mposible. Siempre se ven.
鈥擭o qued贸 cicatriz de los dientes, me tuvieron que cortar m谩s arriba de la mordida. .
鈥擮bvio. Igual tendr铆a que haber cicatriz. No se borra as铆 nom谩s.
Y le mostraba su propia cicatriz de apendicitis, en la ingle, como ejemplo.
鈥擜 vos porque te operaron m茅dicos de cuarta. Yo estuve en la mejor cl铆nica de Capital.
鈥擝la bla bla 鈥攍e dec铆a mi hermano, y la hac铆a llorar. Era el 煤nico que la enfurec铆a. Y, sin embargo, nunca se peleaban del todo. 脡l disfrutaba con sus mentiras. A ella le gustaba el desaf铆o. Y yo solamente escuchaba y as铆 pasaban las tardes despu茅s de la escuela hasta que mi hermano y Adela descubrieron las pel铆culas de terror y cambi贸 todo para siempre.
No s茅 cu谩l fue la primera pel铆cula. A m铆 no me daban permiso para verlas. Mi mam谩 dec铆a que era demasiado chica. Pero Adela tiene mi misma edad, insist铆a yo. Problema de sus pap谩s si la dejan: ya te dije que no, dec铆a mi mam谩, y era imposible discutir con ella.
鈥斅縔 por qu茅 a Pablo lo dej谩s?
鈥擯orque es m谩s grande que vos.
鈥斅orque es var贸n! 鈥攇ritaba mi pap谩, entrometido, orgulloso.
鈥斅os odio! 鈥攇ritaba yo, y lloraba en mi cama hasta quedarme dormida.
Lo que no pudieron controlar fue que mi hermano Pablo y Adela, llenos de compasi贸n, me contaran las pel铆culas. Y cuando terminaban de contarme las pel铆culas, contaban m谩s historias. No puedo olvidarme de esas tardes: cuando Adela contaba, cuando se concentraba y le ard铆an los ojos oscuros, el parque de la casa se llenaba de sombras, que corr铆an, que saludaban burlonas. Yo las ve铆a cuando Adela se sentaba de espaldas al ventanal, en el living. No se lo dec铆a. Pero Adela sab铆a. Mi hermano no s茅. 脡l era capaz de ocultar mejor que nosotras.
脡l supo ocultar hasta el final, hasta su 煤ltimo acto, hasta que solamente qued贸 de 茅l ese costillar a la vista, ese cr谩neo destrozado y, sobre todo, ese brazo izquierdo en medio de las v铆as, tan separado de su cuerpo y del tren que no parec铆a producto del accidente 鈥攄el suicidio, le sigo diciendo accidente a su suicidio鈥; parec铆a que alguien lo hab铆a llevado hasta el medio de los rieles para exponerlo, como un saludo, un mensaje.
La verdad es que no recuerdo cu谩les de las historias eran res煤menes de pel铆culas y cu谩les eran inventos de Adela o Pablo. Desde que entramos en la casa, nunca pude ver una pel铆cula de terror: veinte a帽os despu茅s conservo la fobia y, si veo una escena por casualidad o por error en la televisi贸n, esa noche tomo pastillas para dormir y durante d铆as tengo n谩useas y recuerdo a Adela sentada en el sof谩, con los ojos quietos y sin su brazo, mientras mi hermano la miraba con adoraci贸n. No recuerdo, es cierto, muchas de las historias: apenas una sobre un perro pose铆do por el demonio 鈥擜dela ten铆a debilidad por las historias de animales鈥, otra sobre un hombre que hab铆a descuartizado a su mujer y hab铆a ocultado sus miembros en una heladera y esos miembros, por la noche, hab铆an salido a perseguirlo, piernas y brazos y tronco y cabeza rodando y arrastr谩ndose por la casa, hasta que la mano muerta y vengadora mat贸 al asesino apret谩ndole el cuello 鈥擜dela ten铆a debilidad, tambi茅n, por las historias de miembros mutilados y amputaciones鈥; otra sobre el fantasma de un ni帽o que siempre aparec铆a en las fotos de cumplea帽os, el invitado terror铆fico que nadie reconoc铆a, de piel gris y sonrisa ancha.
Me gustaban especialmente las historias sobre la casa abandonada. Incluso s茅 cu谩ndo comenz贸 la obsesi贸n. Fue culpa de mi madre. Una tarde, despu茅s de la escuela, mi hermano y yo la acompa帽amos hasta el supermercado. Ella apur贸 el paso cuando pasamos frente a la casa abandonada que estaba a media cuadra del negocio. Nos dimos cuenta y le preguntamos por qu茅 corr铆a. Ella se ri贸. Me acuerdo de la risa de mi madre, de lo joven que era esa tarde de verano, del olor a champ煤 de lim贸n de su pelo y de la carcajada de chicle de menta.
鈥斅oy m谩s tonta! Me da miedo esa casa, no me hagan caso.
Trataba de tranquilizarnos, de portarse como una adulta, como una madre.
鈥擯or qu茅 鈥攄ijo Pablo.
鈥擯or nada, porque est谩 abandonada.
鈥斅縔?
鈥擭o hagas caso, hijo.
鈥斅ecime, dale! .
鈥擬e da miedo que se esconda alguien adentro, un ladr贸n, cualquier cosa.
Mi hermano quiso saber m谩s, pero mi madre no ten铆a mucho m谩s para decir. La casa hab铆a estado abandonada desde antes de que mis padres llegaran al barrio, antes del nacimiento de Pablo. Ella sab铆a que, apenas meses antes, se hab铆an muerto los due帽os, un matrimonio de viejitos. 驴Se murieron juntos?, quiso saber Pablo. Qu茅 morboso est谩s, hijo, te voy a prohibir las pel铆culas. No, se murieron uno atr谩s del otro. Les pasa a los matrimonios de viejitos, cuando uno se muere, el otro se apaga enseguida. Y, desde entonces, los hijos se est谩n peleando por la sucesi贸n. Qu茅 es la sucesi贸n, quise saber yo. Es la herencia, dijo mi madre. Se est谩n peleando para ver qui茅n se queda con la casa. Pero es una casa bastante chota, dijo Pablo, y mi mam谩 lo ret贸 por usar una mala palabra.
鈥斅縌u茅 mala palabra?
鈥擲ab茅s perfectamente: no voy a repetir.
鈥斅獵hota禄 no es una mala palabra.
鈥擯ablo, por favor.
鈥擝ueno. Pero est谩 que se cae la casa, mam谩.
鈥擰u茅 s茅 yo, hijo, querr谩n el terreno. Es un problema de la familia.
鈥擯ara m铆 que tiene fantasmas.
鈥斅 vos te est谩n haciendo mal las pel铆culas! .
Yo cre铆 que le iban a prohibir seguir viendo pel铆culas, pero mi mam谩 no volvi贸 a mencionar el tema. Y, al d铆a siguiente, mi hermano le cont贸 a Adela sobre la casa. Ella se entusiasm贸: una casa embrujada tan cerca, en el barrio, a dos cuadras apenas, era la pura felicidad. Vamos a verla, dijo ella. Los tres salimos corriendo. Bajamos a los gritos las escaleras de madera del chalet, muy hermosas (ten铆an de un lado ventanas con vidrios de colores, verdes, amarillos y rojos, y estaban alfombradas). Adela corr铆a m谩s lento que nosotros y un poco de costado, por la falta del brazo; pero corr铆a r谩pido. Esa tarde llevaba un vestido blanco, con breteles; me acuerdo de que, cuando corr铆a, el bretel del lado izquierdo ca铆a sobre su resto de bracito y ella lo acomodaba sin pensar, como si se sacara de la cara un mech贸n de pelo.
La casa no ten铆a nada especial a primera vista, pero, si se le prestaba atenci贸n, hab铆a detalles inquietantes. Las ventanas estaban tapiadas, cerradas completamente, con ladrillos. 驴Para evitar que alguien entrara o que algo saliera? La puerta, de hierro, estaba pintada de marr贸n oscuro; parece sangre seca, dijo Adela.
Qu茅 exagerada, me atrev铆 a decirle. Ella solamente me sonri贸. Ten铆a los dientes amarillos. Eso s铆 me daba asco, no su brazo, o su falta de brazo. No se lavaba los dientes, creo; y, adem谩s, era muy p谩lida y la piel trasl煤cida hac铆a resaltar ese color enfermizo, como en los rostros de las geishas. Entr贸 en el jard铆n, muy peque帽o, de la casa. Se par贸 en el pasillo que llevaba a la puerta, se dio vuelta y dijo:
鈥斅縎e dieron cuenta?
No esper贸 nuestra respuesta.
鈥擡s muy raro, 驴c贸mo puede ser que tenga el pasto tan corto?
Mi hermano la sigui贸, entr贸 en el jard铆n y, como si tuviera miedo, tambi茅n se qued贸 en el pasillo de baldosas que iba de la vereda a la puerta de entrada.
鈥擡s verdad 鈥攄ijo鈥. Los pastos tendr铆an que estar alt铆simos. Mir谩, Clara, ven铆.
Entr茅. Cruzar el port贸n oxidado fue horrible. No lo recuerdo as铆 por lo que pas贸 despu茅s: estoy segura de lo que sent铆 entonces, en ese preciso momento. Hac铆a fr铆o en ese jard铆n. Y el pasto parec铆a quemado. Arrasado. Era amarillo y corto: ni un yuyo verde. Ni una planta. En ese jard铆n hab铆a una sequ铆a infernal y al mismo tiempo era invierno. Y la casa zumbaba, zumbaba como un mosquito ronco, como un mosquito gordo. Vibraba. No sal铆 corriendo porque no quer铆a que mi hermano y Adela se burlaran de m铆, pero ten铆a ganas de escapar hasta mi casa, hasta mi mam谩, de decirle s铆, ten茅s raz贸n, esa casa es mala y no se esconden ladrones, se esconde un bicho que tiembla, se esconde algo que no tiene que salir.
Adela y Pablo no hablaban de otra cosa. Todo era la casa. Preguntaban en el barrio sobre la casa. Preguntaban al quiosquero y en el club; a don Justo, que esperaba el atardecer sentado en la puerta de su casa, a los gallegos del bazar y a la verdulera. Nadie les dec铆a nada de importancia. Pero varios coincidieron en que la rareza de las ventanas tapiadas y ese jard铆n reseco les daba escalofr铆os, tristeza, a veces miedo, sobre todo miedo de noche. Muchos se acordaban de los viejitos: eran rusos o lituanos, muy amables, muy callados. 驴Y los hijos? Algunos dec铆an que peleaban por la herencia. Otros que no visitaban a sus padres, ni siquiera cuando se enfermaron. Nadie los hab铆a visto. Nunca. Los hijos, si exist铆an, eran un misterio.
鈥擜lguien tuvo que tapiar las ventanas 鈥攍e dijo mi hermano a don Justo.
鈥擵os sab茅s que s铆. Pero lo hicieron unos alba帽iles, no lo hicieron los hijos.
鈥擜 lo mejor los alba帽iles eran los hijos.
鈥擲eguro que no. Eran bien morochos los alba帽iles. Y los viejitos eran rubios, transparentes. Como vos, como Adelita, como tu mam谩. Polacos deb铆an ser. De por ah铆.
La idea de entrar en la casa fue de mi hermano. Me lo sugiri贸 primero a m铆. Le dije que estaba loco. Estaba fanatizado. Necesitaba saber qu茅 hab铆a pasado en esa casa, qu茅 hab铆a adentro. Lo deseaba con un fervor muy extra帽o para un chico de once a帽os. No entiendo, nunca pude entender qu茅 le hizo la casa, c贸mo lo atrajo as铆. Porque lo atrajo a 茅l, primero. Y 茅l contagi贸 a Adela.
Se sentaban en el caminito de baldosas amarillas y rosas que part铆a el jard铆n seco. El port贸n de hierro oxidado estaba siempre abierto, les daba la bienvenida. Yo los acompa帽aba, pero me quedaba afuera, en la vereda. Ellos miraban la puerta, como si creyeran que pod铆an abrirla con la mente. Pasaban horas ah铆, sentados, en silencio. La gente que pasaba por la vereda, los vecinos, no les prestaban atenci贸n. No les parec铆a raro o quiz谩 no los ve铆an. Yo no me atrev铆a a contarle nada a mi madre.
O, a lo mejor, la casa no me dejaba hablar. La casa no quer铆a que los salvara.
Segu铆amos reuni茅ndonos en el living de la casa de Adela, pero ya no se hablaba de pel铆culas. Ahora Pablo y Adela 鈥攑ero sobre todo Adela鈥 contaban historias de la casa. De d贸nde las sacan, les pregunt茅 una tarde. Parecieron sorprendidos, se miraron.
鈥擫a casa nos cuenta las historias. 驴Vos no la escuch谩s?
鈥擯obre 鈥攄ijo Pablo鈥. No escucha la voz de la casa.
鈥擭o importa 鈥攄ijo Adela鈥. Nosotros te contamos.
Y me contaban.
Sobre la viejita, que ten铆a ojos sin pupilas pero no estaba ciega.
Sobre el viejito, que quemaba libros de medicina junto al gallinero vac铆o, en el fondo.
Sobre el fondo, igual de seco y muerto que el jard铆n, lleno de peque帽os agujeros como madrigueras de ratas.
Sobre una canilla que no dejaba de gotear porque lo que viv铆a en la casa necesitaba agua.
A Pablo le cost贸 un poco convencer a Adela de que entrara. Fue extra帽o. Ahora ella parec铆a tener miedo: se turnaban. En el momento decisivo, ella parec铆a entender mejor. Mi hermano le insist铆a. La agarraba del 煤nico brazo y hasta la sacud铆a. En el colegio, se hablaba de que Pablo y Adela eran novios y los chicos se met铆an los dedos en la boca, hasta la garganta, haciendo gesto de v贸mito. Tu hermano sale con la monstrua, se re铆an. A Pablo y Adela no les molestaba. A m铆 tampoco. A m铆 solamente me preocupaba la casa.
Decidieron entrar el 煤ltimo d铆a del verano. Fueron las palabras exactas de Adela, una tarde de discusi贸n en el living de su casa.
鈥擡l 煤ltimo d铆a del verano, Pablo 鈥攄ijo鈥. Dentro de una semana.
Quisieron que yo los acompa帽ara y acept茅 porque no quer铆a dejarlos. No pod铆an entrar solos en la oscuridad.
Decidimos entrar de noche, despu茅s de la cena. Ten铆amos que escaparnos, pero salir de casa tarde, en verano, no era tan dif铆cil. Los chicos jugaban en la calle hasta tarde en el barrio. Ahora no es as铆. Ahora es un barrio pobre y peligroso, los vecinos no salen, tienen miedo de que les roben, tienen miedo de los adolescentes que toman vino en las esquinas y a veces se pelean a tiros. El chalet de Adela se vendi贸 y fue dividido en departamentos. En el parque se construy贸 un galp贸n. Es mejor, creo. El galp贸n oculta las sombras.
Un grupo de chicas jugaba al el谩stico en medio de la calle; cuando pasaba un auto 鈥攃irculaban muy pocos鈥, paraban para dejarlo pasar. M谩s lejos, otros pateaban una pelota y donde el asfalto era m谩s nuevo, m谩s liso, algunas adolescentes patinaban. Pasamos entre ellos, desapercibidos.
Adela esperaba en el jard铆n muerto. Estaba muy tranquila, iluminada. Conectada, pienso ahora.
Nos se帽al贸 la puerta y yo gem铆 de miedo. Estaba entreabierta, apenas una rendija.
鈥斅緾贸mo? 鈥攑regunt贸 Pablo.
鈥擫a encontr茅 as铆.
Mi hermano se sac贸 la mochila y la abri贸. Tra铆a llaves, destornilladores, palancas; herramientas de mi pap谩 que hab铆a encontrado en una caja, en el lavadero. Ya no las iba a necesitar. Estaba buscando la linterna.
鈥擭o hace falta 鈥攄ijo Adela.
La miramos confundidos. Ella abri贸 la puerta del todo y entonces vimos que adentro de la casa hab铆a luz.
Recuerdo que caminamos de la mano bajo esa luminosidad que parec铆a el茅ctrica, aunque en el techo, donde deber铆a haber l谩mparas, s贸lo hab铆a cables viejos, asomando de los huecos como ramas secas. Parec铆a la luz del sol. Afuera era de noche y amenazaba tormenta, una poderosa lluvia de verano. Ah铆 adentro hac铆a fr铆o y ol铆a a desinfectante y la luz era como de hospital.
La casa no parec铆a rara por adentro. En el peque帽o hall de entrada estaba la mesa del tel茅fono, un tel茅fono negro, como el de nuestros abuelos.
Que por favor no suene, que no suene, me acuerdo de que rec茅 as铆, de que repet铆 eso en voz baja, con los ojos cerrados. Y no son贸.
Los tres juntos pasamos a la siguiente sala. La casa se sent铆a m谩s grande de lo que parec铆a desde afuera. Y zumbaba, como si vivieran colonias de bichos ocultos detr谩s de la pintura de las paredes.
Adela se adelantaba, entusiasmada, sin miedo. Pablo le ped铆a 芦esper谩, esper谩禄 cada tres pasos. Ella hac铆a caso pero no s茅 si nos escuchaba claramente. Cuando se daba vuelta para mirarnos, parec铆a perdida. En sus ojos no hab铆a reconocimiento. Dec铆a 芦s铆, s铆禄, pero yo sent铆 que ya no nos hablaba. Pablo sinti贸 lo mismo. Me lo dijo despu茅s.
La sala siguiente, el living, ten铆a sillones sucios, de color mostaza, agrisados por el polvo. Contra la pared se apilaban estantes de vidrio. Estaban muy limpios y llenos de peque帽os adornos, tan peque帽os que tuvimos que acercarnos para verlos. Recuerdo que nuestros alientos, juntos, empa帽aron los estantes m谩s bajos, los que alcanz谩bamos: llegaban hasta el techo.
Al principio no supe lo que estaba viendo. Eran objetos chiquit铆simos, de un blanco amarillento, con forma semicircular. Algunos eran redondeados, otros m谩s puntiagudos. No quise tocarlos.
鈥擲on u帽as 鈥攄ijo Pablo.
Sent铆 que el zumbido me ensordec铆a y me puse a llorar. Abrac茅 a Pablo, pero no dej茅 de mirar. En el siguiente estante, el de m谩s arriba, hab铆a dientes. Muelas con plomo negro en el centro, como las de mi pap谩, que las ten铆a arregladas; incisivos, como los que me molestaban cuando empec茅 a usar aparatos; paletas como las de Roxana, la chica que se sentaba delante de m铆 en el colegio. Cuando levant茅 la cabeza para alcanzar a ver el tercer estante, se fue la luz.
Adela grit贸 en la oscuridad. Mi coraz贸n lat铆a tan fuerte que me dejaba sorda. Pero sent铆a a mi hermano, que me abrazaba los hombros, que no me soltaba. De pronto, vi un redondel de luz en la pared: era la linterna. Dije: 芦Salgamos, salgamos.禄 Pablo, sin embargo, camin贸 en direcci贸n opuesta a la salida, sigui贸 entrando en la casa. Lo segu铆. Quer铆a irme, pero no sola.
La luz de la linterna iluminaba cosas sin sentido. Un libro de medicina, de hojas brillantes, abierto en el suelo. Un espejo colgado cerca del techo, 驴qui茅n pod铆a reflejarse ah铆? Una pila de ropa blanca. Pablo se fren贸: mov铆a la linterna y la luz sencillamente no mostraba ninguna otra pared. Esa habitaci贸n no terminaba nunca o sus l铆mites estaban demasiado lejos para ser iluminados por una linterna.
鈥擵amos, vamos 鈥攙olv铆 a decirle, y recuerdo que pens茅 en salir sola, en dejarlo, en escapar. .
鈥斅dela! 鈥攇rit贸 Pablo.
No se la escuchaba en la oscuridad. D贸nde pod铆a estar, en esa habitaci贸n eterna. .
鈥擜c谩.
Era su voz, muy baja, cerca. Estaba detr谩s de nosotros. Retrocedimos. Pablo ilumin贸 el lugar de donde ven铆a la voz y entonces la vimos.
Adela no hab铆a salido de la habitaci贸n de los estantes. Nos salud贸 con la mano derecha, parada junto a una puerta. Despu茅s gir贸, abri贸 la puerta que estaba a su lado y la cerr贸 detr谩s de ella. Mi hermano corri贸, pero cuando lleg贸 a la puerta, ya no pudo abrirla. Estaba cerrada con llave.
S茅 lo que Pablo pens贸: buscar las herramientas que hab铆a dejado afuera, en la mochila, para abrir la puerta que se hab铆a llevado a Adela. Yo no quer铆a sacarla: solamente quer铆a salir, y lo segu铆, corriendo. Afuera llov铆a y las herramientas estaban desparramadas sobre el pasto seco del jard铆n; mojadas, brillaban en la noche. Alguien las hab铆a sacado de la mochila. Cuando nos quedamos quietos un minuto, asustados, sorprendidos, alguien cerr贸 la puerta desde adentro.
La casa dej贸 de zumbar.
No recuerdo bien cu谩nto tiempo pas贸 Pablo intentando abrirla. Pero en alg煤n momento escuch贸 mis gritos. Y me hizo caso.
Mis padres llamaron a la polic铆a.
Y todos los d铆as y casi todas las noches vuelvo a esa noche de lluvia. Mis padres, los padres de Adela, la polic铆a en el jard铆n. Nosotros empapados, con pilotos amarillos. Los polic铆as que sal铆an de la casa diciendo que no con la cabeza. La madre de Adela desmayada bajo la lluvia.
Nunca la encontraron. Ni viva ni muerta. Nos pidieron la descripci贸n del interior de la casa. Contamos. Repetimos. Mi madre me dio un cachetazo cuando habl茅 de los estantes y de la luz. 芦隆La casa est谩 llena de escombros, mentirosa!禄, me grit贸. La madre de Adela lloraba y ped铆a 芦por favor, d贸nde est谩 Adela, d贸nde est谩 Adela禄.
En la casa, le dijimos. Abri贸 una puerta de la casa, entr贸 en una habitaci贸n y ah铆 debe estar todav铆a.
Los polic铆as dec铆an que no quedaba una sola puerta dentro de la casa. Ni nada que pudiera ser considerado una habitaci贸n. La casa era una c谩scara, dec铆an. Todas las paredes interiores hab铆an sido demolidas.
Recuerdo que los escuch茅 decir 芦m谩scara禄, no 芦c谩scara禄. La casa es una m谩scara, escuch茅.
Nosotros ment铆amos. O hab铆amos visto algo tan feroz que est谩bamos shockeados. Ellos no quer铆an creer siquiera que hab铆amos entrado en la casa. Mi madre no nos crey贸 nunca. Ni siquiera cuando la polic铆a rastrill贸 el barrio entero, allanando cada casa. El caso estuvo en televisi贸n: nos dejaban ver los noticieros. Nos dejaban leer las revistas que hablaban de la desaparici贸n. La madre de Adela nos visit贸 varias veces y siempre dec铆a: 芦A ver si me dicen la verdad, chicos, a ver si se acuerdan鈥β
Nosotros volv铆amos a contar todo. Ella se iba llorando. Mi hermano tambi茅n lloraba. Yo la convenc铆, yo la hice entrar, dec铆a.
Una noche, mi pap谩 se despert贸 y escuch贸 que alguien intentaba abrir la puerta. Se levant贸 de la cama, agazapado, pensaba que encontrar铆a a un ladr贸n. Encontr贸 a Pablo, que luchaba con la llave en la cerradura 鈥攅sa cerradura siempre andaba mal鈥; llevaba herramientas y una linterna en la mochila. Los escuch茅 gritar durante horas y recuerdo que mi hermano le ped铆a por favor que quer铆a mudarse, que si no se mudaba, se iba a volver loco.
Nos mudamos. Mi hermano se volvi贸 loco igual. Se suicid贸 a los veintid贸s a帽os. Yo reconoc铆 el cuerpo destrozado. No tuve opci贸n: mis padres estaban de vacaciones en la costa cuando se tir贸 bajo el tren, bien lejos de nuestra casa, cerca de la estaci贸n Beccar. No dej贸 una nota. 脡l siempre so帽aba con Adela: en sus sue帽os, nuestra amiga no ten铆a u帽as ni dientes, sangraba por la boca, sangraban sus manos.
Desde que Pablo se mat贸, vuelvo a la casa. Entro en el jard铆n, que sigue quemado y amarillo. Miro por las ventanas, abiertas como ojos negros: la polic铆a derrumb贸 los ladrillos que las tapiaban hace quince a帽os y as铆 quedaron, abiertas. Adentro de la casa, cuando el sol la ilumina, se ven vigas y el techo agujereado y basura. Los chicos del barrio saben lo que pas贸 ah铆 adentro. En el suelo pintaron, con aerosol, el nombre de Adela. En las paredes de afuera tambi茅n. 驴D贸nde est谩 Adela?, dice una pintada. Otra, m谩s peque帽a, escrita con fibra, repite el modelo de una leyenda urbana: hay que decir Adela tres veces a la medianoche, frente al espejo, con una vela en la mano, y entonces veremos reflejado lo que ella vio, qui茅n se la llev贸.
Mi hermano, que tambi茅n visitaba la casa, vio esas indicaciones e hizo ese viejo ritual una noche. No vio nada. Rompi贸 el espejo del ba帽o con sus pu帽os y tuvimos que llevarlo al hospital para que lo cosieran.
No me animo a entrar. Hay una pintada sobre la puerta que me mantiene afuera. Ac谩 vive Adela, 隆cuidado!, dice. Imagino que la escribi贸 un chico del barrio, en chiste o desaf铆o. Pero yo s茅 que tiene raz贸n. Que 茅sta es su casa. Y todav铆a no estoy preparada para visitarla."

V I B E C H E C K

submitted by Farajo001 to u/Farajo001 [link] [comments]


2019.05.13 17:26 chauloko Sobre la devolucion de un deposito de alquiler

Hola a todos. Les comento mi duda y les agradezco desde ya cualquier informacion u orientacion.
Hace 2 meses aproximadamente con mi novia nos fuimos de un departamento al finalizar el contrato. Durante toda nuestra locacion, en el lugar hubo bastantes problemas de humedad. Habia una pared que llegado el invierno se pon铆a negra, sal铆a moho, picaba las aberturas, etc. Nos cansamos de avisar de esto, tenemos mails, fotos y demas de todo el embrollo. Tambien nos arruin贸 cosas, y fue realmente molesto, habia que estar limpiando todo el tiempo, era todo un rollo.
Estuvimos ahi 4 a帽os, el contrato fue renovado una vez. El unico motivo por el que se renov贸 el contrato fue porque al momento de la renovacion el propietario accedi贸 a pagar la pintura para la pared llena de humedad que tenia el departamento. Se pinto con pintura antihongos (lo hicimos nosotros mismos porque para pagar mano de obra no hubo) y pensamos que iba a aguantar pero el problema era mas grave y no sirvi贸 para nada. Continuamos con el mismo problema. Pero el punto es que fueron 48 meses.
Al momento de irnos, el contrato especificaba que habia que pintar el departamento, cosa que hicimos. Pintamos todo, incluso con pintura antihongos para asegurarnos de que iba a aguantar bien. Lo unico que no se pint贸 (porque era consecuencia de los problemas de humedad) fueron las aberturas y la puerta del placard.
En la entrega de llaves hubo una discusion larguisima sobre este tema, donde termino acordandose que el deposito podia utilizarse para los servicios que vinieran hasta el dia de fin de contrato, asi como arreglar una persiana y pintar la puerta de entrada que segun ellos estaba sucia pero NO para ninguna consecuencia de los problemas de humedad, porque nosotros no habiamos estado dandole con una manguera a las paredes del departamento ni nada por el estilo. Son consecuencias de un problema edilicio. Tengo un documento firmado con esta informacion.
El mismo papel explicaba que ademas qued贸 un saldo de Edenor a nuestro favor por cortes de luz que y un cobro erroneo que nos hicieron por medicion estimada que estaba infladisimo (casi $5500 de luz a nuestro favor, mas $6700 de deposito) y que debia devolverse al igual que el deposito, una vez hechos los arreglos y a medida que se iba descontando de la factura.
Hoy, mas de 70 dias despues y luego de insistir muchisimo, recibi un email de la inmobiliaria comentandonos que no quedaba saldo del deposito a devolver, por arreglos de aberturas y pintura de puertas del placard (cosa que obedece al da帽o de humedad y que explicitamente se convers贸 en el momento y se retir贸 del documento de la firma de entrega de llaves). Y los arreglos pactados en la firma de entrega de llaves no se hicieron o no estan detallados. Adicionalmente no hay ningun comprobante de estos gastos adjunto en el mail, la sola palabra de la inmobiliaria.
Como dato extra: Nunca nos dieron ni un comprobante fiscal por ninguno de los alquileres. Tenemos "recibos". De los de que te compras en la libreria. Esto quiere decir que nunca pudimos deducir de ganancias el alquiler. Les subsidiamos los impuestos, basicamente.
Lo que quiero saber es:
1) 驴Que recursos legales existen para la devolucion del deposito? Incluso en el caso de que *"no valga la pena porque te va a salir lo mismo el abogado que lo que vas a recuperar"*. Prefiero pagarle al abogado que est谩 trabajando en vez de regalarselo a quien (a mis ojos) esta lisa y llanamente robando.
2) En caso de que no exista ninguna via para facilitar la devolucion del deposito y en virtud del objetivo de evitar que el proximo inquilino/a de esta gente tenga el mismo problema 驴Que molestia se le puede ocasionar tanto a la inmobiliaria como al propietario que les generen la mayor cantidad de perdida de tiempo o perjuicio economico en base a las cosas que han hecho mal? (a saber, no permitir el pago electronico, no emitir comprobantes fiscales, no facilitar comprobantes por los "descuentos" realizados por el deposito, etc).
Se que esto ultimo es una actitud vengativa pero para mi con estas cosas *iustitia omni auro carior*. Aunque me termine saliendo plata quiero que esta gente sufra consecuencias por operar asi que los incentiven a respetar un poco mas al inquilino. Es una idea punitivista pero les pido que no me juzguen por la segunda pregunta. No me gusta hacer da帽o pero me desayun茅 este mail y me hierve la sangre de la furia.
Saludos y gracias de antemano
submitted by chauloko to DerechoGenial [link] [comments]


2019.01.27 12:01 Madnezz808 Intentaron entrar a mi casa por el balc贸n.

Digamos que el titulo lo resume todo, esta madrugada a las 05 am yo estaba semidormido, vieron cuando est谩n en esa transici贸n de que estas como dormido pero a la vez estas consientes de los ruidos y todo a tu alrededor? bueno algo as铆, de repente escucho el grito de mi hermano " LA CONCHA DE TU MADRE " y un golpe fuerte, me levante como loco tratando de comprender lo que estaba pasando y enseguida pens茅 de que una vez se meti贸 un gato a casa y el gato que tenemos nosotros estaba como loco siguiendolo por toda la casa tirando y golpeando todo pero en cuanto entro al cuarto de mi hermano que tiene un balc贸n igual que al m铆o por que estan al frente de la casa, lo veo en el balc贸n mirando hacia la derecha grit谩ndole al chorro y yo al salir los veo corriendo para doblar en la esquina tratando de ponerse la capucha para que no le vi茅ramos la cara, le gritamos infinitas de cosas y no salimos a buscarlos por el simple hecho de que estaba mi madre y hab铆a quedado bastante nerviosa, sinceramente tengo ganas de matar a un chorro de estos, yo no se que hubiese pasado si el chorro ese tenia un arma o algo, o si hubiese entrado al cuarto, atacado a mi hermano, madre, perro, gato, no se la verdad lo que hubiese pasado y como hubiese reaccionado yo ya que en esa situaci贸n no creo que la reacci贸n sea en son de paz, hace 12 a帽os estamos en el barrio y nunca nos paso nada pero si vimos muchas cosas en la cuadra y alrededores pero me quede con una impotencia importante y ahora algo traumado ya que no voy a dejar las persianas abiertas de los cuartos en las noches, al rato salimos a sacar al perro con mi hermano y caminamos como nunca y no los vimos lo que si vi a la vuelta de mi casa a unos vecinos que estaban con la police y escuche que tambi茅n les intentaron robar algo y entrara si que deduje que eran los mismos chorros, en fin quer铆a expresarme y hacerles saber que hay que matar a todos los chorros de mierda ya que a ellos no les importa la vida ni el bienestar de nadie y el que me venga con los derechos humanos y toda esa mierda que me chupa bien la pija por que estoy re quemado aun.
submitted by Madnezz808 to uruguay [link] [comments]


2018.06.22 00:28 master_x_2k Colmena IV

Cap铆tulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena IV

Una gran molestia personal: que me pidan que llegue a un tiempo espec铆fico y luego me hagan esperar. Quince minutos era casi mi l铆mite de paciencia.
Mi padre y yo hab铆amos estado esperando por m谩s de treinta minutos.
鈥淓sto tiene que ser intencional鈥, me quej茅. Nos hab铆an pedido que esper谩ramos en la oficina de la directora unos minutos despu茅s de que llegamos, pero la directora no hab铆a estado presente.
鈥淢mm. Tratando de demostrar que est谩n en una posici贸n de poder, capaces de hacernos esperar鈥, mi padre estuvo de acuerdo, 鈥淭al vez. O solo estamos esperando a la otra chica.鈥
Estaba en un 谩ngulo donde si me apoyaba en la silla un poco, pod铆a ver el frente de la oficina a trav茅s de un espacio entre la parte inferior de las persianas y la ventana. No mucho despu茅s de que llegamos, Emma y su padre hab铆an aparecido, luciendo totalmente casuales y sin estr茅s, como si fuera un d铆a normal. Ella ni siquiera est谩 preocupada. Su padre era su opuesto f铆sico, m谩s all谩 del cabello rojo que compart铆an; era grande en todo el sentido de la palabra. M谩s alto que el promedio, grande en el medio, y aunque pod铆a hablar suavemente cuando la situaci贸n lo requer铆a, ten铆a una voz poderosa que llamaba la atenci贸n de la gente. Emma solo ten铆a un pecho medianamente grande.
El pap谩 de Emma estaba hablando con la mam谩 y el pap谩 de Madison. Solo la madre de Madison era realmente peque帽a como ella, pero tanto su madre como su padre se ve铆an muy j贸venes. A diferencia de Emma y su padre, Madison y sus padres parec铆an preocupados, y yo estaba adivinando que algo de lo que el pap谩 de Emma estaba haciendo era tranquilizarlos. Madison, en particular, miraba al suelo y no hablaba, excepto para responder a lo que Emma estaba diciendo.
Sophia fue la 煤ltima en llegar. Parec铆a hosca, enojada, una expresi贸n que me recordaba a Perra. La mujer que la acompa帽贸 definitivamente no era su madre. Era rubia y de ojos azules, ten铆a una cara en forma de coraz贸n y llevaba una blusa azul marino con pantalones de color caqui.
La secretaria vino a buscarnos de la oficina no mucho despu茅s.
鈥淟a mirada en alto, Taylor鈥, murmur贸 mi padre, mientras colgaba mi mochila sobre un hombro, 鈥淒emuestra confianza, porque esto no ser谩 f谩cil. Puede que tengamos raz贸n, pero Alan es socio de una firma de abogados, es un maestro manipulador del sistema.鈥
Asenti. Ya estaba teniendo esa impresi贸n. Despu茅s de recibir una llamada telef贸nica de mi padre, Alan hab铆a sido el que convoc贸 esta reuni贸n.
Nos dirigieron hacia el pasillo donde estaban las oficinas del consejero, una sala con una mesa de conferencias en forma de huevo. El tr铆o y sus guardianes estaban sentados en un extremo de la mesa, siete en total, y se nos pidi贸 que nos sent谩ramos en el otro, la punta del huevo. La directora y mis maestros entraron a la sala no mucho despu茅s, completando los asientos entre nosotros. Tal vez estaba leyendo demasiado sobre las cosas despu茅s de ver un extra帽o eco de esta situaci贸n hace solo dos d铆as, con la reuni贸n de villanos, pero not茅 que el Sr. Gladly se sent贸 junto al padre de Madison, y la silla al lado de mi padre se qued贸 vac铆a. Hubi茅ramos estado completamente aislados de la masa de personas al otro lado de la mesa si la Sra. Knott, mi maestra de sal贸n principal, no se hubiese sentado a mi izquierda. Me pregunt茅 si lo habr铆a hecho, si hubiera habido otro asiento.
Estaba nerviosa. Le dije a mi pap谩 que hab铆a faltado a clases. No le hab铆a contado cu谩ntas, pero no hab铆a querido repetir el error de Perra y dejarlo totalmente a ciegas. Me preocupaba que fuera mencionado. Preocupada de que esto no salga como esperaba. Preocupada de encontrar铆a alguna manera de estropearlo.
鈥淕racias a todos por venir鈥, dijo la directora, mientras se sentaba, dejando una carpeta delgada frente a ella. Era una mujer estrecha, rubia escuro, con ese corte taza tan severo que nunca pude
entender por qu茅 le gustaba a la gente. Iba vestida como si asistiera a un funeral: blusa negra, su茅ter y falda, zapatos negros. 鈥淓stamos aqu铆 para hablar sobre incidentes en los que uno de nuestros estudiantes ha sido v铆ctima.鈥 Mir贸 la carpeta que hab铆a tra铆do, 鈥淪rta. 驴Hebert?鈥
鈥淓sa soy yo.鈥
鈥淵 las personas acusadas de mala conducta son... Emma Barnes, Madison Clements y Sophia Hess. Has estado en mi oficina antes, Sophia. Solo desear铆a que tuviera m谩s que ver con el equipo de atletismo y menos con la detenci贸n.鈥
Sophia murmur贸 una respuesta que podr铆a haber sido un acuerdo.
鈥淎hora, si entiendo las cosas, 驴Emma fue atacada fuera de las instalaciones de la escuela por la Srta. Hebert? 驴Y poco despu茅s, fue acusada de acoso escolar?鈥
鈥淪铆鈥, Alan dijo: 鈥淪u padre me llam贸, me confront贸, y pens茅 que era mejor llevar esto a los canales oficiales.鈥
鈥淧robablemente sea lo mejor鈥, la directora estuvo de acuerdo. 鈥淰amos a darle un fin a esto.鈥
Luego se volvi贸 hacia m铆 y hacia mi pap谩, con las palmas hacia arriba.
鈥溌縌u茅?鈥 Pregunt茅.
鈥淧or favor. 驴Qu茅 cargos pondr铆as contra estos tres?鈥
Me re铆 un poco, con incredulidad, 鈥淨ue lindo. Entonces, 驴nos llaman aqu铆 con poco tiempo de aviso, sin tiempo para prepararnos, y se espera que est茅 lista?鈥
鈥溌縏al vez esbozar algunos de los incidentes m谩s importantes, entonces?"
鈥溌縌u茅 pasa con los menores?鈥 La desafi茅, 鈥溌縏odas las peque帽as cosas que hicieron que mi d铆a a d铆a fuera tan miserable?鈥
鈥淪i no puedes recordar-鈥
鈥淩ecuerdo鈥, la interrump铆. Me inclin茅 hacia la mochila que hab铆a puesto a mis pies y recuper茅 una pila de papel. Tuve que hojearlo durante unos segundos antes de poder dividirlo en dos montones. 鈥淪eis correos electr贸nicos maliciosos, Sophia me empuj贸 por las escaleras cuando estaba cerca del fondo, me hizo soltar mis libros, tropez贸 y me empuj贸 no menos de tres veces durante gimnasia, y me tir贸 la ropa mientras estaba en la ducha despu茅s de que la clase de gimnasia hab铆a terminado, moj谩ndolas. Tuve que usar mi ropa de gimnasia por el resto de la ma帽ana. En biolog铆a, Madison us贸 todas las excusas que pudo para usar el sacapuntas o hablar con la maestra, y cada vez que pasaba frente a mi escritorio, empujaba al suelo todo lo que ten铆a en mi escritorio. La estaba esperando la tercera vez, y cubr铆 mis cosas cuando se acerc贸, as铆 que, en el cuarto viaje, vaci贸 el sacapuntas en una de sus manos y arroj贸 las virutas sobre mi cabeza y mi escritorio mientras ella pasaba. Las tres me acorralaron cuando terminaron las clases y me quitaron mi mochila y la tiraron a la basura.鈥
鈥淵a veo鈥, la directora hizo una cara comprensiva, 鈥淣o es muy agradable, 驴verdad?鈥
鈥淓so el ocho de septiembre鈥, se帽al茅, 鈥淢i primer d铆a de regreso a la escuela, el 煤ltimo semestre. El nueve de septiembre- 鈥
鈥淒isculpe, lo siento. 驴Cu谩ntas entradas tienes?鈥
鈥淯no para casi todos los d铆as escolares comenzando el 煤ltimo semestre. Lo siento, solo decid铆 hacer un seguimiento el verano pasado. El nueve de septiembre, otras tres muchachas de mi grado fueron alentadas por esas tres personas a burlarse de m铆. Llevaba la mochila que hab铆an arrojado a la basura, por lo que cada ni帽a que estaba al tanto se tapaba la nariz o dec铆a que ol铆a a basura. Se corri贸 la voz, y para el final del d铆a, otros se hab铆an unido a la broma. Tuve que cambiar mi direcci贸n de correo electr贸nico despu茅s de que mi bandeja de entrada se llenara en solo un d铆a, con m谩s del mismo tipo de cosas. Por cierto, tengo todos los correos electr贸nicos de odio que me enviaron aqu铆.鈥 Puse mi mano en la segunda pila de papeles.
鈥溌縋uedo?鈥 Pregunt贸 la Sra. Knott. Le di los correos electr贸nicos.
鈥淐ome vidrio y ah贸gate. Mirarte me deprime. Muere en un incendio鈥, recit贸 mientras pasaba las p谩ginas.
鈥淣o nos desviemos鈥, dijo mi pap谩, 鈥淟legaremos a todo a tiempo. Mi hija estaba hablando.鈥
鈥淣o termin茅 el nueve de septiembre鈥, le dije, 鈥淯m, d茅jame encontrar donde estaba. Clase de gimnasia, otra vez-鈥
鈥溌縌uieres contar cada incidente individual?鈥, Pregunt贸 la directora.
鈥淧ens茅 que querr铆an que lo hiciera. No pueden emitir un juicio justo hasta que escuches todo lo que sucedi贸.鈥
鈥淢e temo que parece bastante, y algunos de nosotros tenemos trabajos a los que volver esta tarde. 驴Puedes reducirlo a los incidentes m谩s relevantes?鈥
鈥淪on todos 'relevantes鈥欌, dije. Tal vez hab铆a alzado la voz, porque mi pap谩 puso su mano sobre mi hombro. Tom茅 aliento, y luego dije, tan tranquilamente como pude: 鈥淪i le molesta tener que escucharlo todo, imagine c贸mo se sinti贸 vivirlo. Tal vez obtendr谩s solo una fracci贸n de uno por ciento de una idea de c贸mo ser铆a ir a la escuela con ellas.鈥
Mir茅 a las chicas. Solo Madison parec铆a realmente alterada. Sophia me estaba mirando y Emma se ve铆a aburrida, segura de s铆 misma. No me gust贸 eso.
Alan dijo: 鈥淐reo que todos comprendemos que ha sido desagradable. Usted ha establecido eso y le agradezco los detalles. Pero, 驴cu谩ntos de esos incidentes puedes probar? 驴Los correos electr贸nicos fueron enviados desde las computadoras de la escuela?鈥
鈥淢uy pocas direcciones de correo electr贸nico de la escuela, principalmente cuentas desechables de hotmail y yahoo鈥, la Sra. Knott respondi贸, mientras hojeaba las p谩ginas, "Y para las pocas cuentas de correo electr贸nico de la escuela que se usaron, no podemos descartar la posibilidad de que alguien no haya dejado su cuenta abierta cuando salieron del laboratorio de computaci贸n.鈥 Ella me dio una mirada de disculpa.
鈥淓ntonces los correos electr贸nicos est谩n fuera de discusi贸n鈥, dijo Alan.
鈥淣o es tu lugar para decidir eso鈥, respondi贸 mi padre.
鈥淢uchos de esos correos electr贸nicos fueron enviados durante el horario escolar鈥, recalqu茅. Mi coraz贸n estaba latiendo. 鈥淚ncluso los marqu茅 con resaltador azul.鈥
鈥淣o鈥, dijo la directora, 鈥淓stoy de acuerdo con el Sr. Barnes. Probablemente sea lo mejor que centremos nuestra atenci贸n en lo que podemos verificar. No podemos decir qui茅n envi贸 esos correos electr贸nicos y desde d贸nde.鈥
Todo mi trabajo, todas las horas que hab铆a puesto en registrar eventos cuando recordar los eventos del d铆a era lo 煤ltimo que quer铆a hacer, todo en vano. Apret茅 los pu帽os en mi regazo. 鈥溌縀st谩s bien?鈥, Murmur贸 mi padre en mi o铆do.
Sin embargo, hab铆a muy poco que realmente pudiera verificar.
鈥淗ace dos semanas, el Sr. Gladly se me acerc贸鈥, me dirig铆 a la sala, 鈥淰erific贸 que algunas cosas hab铆an ocurrido en su clase. Mi escritorio hab铆a sido destrozado con garabatos, jugo, pegamento, basura y otras cosas en diferentes d铆as. 驴Recuerdas, Sr. Gladly?鈥
El se帽or Gladly asinti贸 con la cabeza, 鈥淪铆.鈥
鈥淵 despu茅s de la clase, 驴recuerdas haberme visto en el pasillo? 驴Rodeado de chicas? 驴Siendo insultada?鈥
鈥淩ecuerdo verte en el pasillo con las otras chicas, s铆. Si mal no recuerdo, no pas贸 mucho tiempo despu茅s de que me dijeras que quer铆as manejar las cosas por tu cuenta.鈥
鈥淓so no fue lo que dije鈥, tuve que controlarme para no gritar, 鈥渄ije que pensaba que esta situaci贸n aqu铆, con todos los padres y maestros reunidos, ser铆a una farsa. Hasta ahora, no me est谩 demostrando que estaba equivocada.鈥
鈥淭aylor鈥, mi padre habl贸. Puso su mano en uno de mis pu帽os cerrados, luego se dirigi贸 a la facultad, 鈥溌縀st谩n acusando a mi hija de inventar todo lo que not贸 aqu铆?鈥
鈥淣o鈥, la directora dijo: 鈥淧ero creo que cuando alguien est谩 siendo victimizado, es posible embellecer los eventos o ver el acoso cuando no hay ninguno. Queremos asegurarnos de que estas tres ni帽as reciban un trato justo.鈥
鈥溌縔 yo-?鈥 comenc茅, pero mi pap谩 me apret贸 la mano y me call茅.
鈥淢i hija merece un trato justo tambi茅n, y si incluso uno de cada diez de estos eventos ocurri贸, se trata de una campa帽a continua de abuso severo. 驴Alguien est谩 en desacuerdo?鈥
鈥淓l abuso es una palabra fuerte鈥, Alan dijo, 鈥淭odav铆a no has probado-鈥
鈥淎lan鈥, mi padre lo interrumpi贸, 鈥淧or favor, c谩llate. Esto no es un tribunal. Todos en esta mesa saben lo que hicieron estas chicas, y no pueden obligarnos a ignorarlo. Taylor cen贸 cientos de veces en tu mesa, y Emma hizo lo mismo en la nuestra. Si insin煤as que Taylor es una mentirosa, dilo directamente.鈥
鈥淪olo creo que ella es sensible, especialmente despu茅s de la muerte de su madre, ella-鈥
Empuj茅 el mont贸n de papeles fuera de la mesa. Hab铆a treinta o cuarenta hojas, por lo que era una buena nube de papeles a la deriva.
鈥淣o vayas all铆鈥, habl茅, en silencio, apenas pod铆a o铆rme por el zumbido en mis o铆dos, 鈥淣o hagas eso. Demuestra que eres al menos as铆 humano.鈥
Vi una sonrisa en el rostro de Emma, antes de poner sus codos sobre la mesa y ocultarlo con sus manos.
鈥淓n enero, mi hija fue objeto de una de las bromas m谩s maliciosas y repugnantes que he escuchado鈥, le dijo mi padre al director, haciendo caso omiso de los documentos que segu铆an llegando al piso, 鈥渢ermin贸 en el hospital Me miraste a los ojos y me prometiste que cuidar铆as de Taylor y estar铆as atento. Obviamente no lo has hecho.鈥
El Sr. Quinlan, mi profesor de matem谩ticas, habl贸: 鈥淭ienes que entender, otras cosas demandan nuestra atenci贸n. Hay una presencia de pandillas en esta escuela, y lidiamos con eventos serios como que los estudiantes lleven cuchillos a clase, consuman drogas y que los estudiantes sufran heridas que ponen en peligro la vida en peleas en el campus. Si no somos conscientes de ciertos eventos, no es intencional.鈥
鈥淓ntonces la situaci贸n de mi hija no es grave.鈥
鈥淓so no es lo que estamos diciendo鈥, le respondi贸 la directora, exasperado.
Alan habl贸, 鈥淰amos a ir al grano. 驴Qu茅 les gustar铆a ver que suceda, aqu铆, en esta mesa, que har铆an que se vayan satisfechos?鈥
Mi pap谩 se volvi贸 hacia m铆. Hablamos brevemente sobre esto. Dijo que, como vocero de su sindicato, siempre entraba en una discusi贸n con un objetivo en mente. Establecimos la nuestra. La pelota estaba en mi cancha.
鈥淭ransfi茅rame a Arcadia High.鈥
Hubo algunas miradas de sorpresa.
鈥淓speraba que sugirieras expulsi贸n鈥, respondi贸 la directora, 鈥淟a mayor铆a lo har铆a.鈥
鈥淣i mierda鈥, dije. Presion茅 mis dedos en mis sienes, 鈥淟o siento por maldecir. Voy a ser un poco impulsiva hasta que haya superado esta conmoci贸n cerebral. Pero no, sin expulsi贸n. Porque eso solo significa que ellas pueden postularse a la escuela m谩s cercana, Arcadia, y como no est谩n inscriptas en la escuela, significar铆a una entrada acelerada m谩s all谩 de la lista de espera. Eso es solo ser铆a recompensarlas.鈥
鈥淩ecompensarlas鈥, habl贸 la directora. Creo que lo tom贸 como un insulto. Bien.
鈥淪铆鈥, le dije, sin preocuparme en lo m谩s m铆nimo por su orgullo, 鈥淎rcadia es una buena escuela. Sin pandillas. Sin drogas. Tiene un presupuesto. Tiene una reputaci贸n por mantener. Si me acosaran all铆, podr铆a ir a la facultad y obtener ayuda. Nada de eso es cierto aqu铆.鈥
鈥溌縀so es todo lo que querr铆as?鈥, Pregunt贸 Alan.
Negu茅 con la cabeza, 鈥淣o. Si fuera por m铆, querr铆a que esas tres tuvieran suspensi贸n con clases durante los dos meses restantes del semestre. Sin privilegios tampoco. No se les permitir铆an bailes, acceso a eventos escolares, computadoras o un lugar en equipos o clubes.鈥
鈥淪ophia es una de nuestras mejores corredoras en atletismo鈥, dijo la directora.
鈥淓n serio, en serio no me importa鈥, respond铆. Sophia me mir贸.
鈥溌縋or qu茅 la suspensi贸n con clases?鈥, Pregunt贸 el Sr. Gladly, 鈥淪ignificar铆a que alguien tendr铆a que vigilarlas constantemente.鈥
鈥溌縏endr铆a que tomar clases de verano?鈥, Intervino Madison.
鈥淗abr铆a clases de recuperaci贸n si tomamos esa ruta, s铆鈥, dijo la directora, 鈥淐reo que eso es un poco severo. Como el Sr. Gladly mencion贸, requerir铆a recursos que no tenemos. Nuestro personal est谩 bastante estirado como est谩.鈥
鈥淟a suspensi贸n son unas vacaciones鈥, repliqu茅, 鈥測 solo significa que podr铆an hacer un viaje a Arcadia y vengarse de m铆 all铆. No. Prefiero que no reciban ning煤n castigo que verlas suspendidas o expulsadas.鈥
鈥淐omo si eso fuera una opci贸n鈥, brome贸 Alan.
鈥淐谩llate, Alan鈥, respondi贸 mi pap谩. Para el resto de la mesa, dijo: 鈥淣o veo nada irreal acerca de lo que mi hija est谩 proponiendo.鈥
鈥淧or supuesto que no鈥, dijo el tutor de Sophia, 鈥淭e sentir铆as diferente si las cosas fueran al rev茅s. Siento que es importante que Sophia contin煤e asistiendo a sus pr谩cticas de atletismo. Los deportes le dan la estructura que ella necesita. Negarle eso solo conducir铆a a una disminuci贸n en su comportamiento y conducta.鈥
El padre de Madison agreg贸 sus propios dos centavos: 鈥淐reo que dos meses de suspensi贸n son demasiados.鈥
鈥淢e veo obligado a estar de acuerdo en todos los aspectos鈥, dijo la directora. Mientras mi pap谩 y yo nos mov铆amos para protestar, ella levant贸 las manos para detenernos: 鈥淭eniendo en cuenta los eventos que ocurrieron en enero, y con la propia admisi贸n del Sr. Gladly de que ha habido incidentes en su clase, sabemos que ha habido alg煤n tipo de intimidaci贸n constante. Me gustar铆a pensar que mis a帽os como educadora me han dado la capacidad de reconocer la culpa cuando la veo, y estoy segura de que estas chicas son culpables de algo de lo que la v铆ctima las acusa. Propongo una suspensi贸n de dos semanas.鈥
鈥溌縉o me estabas escuchando?鈥, Le pregunt茅. Mis pu帽os estaban apretados tan fuerte que mis manos temblaban, 鈥淣o estoy pidiendo una suspensi贸n. Eso es pr谩cticamente lo 煤ltimo que quiero.鈥
鈥淓stoy del lado de mi hija en esto鈥, dijo mi padre, 鈥淵o dir铆a que dos semanas son irrisorias, dada esta larga lista de ofensas criminales que estas ni帽as han cometido, excepto que no tiene nada de gracioso.鈥
鈥淭u lista significar铆a algo si pudieras respaldarla con evidencia鈥, coment贸 Alan ir贸nicamente 鈥淵 si no estuviera por todo el piso.鈥
Pens茅 por un segundo que mi pap谩 lo golpear铆a.
鈥淢谩s de dos semanas significar铆an que las notas de estas chicas sufrir铆an hasta el punto de que podr铆an fallar el a帽o鈥, dijo la directora, 鈥淣o creo que eso sea justo.鈥
鈥溌縔 mi trabajo escolar no ha sufrido debido a ellas?鈥, Le pregunt茅. El zumbido en mis o铆dos estaba llegando a su l铆mite. Me di cuenta, tard铆amente, que acababa de darle una oportunidad para mencionar mis clases perdidas.
鈥淣o estamos diciendo que no,鈥 el tono de la directora era paciente, como si estuviera hablando con un ni帽o peque帽o. 鈥淧ero la justicia ojo por ojo no le hace ning煤n favor a nadie.鈥
Ella no hab铆a mencionado las clases. Me preguntaba si ella siquiera lo sab铆a.
鈥溌縃ay alguna justicia aqu铆?鈥 Respond铆, 鈥淣o la estoy viendo.鈥
鈥淓st谩n siendo castigadas por su mala conducta.鈥
Tuve que detenerme para conscientemente alejar a los bichos. Creo que estaban reaccionando a mi estr茅s, o mi conmoci贸n me estaba haciendo un poco menos consciente de lo que estaba haciendo con ellos, porque estaban acerc谩ndose sin darles la orden. Ninguno hab铆a ingresado a la escuela o a la sala de conferencias, afortunadamente, pero cada vez me preocupaba m谩s que mi control se escapara. Si lo hiciera, en lugar de vagar en mi direcci贸n general o gravitar hacia mi ubicaci贸n, los bichos se convergir铆an en un enjambre de pleno.
Tom茅 una respiraci贸n profunda.
鈥淟o que sea鈥, le dije, 鈥溌縮abes qu茅? Bien. Permita que se salgan con dos semanas de vacaciones como recompensa por lo que me hicieron. Tal vez si sus padres tienen un gramo de coraz贸n o responsabilidad, encontrar谩n un castigo apropiado. No me importa. Solo transfi茅reme a Arcadia. D茅jame alejarme de esto.鈥
鈥淓so no es realmente algo que pueda hacer鈥, dijo la directora, 鈥淗ay jurisdicciones-鈥
鈥淚nt茅ntalo鈥, le supliqu茅, 鈥渢ira de algunas cuerdas, pide favores, habla con amigos en otras facultades.鈥
鈥淣o quiero hacer ninguna promesa que no pueda cumplir鈥, dijo.
Lo que significaba que no.
Me puse de pie.
鈥淭aylor鈥, mi pap谩 puso su mano en mi brazo.
鈥淣o somos el enemigo鈥, dijo la directora.
鈥溌縉o?鈥 Me re铆 un poco, amarga, 鈥淓so es gracioso. Porque parece que son ustedes, los matones y los otros padres contra m铆 y mi pap谩. 驴Cu谩ntas veces me has llamado por mi nombre, hoy? Ninguna. 驴Sabes por qu茅? Es un truco que usan los abogados. Llaman a su cliente por su nombre, pero se refieren al otro tipo como la v铆ctima, o el delincuente, dependiendo. Hace que tu cliente
sea m谩s identificable, deshumaniza al otro lado. El empez贸 a hacerlo desde el principio, tal vez incluso antes de que esta reuni贸n comenzara, e inconscientemente convenci贸.鈥
鈥淓st谩s siendo paranoica鈥, dijo la directora, 鈥淭aylor. Estoy segura de haber dicho tu nombre.鈥
鈥淎ndate a la mierda鈥, espet茅, 鈥淢e das nauseas. Eres una ilusa, fangosa, ego铆sta...鈥
鈥溌aylor!鈥 Mi pap谩 tir贸 de mi brazo, 鈥溌etente!鈥
Tuve que concentrarme un segundo y ordenar a los bichos que se vayan, de nuevo.
鈥淭al vez traer茅 un arma a la escuela鈥, les dije, mir谩ndolos, 鈥渟i amenazara con apu帽alar a una de esas chicas, 驴al menos me expulsar铆as? 驴Por favor?鈥 Pude ver que los ojos de Emma se abrieron ante eso. Bueno. Tal vez ella dude antes de molestarme otra vez.
鈥溌aylor!鈥 Mi padre habl贸. Se puso de pie y me abraz贸 con fuerza, mi rostro contra su pecho, as铆 que no pude decir nada m谩s.
鈥溌縏engo que llamar a la polic铆a?鈥, Escuch茅 a Alan.
鈥淧or 煤ltima vez, Alan, c谩llate鈥, gru帽贸 mi padre, 鈥淢i hija tiene raz贸n. Esto ha sido una broma. Tengo un amigo en los medios. Creo que voy a llamarla, enviarle por correo electr贸nico esa lista de correos electr贸nicos y la lista de incidentes. Tal vez la presi贸n del p煤blico har铆a las cosas.鈥
鈥淓spero que no llegue a eso, Danny鈥, respondi贸 Alan. 鈥淪i recuerdas, tu hija atac贸 y golpe贸 a Emma la noche anterior. Eso es adem谩s de amenazarla, aqu铆. Podr铆amos presentar cargos. Tengo el video de vigilancia del centro comercial, y un recibo firmado de esa superhero铆na adolescente, Shadow Stalker, que verifica que vio que sucedi贸, en lo que pudo haber provocado disturbios.鈥
Oh. As铆 que esa era la raz贸n por la que Emma hab铆a estado tan confiada. Ella y su padre ten铆an un as bajo la manga.
鈥淗ay circunstancias atenuantes鈥, protest贸 mi padre, 鈥淭iene una conmoci贸n cerebral, fue provocada, solo golpe贸 a Emma una vez. Los cargos no se mantendr铆an.鈥
鈥淣o. Pero el caso podr铆a prolongarse por alg煤n tiempo. Cuando nuestras familias sol铆an cenar juntas, 驴recuerdas que dije como la mayor铆a de los casos se resolvian?鈥
鈥淒ecidido por qui茅n se quedaba sin dinero primero鈥, dijo mi padre. Sent铆 que me agarraba un poco m谩s fuerte.
鈥淧uedo ser un abogado de divorcios, pero lo mismo se aplica en un caso criminal.鈥
Si fu茅ramos a los medios, presionar铆a los cargos de asalto solo para drenar nuestras cuentas bancarias.
鈥淧ens茅 que 茅ramos amigos, Alan鈥, respondi贸 mi padre, con la voz tensa.
鈥溍塺amos. Pero al final del d铆a, tengo que proteger a mi hija.鈥
Mir茅 a mis maestros. A la Sra. Knott, quien incluso dir铆a que era mi maestra favorita, 鈥溌縉o ven la mierda que es esto? Nos est谩 chantajeando frente a ustedes, 驴y no pueden entender que esta manipulaci贸n ha estado ocurriendo desde el principio?鈥
La se帽ora Knott frunci贸 el ce帽o, 鈥淣o me gusta c贸mo suena, pero solo podemos comentar y actuar sobre lo que sucede en la escuela.鈥
鈥溌st谩 sucediendo justo aqu铆!鈥
鈥淪abes a lo que me refiero.鈥
Me alej茅. En mi prisa por salir de esa habitaci贸n, pr谩cticamente pate茅 la puerta. Mi pap谩 me alcanz贸 en el pasillo.
鈥淟o siento鈥, dijo.
鈥淟o que sea鈥, dije, 鈥渆stoy tan no sorprendida.鈥
鈥淰amos a casa.鈥
Negu茅 con la cabeza, alej谩ndome, 鈥淣o. Necesito ir. Irme. No estar茅 en casa para la cena.鈥
鈥淒etente.鈥
Hice una pausa.
鈥淨uiero que sepas que te amo. Esto est谩 lejos de terminar, y te estar茅 esperando cuando vuelvas a casa. No te rindas, y no hagas nada imprudente.鈥
Abrac茅 mis brazos cerca de mi cuerpo para hacer que las sacudidas en mis manos se detuvieran.
鈥淏ueno.鈥
Lo dej茅 atr谩s y me dirig铆 a la puerta principal de la escuela. Comprobando dos veces que no me hab铆a seguido y que no pod铆a verme, saqu茅 uno de los tel茅fonos celulares desechables del bolsillo delantero de mi sudadera. Lisa contesto a mitad del primer llamado. Ella siempre lo hac铆a, una de sus peque帽as peculiaridades.
鈥淥ye. 驴Como fue?鈥
No pude encontrar las palabras para una respuesta.
鈥溌緼s铆 de mal?鈥
鈥淪铆.鈥
鈥溌縌ue necesitas?鈥
鈥淨uiero golpear a alguien.鈥
鈥淣os estamos preparando para una redada en el ABB. No te molestamos porque a煤n te est谩s recuperando, y sab铆a que estar铆as ocupada con tu reuni贸n en la escuela. 驴Quieres participar?鈥
鈥淪铆.鈥
鈥淏ueno. Nos estamos dividiendo por un mont贸n de ataques coordinados con algunos de los otros grupos. Estar铆as con, eh, un segundo...鈥
Ella dijo algo, pero no fue dirigido al tel茅fono. Escuch茅 la voz baja de Brian respondiendo.
鈥淐ada equipo se est谩 dividiendo, es un poco complicado de explicar, pero s铆. Perra ir铆a con uno o dos miembros de los Viajeros, algunos de la Cuadrilla de Faultline y probablemente algunos de Imperio Ochenta y Ocho. Nos ayudar铆a mucho a mantener la calma si fueras tambi茅n. Especialmente con la tensi贸n entre nosotros y el Imperio.鈥
Pude ver el autob煤s al final de la calle, acerc谩ndose.
鈥淓star茅 all铆 en veinte minutos.鈥

Cap铆tulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.05.10 01:13 anteslurkeaba CATALOGO EXHAUSTIVO: CANCIONES DE ROCK NACIONAL PARA MOVER LA PATITA

Bueno, me gustan las canciones que me hacen mover la patita. Esto significa, m谩s o menos que son rock, que no son mellow indie progre bullshit (todo bien con eso, solo no es lo que me va), ni baladas-rock, que tienen un ritmo m谩s o menos constante y pegadizo, un redoblante que te marca bien bien la cancha, y un riff inolvidable.
Esto no significa que queremos cualquier rockito berreta 100% estereotipado y gastado. Les dejo a su criterio lo que esta demarcaci贸n significa, y les permito hatear mis inclusiones.
Si copa, despu茅s se puede hacer una playlist en Spotify y compilarla. Sale?
Voy a poner, en principio, todos los temas de Rock Nacional que me acuerdo que para mi cumplen estas condiciones, no matter how mainstream.
Va:
Charly: No Me Dejan Salir, No voy En Tren, Me Siento Mucho Mejor, Buscando un S铆mbolo de Paz, Fanky, Demoliendo Hoteles, Nos Siguen Pegando Abajo, Hablando A Tu Coraz贸n
Soda: Persiana Americana, De M煤sica Ligera, Nada Personal, En La Ciudad De La Furia, Sobredosis de TV, Sueles Dejarme Solo, Profugos, Jet Set, Mi Novia Tiene B铆ceps, Te Hacen Falta Vitaminas
Spinetta: Post-Crucifixion, Cheques, Seguir Viviendo Sin Tu Amor,
Los Abuelos De La Nada: Mil Horas, Costumbres Argentinas,
Los Redondos: son demasiados para catalogar, b谩sicamente todos sus primeros 6 o 7 discos con algunas exclusiones.
Fito Paez: Dos D铆as en la Vida, A Rodar Mi Vida, Tumbas de la Gloria, El Chico de la Tapa, Ciudad de Pobres Corazones.
Los Piojos: Verano del 92, El Farolito, Tan Solo, Marado
Los Rodriguez: Sin Documentos, Dulce Condena
Viejas Locas: Lo Artesanal, Qu茅 Vas A Hacer Tan Sola Hoy (ambos TEMAZOS vengan de a unooooo)
Divididos: El 38, Ala Delta, Nene de Antes, Quien Se Tomo El Vino, Salgan Al Sol
Bersuit: Se帽or Cobranza, Yo Tomo,
Sumo: La Rubia Tarada, Estallando Desde El Oceano, Mejor No Hablar De Ciertas Cosas, Los Viejos Vinagres, No Tan Distintos, Crua Chan
Le贸n Gieco: Bandidos Rurales, Los Salieris de Charly, La Mam谩 de Jimmy, Ojo con los Orozco, Pensar en Nada.
Attaque 77: Beatle, Cartonero, El Jorobadito.
Los Caballeros de la Quema: Avanti Morocha, Oxidado, Romulo y Remo, Sapo de Otro Pozo.
Pappo: Hombre Suburbano, Malas Compa帽铆as, Ruta 66, Fiesta Cervezal, El Viejo, Siempre es lo Mismo Nena, Sucio y Desprolijo, Mi Vieja
Pappo's Blues: Trabajando en el ferrocarril, Sucio y desprolijo, Tren de las 16, Pobre Juan, Fiesta Cervesal, Abelardo el pollo
Riff: Que sea rock, La espada sagrada, Mucho por hacer
Los Fabulosos Cadillacs: El Matador, Mi Novia se Cayo a un Pozo Ciego, Manuel Santill谩n, El Satanico Dr Cadillac, Vasos Vacios, Mal Bicho, Siguiendo la Luna.
Los Aut茅nticos Decadentes: El Gran Se帽or, Un Osito de Peluche de Taiwan, La Guitarra, Besandote, La Prima Lejana, Gente que No
Los Violadores: Ultraviolento, Represi贸n, Como la primera vez, Nada ni nadie nos puede doblegar
Virus: Luna de Miel en la Mano, Wadu Wadu, Pronta Entrega, Hay Que Salir Del Agujero Interior, Amor Descartable, El Probador
Fabiana Cantilo: Mary Poppins, Mi Enfermedad
Miguel Mateos: Obsesi贸n, Tira Para Arriba, En La Cocina, Huevos.
Ilya Kuriaky And The Valderramas: Abarajame, Jennifer Del Estero
Sueltitos:
Babas贸nicos - Irresponsables, David Lebon - Sueltate Rock and Roll, Los Twists - Cleopatra, Calamaro - Alta Suciedad, Juana la Loca Sabado a la Noche, Turf - Yo No Me Quiero Casar y ud?, Los Tipitos - Campanas en la Noche, Los Brujos - Kanishka
Eso tengo por ahora. Vayan tirando!
submitted by anteslurkeaba to argentina [link] [comments]


2018.03.17 16:42 master_x_2k Agitaci贸n 1

Este es el 煤ltimo cap铆tulo completo traducido por Hidet.

Cap铆tulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Agitaci贸n I_____________________

El martes por la ma帽ana lo primero que hice fue salir a correr. Me levant茅 a la hora de siempre, le ped铆 perdon a mi padre por no desayunar con el, y sal铆 por la puerta, con la capucha de la sudadera puesta para esconder el desastre de mi pelo sin peinar.
Hab铆a algo unico en salir y hacer algo antes de que la ciudad se hubiera despertado. Normalmente no salia tan pronto, as铆 que fue un cambio que agradec铆. Mientras me dirigia al este con un trote ligero, no hab铆a coches o gente en las calles. Eran las seis treinta de la ma帽ana, y el solo acaba de salir, as铆 que las sombras eran largas. El aire era lo bastante frio como para que mi aliento se condensara. Era como si Bah铆a Brockton fuera un pueblo fantasma, en el buen sentido.
Mi entrenamiento consistia en correr cada ma帽ana, y alternar entre correr m谩s y hacer otros ejercicios por lastardes, dependiendo de que dia de la semana fuera. El objetivo principal era conseguir m谩s aguante. En febrero, Sophia hab铆a convencido a unos chicos para que intentaran cogerme, creo que el objetivo era atarme con cinta aislante a un poste. Hab铆a escapado, ayudada por el hecho de que a los chicos no les importaba tanto como para correr en serio, pero me qued茅 exhausta despu茅s de correr s贸lo una calle. Hab铆a sido un jarro de agua fria justo cuando estaba empezando a pensar en salir en traje. Poco despu茅s, hab铆a empezado a entrenar. Tras unos cuantos intentos, hab铆a cogido una rutina. Ahora estaba m谩s en forma. Aunque no podr铆a haber dicho que estaba gorda antes, ten铆a la desafortunada combinaci贸n de una peque帽a tripa, pechos peque帽os y piernas y brazos tan anchas como el palo de una escoba. La combinaci贸n hab铆a hecho que pareciera una rana forzada a ponerse a dos patas. Tres meses y medio hab铆an quemado la grasa de mi cuerpo, dejandome muy esbelta, y me hab铆an dado el aguante necesario para trotar a un ritmo constante sin dejarme sin aliento. Pero no quer铆a solo trotar. Aument茅 el ritmo cada calle que pasaba mientras me dirig铆a hacia el agua. Para cuando iba por la quinta calle, ya estaba corriendo.
Mi idea era no preocuparme demasiado de contar los kil贸metros o medir las distancias. Eso solo parec铆a distraerme de mi conocimiento de mi cuerpo y sus limitas. Si lo notaba demasiado facil, simplemente me obligaba a esforzarme m谩s que el dia anterior. La ruta que cog铆a cambiaba cada d铆a, por insistencia de mi padre, pero normalmente me llevaba al mismo sitio. En Bah铆a Brockton, ir al este te llevaba a dos sitios. O acabas en los Muelles, o acababas en el Paseo. Como la mayor铆a de las zonas de los Muelles no eran sitios por los que pasases sin problemas, con vagabundos, pandillas y crimines en general, me mantuve en las calles principales que pasaban de largo de los Muelles y al Paseo Maritimo. Eran m谩s o menos las nueve cuando so铆a llegar al puente que pasaba por encima de Lord Street. De all铆, estaba a una calle del Paseo Mar铆timo.
Reduje el ritmo cuando la acera termin贸 y empez贸 la plataforma de madera. Aunque me dol铆an las piernas y estaba sin aliento, me forc茅 a mantener un ritmo lento en vez de pararme.
Por el paseo maritimo, la gente estaba empezando el dia. La mayor铆a de los sitios aun estaban cerrados, con sistemas de seguridad a la ultima, persianas de acero y rejas de metal protegiendo todas las tiendas de lujo, pero hab铆a cafeterias y restaurantes abriendo. Otras tiendas ten铆an furgonetas aparcadas delante, y estaban ajetreadas cargando sus pedidos. Solo hab铆a unas cuantas personas pasando por all铆, lo que hizo que fuera facil encontrar a Brian.
Brian estaba apoyado en la barandilla de madera, mirando la playa. Apoyado en la barandilla a su lado hab铆a una bolsa de papel y una bandejita de cart贸n con un caf茅 en cada uno de los cuatro huecos. Me par茅 a su lado, y me salud贸 con una amplia sonrisa.
"Hey, llegas justo a tiempo," dijo Brian. Iba diferente de cuando le hab铆a visto el lunes. Llevaba un sueter debajo de una chaqueta, sus vaqueros no estaban rotos, y sus botas relucian. El lunes, me hab铆a dado la impresi贸n de una persona normal que viv铆a en los Muelles. La ropa de moda y a medida que llevaba hoy le hac铆a parecer alguien que estaba en su sitio en el Paseo Mar铆timo, junto con los clientes que compraban en tiendas donde nada costaba menos de cien dolares. El contraste y la facilidad con la que parec铆a haber hecho la transici贸n eran sorprendentes. Mi valoraci贸n de Brian subi贸 un poco.
"Hey," dije, sinti茅ndome un poco avergonzada por haber tardado tanto en responder, y pensando que mi ropa era increiblemente fea en comparaci贸n. No hab铆a esperado que se vistiera tan bien. Esper茅 que el estar sin aliento fuera una excusa creible para tardar en responder. No hab铆a nada que pudiera hacer sobre mi ropa.
Hizo un gesto hacia la bolsa de papel, "Tengo donuts y croissants de la cafeter铆a de all铆, y caf茅 si quieres."
"Quiero," dije, y luego me sent铆 tonta por hablar como un troglodita. Le ech茅 la culpa al hecho de que fuera tan pronto por la ma帽ana. Para intentar salvarlo, a帽ad铆 "Gracias."
Pesqu茅 un donut cubierto de azucar y le di un mordisco. Inmediatamente not茅 que no era el tipo de donut que se fabricaba en masa en una fabrica central y luego se llevaba a las tiendas para que los hornearan por la ma帽ana. Era recien hecho, probablemente en la tienda al otro lado de la calle, vendido directamente despues de salir del horno.
"Que bueno", dije, chupando el azucar de mis dedos antes de ir a coger uno de los caf茅s. Viendo el logo, mir茅 a la cafeteria y pregunt茅 "驴Ah铆 no cuestan, como, quince dolares la taza?"
Brian se ri贸 un poco, "Podemos permitirnoslo, Taylor."
Me llev贸 un segundo procesar la idea, y seg煤n hice la conexi贸n, me sent铆 como una idiota.
Estos tipos estaban sacando miles de dolares por un trabajo, y me hab铆an dado dos mil dolares de entrada. No estaba dispuesta a gastarme el dinero, sabiendo de donde ven铆a, asi que estaba cogiendo polvo en el agujero en el que escondia mi traje, llam谩ndome. Tampoco pod铆a decirle a Brian que no lo iba a gastar, sin arriesgarme a explicarle por qu茅.
"Si, supongo" dije eventualmente. Apoy茅 los codos en la barandilla de madera al lado de Brian y mir茅 al agua. Hab铆a unos pocos fan谩ticos del windsurf prepar谩ndose para empezar el dia. Supongo que ten铆a sentido, porque luego habr铆a algun barco saliendo al agua.
"驴Que tal tu brazo?" Pregunt贸
Extend铆 el brazo, cerr茅 el pu帽o y lo afloj茅 para demostrar. "Solo me duele cuando lo flexiono." No le dije que hab铆a dolido tanto como para costarme algo de sue帽o la noche anterior.
"Dejaremos los puntos una semana o as铆, creo, antes de quitartelos." Dijo Brian. "Puedes ir a ver a tu m茅dico a que lo haga, o puedes pasarte y yo me encargo."
Asent铆. Una rafaga del viento con olor a agua salada y a algas me quit贸 la capucha, y dediqu茅 un momento a apartarme el pelo de la cara y a volver a ponerme la capucha.
"Siento lo de Rachel y todo el incidente de anoche." Dijo Brian. "Quer铆a pedirte perdon antes, pero pens茅 que ser铆a mala idea sacar el tema con ella delante."
"No me importa" En realidad no estaba segura de que no me importara, pero no era culpa suya. Intent茅 expresar lo que pensaba "Creo, bueno, supongo que esperaba que me atacaran desde el momento en que me pusiera el traje, asi que no deberia sorprenderme, 驴verdad?"
Brian asinti贸, pero no dijo nada, asi que a帽ad铆, "Me pill贸 un poco por sorpresa que fuera alguien que se supone que esta en mi equipo, pero lo superar茅."
"Solo para que lo sepas," me dijo Brian, "Solo por lo que vi despu茅s de que te fueras anoche y seg煤n se levantava la gente esta ma帽ana, Rachel parece haber dejado de protestar tanto sobre que alguien nuevo se una al equipo. Sigue sin gustarle, pero me sorprenderia que montara un numero as铆 otra vez."
Me re铆, quiz谩s m谩s agudo y m谩s abruptamente de lo que me habr铆a gustado. "Dios, espero que no."
"Ella es un caso especial," dijo Brian, "Creo que crecer como lo hizo la ha dejado algo tocada. Sin familia, demasiado mayor y, eh, no lo bastante atractiva como para ser una buena candidata para la adopci贸n. Me siento mal diciendo eso, pero es ocmo funcionan esas cosas, ya sabes." Me mir贸 por encima del hombro
Asent铆
"As铆 que se pas贸 una decada en acogida, sin un lugar fijo donde vivir, peleando con u帽as y dientes con los otros ni帽os de acogida por las posesiones m谩s basicas. Creo que ya estaba algo tocada antes de conseguir los poderes, y los poderes solo la han vuelto aun m谩s antisocial."
"Tiene sentido," dije, y a帽ad铆 "le铆 su pagina en la wiki."
"As铆 que ya sabes algo," dijo Brian, "Es dificil tratar con ella, hasta para m铆, y creo que hasta me considera un amigo... o al menos tan amigo como alguien como ella puede considerarte. Pero si al menos puedes tolerarla, deber铆as ver que tenemos una buena din谩mica de equipo."
"Claro", dije, "Lo intentaremos, al menos"
Me sonri贸, y apart茅 la mirada, avergonzada.
Vi a un cangrejo pasando por la playa justo debajo de nosotros. Extend铆 mi poder y lo par茅 de golpe. Aunque no me hac铆a falta, le apunt茅 con un dedo, y luego mov铆 el dedo lentamente mientras le hac铆a seguir a donde estaba apuntando con el dedo. Como Brian y yo nos estabamos apoyando en la barandilla, y no hab铆a practicamente nadie en el pase oque no estuviera ocupado trabajando o abriendo su tienda, estaba bastante segura de que nadie descubriria que estaba haciendo.
Brian vi贸 al cangrejo dando vueltas en circulos y ochos y sonri贸. Con aire de conspiratorio, se acerc贸 a mi y me susurr贸 "驴Puedes controlar cangrejos tambi茅n?"
Asent铆, sintiendome algo emocionada por que estuvieramos pegados as铆, compartiendo secretos mientras la gente a nuestro alrededor no se daba cuenta de nada. Le dije, "Sol铆a pensar que pod铆a controlar cualquier cosa con un exoesqueleto o una concha. Pero puedo controlar gusanos tambi茅n, entre otras cosas, y no tienen conchas. Creo que todo lo que hace falta es que tengan cerebros muy simples."
Le hice correr en circulos y hacer ochos un poco m谩s, y luego lo solt茅 para que siguiera con su vida.
"Deber铆a llevarles al resto su caf茅 antes de que vengan a buscarme. 驴Quieres venirte?" pregunt贸 Brian.
Negu茅 con la cabeza. "Tengo que ir a casa y prepararme para el instituto."
"Ah, cierto," dijo Brian, "Se me olvida."
"驴Vosotros no vais?"
"Yo hago cursos online," dijo Brian, "Mi familia cree que es para que pueda conseguir un trabajo para pagarme el piso... lo que en parte es cierto. Alec lo dej贸, Rachel nunca fu茅, y Lisa se adelant贸 a su curso y ya tiene su titulo. Hizo trampas con su poder, pero lo tiene."
"Ah," dije, pensando en el hecho de que Brian ten铆a un apartamento. No el hecho de que Grue el supervillano tuviera un apartamento 鈥 Lisa me lo hab铆a mencionado - si no en el hecho de que Brian el adolescente con padres y cursos en los que centrarse tuviera uno. No hacia m谩s que cambiar mi marco de referencia para intentar entenderle.
"Toma, un regalo," dijo, cogiendo algo de su bolsillo y extendiendo la mano.
Me asust茅 al pensar en aceptar otro regalo. Los dos mil dolares que me habian dado ya pesaban bastante en mi consciencia. Pero quedar铆a mal si no lo aceptaba. Me obligu茅 a poner la mano debajo de la suya, y solt贸 una llave con una corta cadena en la palma de mi mano.
"Es de nuestro loft," me dijo "Y va en serio. Nuestro incluyendote a ti. Puedes venir cuando quieras, aunque no haya nadie. Relajate y ve la tele, comete nuestra comida, llenanos el suelo de barro, gritale al resto por llenar el suelo de barro, lo que sea."
"Gracias" le dije, sorprendiendome a mi misma al descubrir que estaba realmente agradecida.
"驴Vas a venir despues del instituto, o te veo aqui ma帽ana por la ma帽ana?"
Lo pens茅 por un segundo. Anoche, no mucho antes de que me fuera, Brian y yo hab铆amos estado hablando de nuestro entrenamiento. Cuando hab铆a mencionado que salia a correr por las ma帽anas, hab铆a sugerido vernos regularmente. La idea era mantenerme al dia, poruqe no estaba viviendo en el escondite del grupo como Lisa, Alec y Rachel. Ten铆a sentido, y hab铆a aceptado. Hab铆a ayudado que Brian fuera quien mejor me ca铆a del grupo. Por alguna raz贸n me era m谩s facil sentirme identificada con el. No es que no me cayera bien Lisa, pero estar con ella me hac铆a sentir como si tuviera la Espada de Damocles colgando sobre mi cabeza.
"Me pasar茅 luego," decid铆 en voz alta, sabiendo que podr铆a dejarlo de lado si no me compromet铆a. Antes de que empezaramos a hablar otra vez, le salud茅 rapidamente con la mano y empec茅 a correr de vuelta a casa, con la llave de su escondite firmemente apretada en la mano.
Dirigirme a casa y prepararme para el instituto me dej贸 con un sentimiento de aprensi贸n, como un peso en mi pecho. Hab铆a estado intentando no pensar en las burlas de Emma y en haber huido del instituto llorando. Hab铆a pasado una hora o dos dando vueltas en la cama, repitiendo el evento en mi cabeza mientras el dolor en la mu帽eca me despertaba cada vez que empezaba a dormirme. Aparte de eso, hab铆a conseguido evitar pensar en el tema. Ahora la perspectiva de volver me agobiaba, aunque era imposible no pensar en ello mientras me dirigia a casa, me preparaba y cog铆a el autobus.
No pude evitar pensar en el dia que me esperaba. Aun tenia que hacer frente a las consecuencias de perder dos tardes de clase. Eso era serio, especialmente porque me hab铆a pasado la fecha l铆mite para entregar el proyecto de arte. Me d铆 cuenta de que mi proyecto de arte estaba en mi mochila, y la ultima vez que hab铆a visto la mochila hab铆a sido cuando Sophia hab铆a estado encima de ella, sonri茅ndome.
Tambi茅n estaba el hecho de tener que ir a la clase del Sr. Gladly. Ya daba bastante asco, estando Madison en esa clase y teniendo que hacer trabajos en equipo con gente como Sparky o Greg. Sabiendo que ten铆a que sentarme ah铆 y escuchar a Mr. Gladly dar clase cuando le hab铆a visto darme la espalda cuanto estaba siendo acosada... Eso daba m谩s asco a煤n.
Esa no era la primera vez que tenia que convencerme para ir al instituto. Enga帽arme a mi misma para ir y quedarme. Los peores dias hab铆an sido en mi primer a帽o de instituto, cuando las heridas de la traici贸n de Emma aun eran recientes y no hab铆a pasado por tanto como para preveer la variedad de cosas que se les podr铆an ocurrir. Entonces hab铆a sido terror铆fico, porque no sab铆a qu茅 esperar, no sab铆a donde o cuando pondr铆an los limites, si es que los pon铆an. Hab铆a sido dificil, tambien, volver en Enero. Hab铆a pasado una semana en el hospital bajo observaci贸n psiquiatrica, y sab铆a que todos hab铆an oido la historia.
Me qued茅 mirando por la ventana del autobus, mirando a la gente o los coches. En dias como este, despu茅s de ser humillada en p煤blico, convencerme hasta el punto en el que estaba dispuesta a pasar por la puerta del instituto era cuesti贸n de hacer tratos conmigo misma e intentar mirar m谩s all谩 del dia de instituto. Me dije que iria a la clase de ordenadores de la Se帽ora Knott. Ninguna del trio estar铆a all铆, ser铆a bastante facil, y podr铆a dedicar el rato a navegar por internet. A partir de ah铆, solo era cuesti贸n de convencerme a mi misma de caminar por el pasillo hasta la clase del Se帽or Gladly.
Si me obligaba a hacer eso, me promet铆, me dar铆a un capricho. Un descanso para comer dedicado a leer los libros que hab铆a estado guardando, o alg煤n bollo comprado en una tienda despu茅s del instituto. Para las clases de la tarde, tendr铆a que pensar en algo m谩s que quisiera, como ver una serie de TV que me gustara o trabajar en mi traje. O, pens茅, quiz谩s simplemente podr铆a pensar en estar con Lisa, Alec y Brian. Excepto por la parte ne la que casi me mutilan los perros de Perra, hab铆a sido una buena noche. Comida tailandesa, los cinco tirados en los sof谩s, viendo una peli de acci贸n en una televisi贸n enorme con sonido surround. No me olvidaba de lo que eran, pero pens茅 que no ten铆a ninguna razon para sentirme mal por pasar el rato con ellos cuando eramos 鈥揺n todos los sentidos - s贸lo un grupo de adolescentes pasando el rato. Adem谩s, era por una buena causa. Si se relajaban conmigo quiz谩s revelaran algun secreto, 驴no?
Seg煤n me bajaba del autobus, con un par de viejos cuadernos en una mano, mantuve esa idea en la cabeza. Pod铆a relajarme en clase de la Se帽orita Knott, y luego solo tenia que aguantar tres clases de 90 minutos. Quiz谩s, se me ocurri贸, podr铆a intentar encontrar y hablar con mi profesora de arte en el descanso para comer. Significar铆a mantenerme fuera del alcance del trio, y quiz谩s podr铆a acordar algo para hacer otro proyecto o al menos no sacar un cero. Mis notas eran lo bastante pasables que quiz谩s podr铆a aprobar con un cero en el proyecto, pero aun as铆, ayudar铆a. Quer铆a hacer algo m谩s que simplemente aprobar, especialmente con toda la mierda que ten铆a que aguantar.
La se帽orita Knott lleg贸 a la clase m谩s o menos a la vez que yo, y abri贸 la clase para dejarnos entrar. Como una de las ultimas de los cuarenta y pocos alumnos en llegar, acab茅 al final de la multitud. Mientras esperaba a que hubiera bastante sitio en la puerta, vi a Sophia hablar con tres de las chicas de la clase. Parec铆a que acabara de llegar de su entrenamiento de atletismo.
Sophia ten铆a la piel oscura y el pelo negro lo bastante largo como para que le llegara a los ri帽ones, pero ahora lo llevaba recogido en una coleta. No pod铆a evitar resentir el hecho de que aun estando sudada, manchada y que fuera una zorra notable, practicamente todos los chicos del instituto se quedarian con ella antes que conmigo.
Dijo algo, y todas las chicas se rieron. Aun cuando sab铆a, racionalmente, que no estaba en un lugar alto de la lista de cosas de las que hablar铆an y que probablemente no estaban hablando de mi, se me encogi贸 el coraz贸n. Me acerque al atasco de alumnos esperando a entrar por la puerta, para que no me pudieran ver. No funcion贸. Cuando un grupo de estudiantes entraba en la sala, via a Sophia mir谩ndome. Hizo una expresi贸n de lloriqueo exagerada, pasandose un dedo desde el ojo por la mejilla, imitando una l谩grima. Una de las otras chicas se di贸 cuenta y se ri贸, inclinandose sobre Sophia mientras ella le susurraba algo al oido. Ambas se rieron. Mis mejillas ardieron con humillaci贸n. Sophia me dirigi贸 una ultima sonrisa burlona y se gir贸 para alejarse mientras las otras chicas se ponian en fila para entrar a la sala.
Sintiendome mal mientras lo hac铆a, me di la vuelta y fu铆 otra vez pasillo abajo, hacia la puerta principal del instituto. Sab铆a que ser铆a mucho m谩s dificil volver ma帽ana. Durante un a帽o y tres cuartos, hab铆a estado aguantando esta mierda. Hab铆a estado nadando a contra corriente mucho tiempo, y aun cuando sab铆a las consecuencias a las que me enfrentar铆a si segu铆a faltando al instituto as铆, era mucho m谩s facil dejar de esforzarme contra la corriente y simplemente darme la vuelta.
Con las manos en los bolsillas, sintiendo ya un alivio amargo, cog铆 un atubos hacia los Muelles.

Cap铆tulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.06 11:21 Subversivo-Maldito La vida de Mar铆a y sus tres hijos en el pa铆s que ha salido de la crisis

Tiene 35 a帽os, tres hijos, uno con una enfermedad importante, y una sentencia de divorcio por violencia de g茅nero. Se llama Mar铆a, vive en un barrio a 20 minutos del centro de Sevilla, limpia oficinas por dos euros la hora: al mes cobra 430 euros. Sale de su casa a las 8 de la ma帽ana cada d铆a y regresa a las 17 horas, algunos a las 19. Vive en una casa que le ha cedido una orden religiosa, las Hermanas de la Cruz, que a su vez le da cada mes un vale de comida para que pueda comprar pescado, frutas y carnes. Cada mes, despu茅s de salir de trabajar, all铆 que va Mar铆a a hacer la cola en la puerta del convento, rodeada de miles de historias similares. Las historias de los ricos son todas diferentes, pero la de los pobres se parecen todas mucho.
El vale es de 50 euros, se le acaba r谩pido. Su hijo peque帽o, de 8 a帽os, fue expulsado a los 6 a帽os de la sanidad andaluza, porque no cubre la atenci贸n a ni帽os con necesidades especiales a partir de esa edad, y los tratamientos de logopedia que necesita los paga su madre con el dinero que recibe de la ayuda a la dependencia, 230 euros. En realidad, el ni帽o necesita m谩s terapia, pero no la puede pagar. Su exmarido, condenado por violencia de g茅nero, salt贸 hace unos meses el balc贸n y le peg贸 una paliza de muerte a Mar铆a. En presencia de sus tres hijos, todos menores de edad. Arreglar la persiana para que no salte su exmarido cuesta 150 euros, pero no los tiene, no le llega con los 430 euros que gana al mes. El 谩rea de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Sevilla dice que no le puede pagar el arreglo de la persiana porque es muy caro, 150 euros en un presupuesto anual de la capital andaluza de m谩s de 800 millones de euros al a帽o.
Mar铆a fue desahuciada hace unos a帽os de su casa de alquiler por no poderla pagar y ocup贸 una vivienda propiedad de un banco. Para Albert Rivera, Mar铆a es una 鈥渕afia que pone en peligro la seguridad jur铆dica de los espa帽oles鈥 y 鈥渦na ocupa antisistema que va en contra del Estado de Derecho鈥, entre otras muchas lindezas que suelta el l铆der naranja contra las criaturas que han sido expulsadas a los m谩rgenes de la sociedad en un pa铆s en el que tres personas acumulan la misma riqueza que 14 millones de pobres, como Mar铆a. Los hijos de Mar铆a forman parte de la lista del 17% de ni帽os y ni帽as pobres de solemnidad, seg煤n la ONG Save the Children: nunca pueden comer pescado, carne o fruta en casa, salvo si hay un vale de comida de alguna organizaci贸n ben茅fica que les ayude, no conocen la playa si viven en sitios de interior, no van a las excursiones del colegio y no saben lo que es estrenar ropa y calzado, porque se visten y calzan de lo que heredan.
A Mar铆a le gustar铆a hacer huelga el 8 de marzo, pero no puede porque la echar铆an del trabajo de mierda que tiene, a dos euros la hora por limpiar oficinas, con el que alimenta a duras penas a sus tres hijos. El 50,1% de los hogares espa帽oles sostenidos por una mujer con hijos a cargo est谩n en situaci贸n de pobreza, como el hogar sencillo de Mar铆a; un mill贸n de hogares espa帽oles. Tan pobres son que no tienen ni para sacar la bandera de Espa帽a o de Catalu帽a al balc贸n.
Si este motivo no te parece suficiente para hacer la huelga feminista del 8 de marzo, si no te parece suficiente para salir a la calle a gritar que un pa铆s no puede sostenerse sobre la vida de las mujeres empobrecidas, que cuidan y limpian de sol a sol por 430 euros al mes, est谩s en tu derecho; pero dice poco de tu calidad humana y de lo que entiendes por democracia. Si te gustar铆a hacerla pero no puedes, porque como a Mar铆a te podr铆an echar del trabajo, saca tu mandil al balc贸n, dile a tus amigas y vecinas que vayan por ti, ponte un pin en la solapa, crea debate en el autob煤s o en el metro de camino al trabajo, algo, haz algo. Pero no te est茅s quieta, ni quieto, este pa铆s se despe帽a por el acantilado de la pobreza y la desigualdad y la gran mayor铆a de criaturas que se caen por este barranco son mujeres.
Si a ti te va muy bien y piensas que no tienes motivos suficientes para manifestarte, hazte mirar tu concepto de empat铆a porque est谩 fall谩ndote gravemente y tiene soluci贸n: date un pase铆to por uno de los muchos barrios perif茅ricos espa帽oles en los que abundan historias como las de Mar铆a. Y si sigues votando a quienes han producido estas bolsas de pobreza o no proponen nada para combatir la desigualdad y empobrecimiento que vaya a la ra铆z 鈥搑adical, s铆-, est谩s en tu derecho, pero no llames populista, demagoga y chavista a mujeres como Mar铆a por pedir que se luche de manera tajante contra la pobreza.
No es chavismo, ni demagogia, ni populismo, ni anticapitalismo, ni feminazismo, ni odio a los hombres, es urgencia social. En Espa帽a hay un tercio de la poblaci贸n, la gran mayor铆a mujeres, que han perdido toda esperanza de tener una vida digna. Somos el cuarto pa铆s m谩s rico de la Uni贸n Europea y unos de los m谩s ricos del mundo. Somos Espa帽a, no la Rep煤blica del Congo, el pa铆s m谩s pobre del mundo. En nuestro pa铆s hay dinero, lo que est谩 es mal repartido, en una pocas manos que siguen acumulando riqueza a costa de destrozar las vidas de mujeres como Mar铆a, que, con 35 a帽os, su 煤nico af谩n es llegar viva cada tarde-noche a su casa para decirle a sus tres hijos, de la mejor manera que pueda, que no tiene ni un m铆sero yogur en la nevera para que se lo tomen antes de irse a la cama. [ Fuente: http://iniciativadebate.net/2018/03/06/la-vida-de-maria-y-sus-tres-hijos-en-el-pais-que-ha-salido-de-la-crisis/]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2017.12.12 06:10 Lomby85 [Serio] Pasar mi casa a 100% electrica.

Edit: TL;DR: Estoy sin gas, puede tardar meses, me tienen los huevos al plato, estoy considerando sacar todos los artefactos a gas y pasarme 100% a Luz.
Bueno, me disculpo si esto no es de interes de todos, pero estoy con un problema y pense que por ahi Reddit seria un buen lugar para buscar otra perspectiva, y quizas tambien un poco de experiencias de 1ra mano de gente que sabe.
Cuestion que vivo en un departamento de Mar del Plata que es de mi familia, y que con el tiempo le he ido haciendo algunas cosas (nada muy groso, ir manteniendolo digamos)
El edificio es viejo y por ejemplo ya tuve un par de problemas con ca帽os de agua. tiene cables viejos que ya hace rato ando con ganas de cambiarlos. Una vez por ejemplo por un ca帽o que me perdio en la cocina me entraron en corto unos cables de un toma porque parece que los cables son de tela.
Bueno... y ahora es el gas. Los artefactos no son tan viejos. de hecho el calefon esta nuevo nuevo, y la estufa la pusimos nosotros ni bien compramos, hace unos cuantos a帽os. creo que la cocina es lo unico que estaba de antes y anda todo bien.
Cueston que aca en Mardel andan por todos lados hinchando las pelotas con lo del gas (si, ya se, es importante) y a principio de a帽o toc贸 aca, y vinieron, cortaron unas semanas el gas, instalaron todo un ca帽o nuevo por todo el edificio (costo una fortuna), y en esa epoca vinieron unos gasistas del consorcio haciendo un relevamiento de las condiciones de cada departamento. En esa oportunidad me dijeron que la conexion de la estufa (hecha por un gasista matriculado) era antireglamentaria, me la anularon. Me hicieron dos agujeros en la pared de la cocina para ventilacion, y me dijeron que el calefon seguramente iba a haber que cambiarlo porque tiene que estar a Xcm. de la mesada y Xcm. del techo (lo cual practicamente no me dejaria espacio para poner nada ahi) y que seguramnete voy a tener que cambiarlo (Es nuevo!!!!)
...y dijeron que iban a volver mas adelante. Ahora no se por que, supuestamente por una denuncia (yo no les creo nada, francamente) vinieron los de la compania de gas y sacaron los medidores de todo el edificio. yo la verdad les tengo mucha desconfianza, mas alla de que estoy de acuerdo de que es importante que el edificio cumpla las normas de seguridad, y que los departamentos esten bien ventilados, hay tantas normas, y la mayoria tan ridiculas, que la verdad me huele mas a chanchullo que a otra cosa.
A todo esto se suma que me dicen compa帽eros mios de trabajo que probablemente sea todo orquestado pro la administracion del edificio. Que el administrador tiene todos los datos de todo el edificio, hace una denuncia (real o inventada) y despues arregla con los plomeros a los que el mismo les asigna el trabajo. Yo no se si eso sera cierto, pero me parece seguro que alguien tiene un chanchullo aca metido.
En fin.... cuestion que estoy considerando en parte de bronca, y en parte por una cuestion practica, de que ya que tengo que cambiar todo, cambio la instalacion electrica (que es algo que de por si deberia hacer, y sale mas barato) y pongo todos artefactos electricos: Cambio la estufa por un Aire acondicionado, el horno por un horno electrico, y el calefon por un termotanque electrico y san'sacabo!
La pregunta es si conviene, y si esta bien y no habra nada que descubra despues de que al final es todo una cagada. (En otras palabras: si habra algun inconveniente a todo esto que yo ahora no estoy viendo, o que no se por inexperiencia)
Lo que yo pienso y razono es esto:
  • Tengo un amigo en capital que alquila un departamento cuyo due帽o, por similares razones, cambio todo el departamento a electricidad, y por lo que me dijo no tiene quejas. A esto yo le hago la salvedad que la electricidad en Capital sale MUCHO mas barato que aca.
  • Estube buscando en internet y todo lo que encontre al respecto es que desde hace un tiempo hay como una "moda" en construccion de que los edificios se hacen 100% electricos, pero que viene mas por el lado de abaratar costos y simplificar tramites desde la construccion del edificio, y que luego a los inquilinos/propietarios no les conviene. A mi esto me da muchas dudas.... 驴Cuanto mas caro me puede salir por mes? Yo de por si en verano no uso ningun medio de refrigeracion. A lo sumo un ventilador, un rato. Pero en general con tener las ventanas abiertas y las persianas bajas durante las horas de mas sol, corre aire y se mantiene fresco solo. La idea del aire (o algun otro medio) viene mas por el lado de la calefaccion, especialmente de la pieza.
  • Una conocida que esta en exactamente la misma situacion que yo (bueno, su edificio es mucho mas nuevo, y todo esta mas en regla, supuestamente, pero igual les estan rompiendo la chaucha por boludeces) es de la misma idea que yo, y especialmente dice que al menos termotanque electrico posiblemente instale, aun si al final decide seguir teniendo gas.
  • Aun si arreglaran todo el edificio, y pusieran todo en regla, y cambiara yo todos los artefactos a gas, nada me garantiza que en 4, 6 o 10 a帽os no cambien alguna reglamentacion boluda y tenga que pasar por todo este mambo de vuelta. Son unos forros, me siento re indefenso, no quiero que otra gente pueda disponer de mi casa y de mi conmfort a su antojo, me tienen los g眉evos al plato, vienen sin avistar, sin una mierda, se te meten en la casa y los tenes que dejar porque si no te dejan sin gas hasta quien sabe cuando. Muy frustrante.
En fin, quisiera escuchar sus ideas, anecdotas, opiniones, reflecciones, y pensamientos filosoficos relacionados. Gracias.
submitted by Lomby85 to argentina [link] [comments]


2017.10.04 17:05 albedrio Te cuento un cuento

Cuento de Oscar Wilde: El gigante ego铆sta Cada tarde, a la salida de la escuela, los ni帽os se iban a jugar al jard铆n del Gigante. Era un jard铆n amplio y hermoso, con arbustos de flores y cubierto de c茅sped verde y suave. Por aqu铆 y por all谩, entre la hierba, se abr铆an flores luminosas como estrellas, y hab铆a doce albaricoqueros que durante la Primavera se cubr铆an con delicadas flores color rosa y n谩car, y al llegar el Oto帽o se cargaban de ricos frutos aterciopelados. Los p谩jaros se demoraban en el ramaje de los 谩rboles, y cantaban con tanta dulzura que los ni帽os dejaban de jugar para escuchar sus trinos.
-隆Qu茅 felices somos aqu铆! -se dec铆an unos a otros.Pero un d铆a el Gigante regres贸. Hab铆a ido de visita donde su amigo el Ogro de Cornish, y se hab铆a quedado con 茅l durante los 煤ltimos siete a帽os. Durante ese tiempo ya se hab铆an dicho todo lo que se ten铆an que decir, pues su conversaci贸n era limitada, y el Gigante sinti贸 el deseo de volver a su mansi贸n. Al llegar, lo primero que vio fue a los ni帽os jugando en el jard铆n.
-驴Qu茅 hacen aqu铆? -surgi贸 con su voz retumbante.
Los ni帽os escaparon corriendo en desbandada.
-Este jard铆n es m铆o. Es mi jard铆n propio -dijo el Gigante-; todo el mundo debe entender eso y no dejar茅 que nadie se meta a jugar aqu铆.
Y, de inmediato, alz贸 una pared muy alta, y en la puerta puso un cartel que dec铆a:
ENTRADA ESTRICTAMENTE PROHIBIDA BAJO LAS PENAS CONSIGUIENTES
Era un Gigante ego铆sta鈥
Los pobres ni帽os se quedaron sin tener d贸nde jugar. Hicieron la prueba de ir a jugar en la carretera, pero estaba llena de polvo, estaba plagada de pedruscos, y no les gust贸. A menudo rondaban alrededor del muro que ocultaba el jard铆n del Gigante y recordaban nost谩lgicamente lo que hab铆a detr谩s.
-隆Qu茅 dichosos 茅ramos all铆! -se dec铆an unos a otros.
Cuando la Primavera volvi贸, toda la comarca se pobl贸 de p谩jaros y flores. Sin embargo, en el jard铆n del Gigante Ego铆sta permanec铆a el Invierno todav铆a. Como no hab铆a ni帽os, los p谩jaros no cantaban, y los 谩rboles se olvidaron de florecer. S贸lo una vez una lind铆sima flor se asom贸 entre la hierba, pero apenas vio el cartel, se sinti贸 tan triste por los ni帽os que volvi贸 a meterse bajo tierra y volvi贸 a quedarse dormida.
Los 煤nicos que ah铆 se sent铆an a gusto eran la Nieve y la Escarcha.
-La Primavera se olvid贸 de este jard铆n -se dijeron-, as铆 que nos quedaremos aqu铆 todo el resto del a帽o.
La Nieve cubri贸 la tierra con su gran manto blanco y la Escarcha cubri贸 de plata los 谩rboles. Y en seguida invitaron a su triste amigo el Viento del Norte para que pasara con ellos el resto de la temporada. Y lleg贸 el Viento del Norte. Ven铆a envuelto en pieles y anduvo rugiendo por el jard铆n durante todo el d铆a, desganchando las plantas y derribando las chimeneas.
-隆Qu茅 lugar m谩s agradable! -dijo-. Tenemos que decirle al Granizo que venga a estar con nosotros tambi茅n.
cuento infantil el gigante ego铆sta Escritor Oscar Wilde Y vino el Granizo tambi茅n. Todos los d铆as se pasaba tres horas tamborileando en los tejados de la mansi贸n, hasta que rompi贸 la mayor parte de las tejas. Despu茅s se pon铆a a dar vueltas alrededor, corriendo lo m谩s r谩pido que pod铆a. Se vest铆a de gris y su aliento era como el hielo.
-No entiendo por qu茅 la Primavera se demora tanto en llegar aqu铆 -dec铆a el Gigante Ego铆sta cuando se asomaba a la ventana y ve铆a su jard铆n cubierto de gris y blanco-, espero que pronto cambie el tiempo.
Pero la Primavera no lleg贸 nunca, ni tampoco el Verano. El Oto帽o dio frutos dorados en todos los jardines, pero al jard铆n del Gigante no le dio ninguno.
-Es un gigante demasiado ego铆sta -dec铆an los frutales.
De esta manera, el jard铆n del Gigante qued贸 para siempre sumido en el Invierno, y el Viento del Norte y el Granizo y la Escarcha y la Nieve bailoteaban l煤gubremente entre los 谩rboles.
Una ma帽ana, el Gigante estaba en la cama todav铆a cuando oy贸 que una m煤sica muy hermosa llegaba desde afuera. Sonaba tan dulce en sus o铆dos, que pens贸 que ten铆a que ser el rey de los elfos que pasaba por all铆. En realidad, era s贸lo un jilguerito que estaba cantando frente a su ventana, pero hac铆a tanto tiempo que el Gigante no escuchaba cantar ni un p谩jaro en su jard铆n, que le pareci贸 escuchar la m煤sica m谩s bella del mundo. Entonces el Granizo detuvo su danza, y el Viento del Norte dej贸 de rugir y un perfume delicioso penetr贸 por entre las persianas abiertas.
-隆Qu茅 bueno! Parece que al fin lleg贸 la Primavera -dijo el Gigante, y salt贸 de la cama para correr a la ventana.
驴Y qu茅 es lo que vio?
Ante sus ojos hab铆a un espect谩culo maravilloso. A trav茅s de una brecha del muro hab铆an entrado los ni帽os, y se hab铆an trepado a los 谩rboles. En cada 谩rbol hab铆a un ni帽o, y los 谩rboles estaban tan felices de tenerlos nuevamente con ellos, que se hab铆an cubierto de flores y balanceaban suavemente sus ramas sobre sus cabecitas infantiles. Los p谩jaros revoloteaban cantando alrededor de ellos, y los peque帽os re铆an. Era realmente un espect谩culo muy bello. S贸lo en un rinc贸n el Invierno reinaba. Era el rinc贸n m谩s apartado del jard铆n y en 茅l se encontraba un ni帽ito. Pero era tan peque帽铆n que no lograba alcanzar a las ramas del 谩rbol, y el ni帽o daba vueltas alrededor del viejo tronco llorando amargamente. El pobre 谩rbol estaba todav铆a completamente cubierto de escarcha y nieve, y el Viento del Norte soplaba y rug铆a sobre 茅l, sacudi茅ndole las ramas que parec铆an a punto de quebrarse.
-隆Sube a m铆, ni帽ito! -dec铆a el 谩rbol, inclinando sus ramas todo lo que pod铆a. Pero el ni帽o era demasiado peque帽o.
El Gigante sinti贸 que el coraz贸n se le derret铆a.
-隆Cu谩n ego铆sta he sido! -exclam贸-. Ahora s茅 por qu茅 la Primavera no quer铆a venir hasta aqu铆. Subir茅 a ese pobre ni帽ito al 谩rbol y despu茅s voy a botar el muro. Desde hoy mi jard铆n ser谩 para siempre un lugar de juegos para los ni帽os.
Estaba de veras arrepentido por lo que hab铆a hecho.
Baj贸 entonces la escalera, abri贸 cautelosamente la puerta de la casa, y entr贸 en el jard铆n. Pero en cuanto lo vieron los ni帽os se aterrorizaron, salieron a escape y el jard铆n qued贸 en Invierno otra vez. S贸lo aquel peque帽铆n del rinc贸n m谩s alejado no escap贸, porque ten铆a los ojos tan llenos de l谩grimas que no vio venir al Gigante. Entonces el Gigante se le acerc贸 por detr谩s, lo tom贸 gentilmente entre sus manos, y lo subi贸 al 谩rbol. Y el 谩rbol floreci贸 de repente, y los p谩jaros vinieron a cantar en sus ramas, y el ni帽o abraz贸 el cuello del Gigante y lo bes贸. Y los otros ni帽os, cuando vieron que el Gigante ya no era malo, volvieron corriendo alegremente. Con ellos la Primavera regres贸 al jard铆n.
-Desde ahora el jard铆n ser谩 para ustedes, hijos m铆os -dijo el Gigante, y tomando un hacha enorme, ech贸 abajo el muro.
Al mediod铆a, cuando la gente se dirig铆a al mercado, todos pudieron ver al Gigante jugando con los ni帽os en el jard铆n m谩s hermoso que hab铆an visto jam谩s.
Estuvieron all铆 jugando todo el d铆a, y al llegar la noche los ni帽os fueron a despedirse del Gigante.
-Pero, 驴d贸nde est谩 el m谩s peque帽ito? -pregunt贸 el Gigante-, 驴ese ni帽o que sub铆 al 谩rbol del rinc贸n?
El Gigante lo quer铆a m谩s que a los otros, porque el peque帽o le hab铆a dado un beso.
-No lo sabemos -respondieron los ni帽os-, se march贸 solito.
-D铆ganle que vuelva ma帽ana -dijo el Gigante.
Pero los ni帽os contestaron que no sab铆an d贸nde viv铆a y que nunca lo hab铆an visto antes. Y el Gigante se qued贸 muy triste.
Todas las tardes al salir de la escuela los ni帽os iban a jugar con el Gigante. Pero al m谩s chiquito, a ese que el Gigante m谩s quer铆a, no lo volvieron a ver nunca m谩s. El Gigante era muy bueno con todos los ni帽os pero echaba de menos a su primer amiguito y muy a menudo se acordaba de 茅l.
-隆C贸mo me gustar铆a volverlo a ver! -repet铆a.
Fueron pasando los a帽os, y el Gigante se puso viejo y sus fuerzas se debilitaron. Ya no pod铆a jugar; pero, sentado en un enorme sill贸n, miraba jugar a los ni帽os y admiraba su jard铆n.
-Tengo muchas flores hermosas -se dec铆a-, pero los ni帽os son las flores m谩s hermosas de todas.
Una ma帽ana de Invierno, mir贸 por la ventana mientras se vest铆a. Ya no odiaba el Invierno pues sab铆a que el Invierno era simplemente la Primavera dormida, y que las flores estaban descansando.
Sin embargo, de pronto se restreg贸 los ojos, maravillado, y mir贸, mir贸鈥
Era realmente maravilloso lo que estaba viendo. En el rinc贸n m谩s lejano del jard铆n hab铆a un 谩rbol cubierto por completo de flores blancas. Todas sus ramas eran doradas, y de ellas colgaban frutos de plata. Debajo del 谩rbol estaba parado el peque帽ito a quien tanto hab铆a echado de menos.
Lleno de alegr铆a el Gigante baj贸 corriendo las escaleras y entr贸 en el jard铆n. Pero cuando lleg贸 junto al ni帽o su rostro enrojeci贸 de ira, y dijo:
-驴Qui茅n se ha atrevido a hacerte da帽o?
Porque en la palma de las manos del ni帽o hab铆a huellas de clavos, y tambi茅n hab铆a huellas de clavos en sus pies.
-驴Pero, qui茅n se atrevi贸 a herirte? -grit贸 el Gigante-. D铆melo, para tomar la espada y matarlo.
-隆No! -respondi贸 el ni帽o-. Estas son las heridas del Amor.
-驴Qui茅n eres t煤, mi peque帽o ni帽ito? -pregunt贸 el Gigante, y un extra帽o temor lo invadi贸, y cay贸 de rodillas ante el peque帽o.
Entonces el ni帽o sonri贸 al Gigante, y le dijo:
-Una vez t煤 me dejaste jugar en tu jard铆n; hoy jugar谩s conmigo en el jard铆n m铆o, que es el Para铆so.
Y cuando los ni帽os llegaron esa tarde encontraron al Gigante muerto debajo del 谩rbol. Parec铆a dormir, y estaba entero cubierto de flores blancas.
submitted by albedrio to Albedrio [link] [comments]


2017.08.14 08:53 Subversivos Odio a muerte en la Espa帽a profunda

Sucedi贸 el domingo 26 de agosto de 1990 a 煤ltima hora de la tar颅de en un lugar llamado Puerto Hurraco, un pueblo profundo de Ba颅dajoz con 205 habitantes censados y protegido por dos montes ne颅gros con forma de ala. Los hermanos Emilio y Antonio Izquierdo, de 56 y 58 a帽os, se apostaron en un callej贸n, descargaron sus escopetas de repetici贸n y abatieron a quince personas. Nueve de ellas murie颅ron entre esa fecha y el 10 de septiembre y las seis restantes fueron reponi茅ndose con desigual fortuna: todas han quedado marcadas por la tragedia, pero algunas tendr谩n que soportar el recuerdo en una silla de ruedas.
LOS SUCESOS DE EL PA脥S Puerto Hurraco, odio a muerte en la Espa帽a profunda Los reportajes y ensayos de esta veraniega serie han sido extra铆dos del libro Los sucesos de EL PA脥S, publicado en 1996 como parte de la conmemoraci贸n de los 20 a帽os del diario, lanzado el 4 de mayo de 1976. Hist贸ricas firmas del peri贸dico, como Rosa Montero, Juan Jos茅 Mill谩s o Jes煤s Duva desmenuzan algunos de los cr铆menes que han marcado la reciente Historia de Espa帽a, de la matanza de Atocha al crimen de los Marqueses de Urquijo.
En un principio, los hermanos hab铆an venido decididos a asestar un golpe de muerte a la familia Cabanillas 鈥攍as dos hijas de Antonio Cabanillas, de trece y catorce a帽os, fueron las primeras en caer鈥, sus enemigos frontales desde los a帽os veinte, pe颅ro el olor de la p贸lvora y la sangre que corr铆a pendiente abajo por la calle principal les dej贸 clavados en el suelo y en el gatillo. Al final, dispararon sobre todo lo que vieron. Emilio huy贸 al monte despu茅s del primer cargador. Antonio se qued贸 all铆 todav铆a un rato, hasta agotar el segundo. Horas despu茅s, de madrugada, la Guardia Civil tuvo que sacar a tiros a los dos hermanos de un cercano olivar en el que se hab铆an refugiado 鈥攖anto, que dos guardias civiles resultaron gravemente heridos. Luego, se coment贸 que por qu茅 no hab铆an huido, por qu茅 hab铆an quedado atrapados en el lugar rabioso de su cri颅men. Tal vez, la venganza, que les hab铆a atado a Puerto Hurraco du颅rante toda la vida, les atara tambi茅n despu茅s de llevarla a cabo.
El suceso se vivi贸 en Espa帽a con la extra帽eza y el temor de quien se encuentra frente a p谩ginas del pasado resucitadas con actores de carne y hueso. La d茅cada reci茅n inaugurada quer铆a significar el ine颅luctable fin de aquella otra Espa帽a de oscura conciencia, aislada del mundo y sobreviviendo dificultosamente de recursos escasos y entre penas y culpas que se colaban por los callejones hist贸ricos del pesi颅mismo y de la tristeza. Eso hab铆a terminado. Est谩bamos en Europa y ya hab铆amos dado los primeros pasos hacia una modernidad con颅sensuada por los propios y arropada por los extra帽os. Muchos vie颅ron en Puerto Hurraco una fotograf铆a antigua o el 煤ltimo latigazo de un mundo que se extingu铆a, pero muchos otros se enfrentaron, con una perplejidad interrogante, a un suceso real y presente que pon铆a en cuesti贸n la idea actual de Espa帽a, siempre vista a trav茅s del pris颅ma urbano, cubierta por la sombra avanzada de la capital y de las capitales. Aqu铆 se cifraba la inc贸gnita: se trataba del pasado o se tra颅taba de ignorancia del presente.
Dos d铆as despu茅s de la matanza, el suplemento dominical del dia颅rio EL PA脥S envi贸 a quien esto escribe y al fot贸grafo Miguel Gener a buscar las claves de un suceso que reun铆a paradojas suficientes co颅mo para pensar que la averiguaci贸n no hab铆a concluido con la me颅ra informaci贸n del desastre.
Detr谩s de los visillos
La primera impresi贸n de Puerto Hurraco, una estrecha calle principal en cuesta, a 煤ltima hora de la tarde espesa y caliente de agosto, con una mujer que todav铆a fregaba en las paredes y en el cemento las manchas de sangre, y puertas cerradas a cal y canto, fue la de estar visitando un pueblo con gente vigilando detr谩s de los visillos de la ventana. De vez en cuando se escuchaba, casi exagera颅damente, casi como si uno se lo estuviera inventando o esperase in颅vent谩rselo, un cerrojo que recorr铆a la calle, que sal铆a del pueblo y que se perd铆a en una resonancia entre los om贸platos de los dos mon颅tes negros que planeaban siniestramente sobre las casas blanquea颅das. No hab铆a nadie en la calle y las 煤nicas figuras visibles eran las de dos guardias civiles sentados en un cuatro latas ladeado sobre una cuneta a la entrada del pueblo.
M脕S INFORMACI脫N Puerto Hurraco, odio a muerte en la Espa帽a profunda Todo lo publicado en EL PA脥S sobre el caso 2015: Puerto Hurraco quiere olvidar 2010: El 煤ltimo de los asesinos se ahorca en su celda 1994: 688 a帽os de c谩rcel para los hermanos Izquierdo De vez en cuando, alg煤n vecino cruzaba velozmente y miraba al颅rededor como si tuviera que cerciorarse del lugar en que viv铆a. Con el paso del tiempo, se terminaba descubriendo a otros periodistas y fot贸grafos, que sal铆an apresuradamente de una casa para entrar en otra y que ya hab铆an adoptado los h谩bitos clandestinos de la pobla颅ci贸n. El d铆a que sigui贸 al entierro de las v铆ctimas, entre el fragor de cepillos que intentaban borrar la sangre del domingo, un vecino pi颅di贸 a los reporteros que no se marcharan, 芦porque as铆 se sent铆an m谩s protegidos禄. Pero, al mismo tiempo, no aceptaba hospedajes 芦por temor a represalias禄. La guerra de Antonio y Emilio Izquierdo ha颅b铆a derivado en una guerra interna: a ver qui茅n dice y qu茅 a los pe颅riodistas.
En los d铆as siguientes a la matanza, uno de los aspectos m谩s sorprendentes 鈥攑ara un reci茅n llegado鈥 era el clima de tensi贸n que se hab铆a creado entre los propios vecinos. Daba la impresi贸n de que la alarma no hab铆a dejado de sonar todav铆a y de que esta vez el peligro no iba a venir de afuera 鈥擡milio y Antonio viv铆an en Monte颅rrubio de la Serena鈥, sino de los intestinos de la aldea. La raz贸n, sencilla, pero que tardaba en descubrirse, ten铆a que ver con los in颅trincados lazos de parentesco de los habitantes de Puerto Hurraco. Los Izquierdo y los Cabanillas se odiaban, y el hecho es que una buena parte de las familias de Puerto Hurraco eran Cabanillas o Iz颅quierdo, pero una parte a煤n mayor hab铆a mezclado sus apellidos con el sistema endog谩mico tan habitual en las zonas rurales y aisladas del interior de la pen铆nsula. De forma que los Cabanillas Izquierdo o los Izquierdo Cabanillas supon铆an un verdadero grueso de la po颅blaci贸n.
El cementerio era una prueba contundente de esta tupida red de peligros. Situado a un costado de la carretera general, rodea颅do de un campo que parec铆a en est铆o permanente, mostraba con to颅da claridad y en letras de molde la hegemon铆a de los dos apellidos y de sus mezclas. Para mayor enrarecimiento, en la cat谩strofe del do颅mingo hab铆a muerto una cu帽ada del marido de Emilia Izquierdo, la tercera hermana en discordia junto a Luciana y 脕ngela 鈥攁 las que m谩s tarde se acusar铆a de haber inducido a sus hermanos al asesinato.
En esos d铆as, cada cual pod铆a imaginar la amenaza en el interior de su propia casa o lindando con la del vecino. Todo depend铆a del bando en que cada uno decidiera alistarse o se sintiera incluido, ha颅bida cuenta de que todos y cada uno ten铆an innumerables posibili颅dades de pertenecer a ambos. Por tanto, una cierta arbitrariedad surgida de lo que no se sab铆a del otro, del pr贸ximo, cuyos verdade颅ros sentimientos pod铆an haber estado escondidos o disimulados para brotar ahora repentinamente, se un铆a a la conmoci贸n y al miedo generalizado. La ecuaci贸n resultante era, pues, miedo m谩s arbitra颅riedad y su soluci贸n, una inc贸gnita. Curiosamente, esos mismos t茅r颅minos hab铆an estado, como se ver铆a despu茅s, en el origen de la tra颅gedia.
Los d铆as que siguieron al suceso fueron d铆as temidos. Hab铆a mie颅do al regreso de las hermanas presuntamente instigadoras, Luciana y 脕ngela, evaporadas desde la semana anterior; miedo a Antonio Cabanillas, el padre de las ni帽as asesinadas; miedo a la respuesta de las distintas ramas de las distintas f31nilias, dentro y fuera del pue颅blo; y, sobre todo, un miedo contagioso a que la cuerda del 煤ltimo drama tirase de otros dramas sobre los que el olvido hab铆a trabaja颅do como una l谩pida. Algunos vecinos hablaban ya de hacer las ma颅letas y de cerrar los escasos negocios. Se tem铆a el 茅xodo.
Fuera de esto, exist铆a tambi茅n una aprensi贸n 鈥攃ausada por esta estructura de parentesco鈥 relacionada con que ciertas historias sa颅lieran a la luz. Una especie de pudor repentino de una aldea endo颅g谩mica acostumbrada a guardar sus conflictos. Y tambi茅n un tem颅blor vergonzoso a aparecer como el reflejo miserable de esa Espa帽a profunda, tan tra铆da y llevada por los libros, por el cine y por la te颅levisi贸n, de ni帽os en las tinajas, campesinos obtusos y sanguinarios, y malevolencia rural.
En el fondo, con unas cosas y con otras, se estaba jugando la su颅pervivencia del pueblo. Hab铆a algo m谩s que una disputa sangrienta entre familias: se hab铆a puesto en peligro la supervivencia colectiva.
Cuando los vecinos se decid铆an a hablar era para defender esa su颅pervivencia. Insist铆an, de un modo que se dirig铆a en primer lugar a su propio convencimiento, como si la presencia del interlocutor sir颅viera sobre todo para escucharse a s铆 mismos, en que el estallido no afectaba m谩s que a los 芦amadeos禄 y a los 芦patas pel谩s禄, ramas par颅ticulares de los Cabanillas y de los Izquierdo. Aceptar la idea de una guerra entre los Cabanillas y los Izquierdo, sin matices y sin reduc颅ciones, era transigir con la idea de una guerra universalizada y con la previsi贸n de una hecatombe a la vuelta de la esquina. Fuera co颅mo fuese, el primer gesto de la supervivencia consist铆a en espantar los fantasmas de una contienda colectiva, particularizando el con颅flicto hasta contenerlo en su territorio m谩s peque帽o.
La supervivencia, adem谩s, merec铆a la pena en t茅rminos objeti颅vos. Los t茅rminos estaban relacionados con la reciente prosperidad del pueblo, tradicionalmente dedicado a la aceituna, el grano, los cerdos y las ovejas. Las subvenciones estatales y el empleo comuni颅tario hab铆an hecho crecer el nivel de vida en los 煤ltimos cinco a帽os. Se ve铆an casas nuevas y reformadas por todas partes, las calles es颅taban asfaltadas y en los peque帽os negocios se respiraban aires de beneficio. Para entenderlo mejor, hab铆a que remontarse a la historia de una aldea que no conoci贸 la electricidad hasta los a帽os se颅tenta, el agua corriente hasta los ochenta y el asfaltado de las calles hasta hac铆a seis a帽os. Por primera vez, aquella conciencia colecti颅va, secularmente cerrada al mundo, hab铆a empezado a asomarse a 茅l. Los defensores de la tesis de la tragedia aislada luchaban con颅tra la memoria en una atm贸sfera de p贸lvora antigua. Era la memo颅ria de una aldea fundada por familias Izquierdo provenientes del cercano Helechal en el siglo pasado y que, a principios de la centu颅ria, se encuentran conviviendo con extra帽os que regresan de una emigraci贸n cubana.
En ese momento comenz贸 la guerra, la guerra de los Camariches (Izquierdo) contra los Habaneros (Cabanillas). Es decir, la guerra de los fundadores contra una familia de intrusos llegada de Cuba. A la vista del entramado presente de parentescos, la resurrecci贸n de ese conflicto significar铆a la guerra de todos contra todos. Despu茅s de tan颅tos a帽os, y estando tan cerca ya del mundo contempor谩neo, los habi颅tantes de Puerto Hurraco tem铆an, tras el nefasto domingo de agosto, levantarse por la ma帽ana pensando que cualquiera pod铆a ser un ene颅migo, que la fiera dormida pod铆a despertar y llenar el aire de zarpa颅zos. Como si no hubiera pasado el tiempo o como si hubiera dado igual que el tiempo hubiera pasado. En ese aspecto, sus sentimientos eran muy semejantes a los sentimientos con que el resto del pa铆s les contemplaba. Mientras el pa铆s entero, a su vez, se sent铆a observado por los nuevos y modernos amigos europeos, los mismos que hab铆an surtido la leyenda negra espa帽ola de hechos que la confirmaban ejemplarmente, de hechos muy semejantes a los de Puerto Hurraco. Seguramente, Puerto Hurraco hizo que los espa帽oles se volvieran tan hipersensibles a la observaci贸n como los propios vecinos, y tambi茅n desde esa oscura culpabilidad nutrida por la incertidumbre y la ig颅norancia.
La historia olvidada
Exist铆a, por tanto, una historia de Puerto Hurraco, una historia escondida y, al parecer, fatalmente olvidada, a la que se hab铆a re颅gresado brutalmente a causa de ese mismo olvido.
Hacia 1920. Unos ni帽os juegan en el polvo marr贸n de una calle颅juela. Los hombres arrastran sus mulas en el campo y las dos len颅guas de piedra negra que desde la monta帽a lamen Puerto Hurraco lanzan chispazos de luz. Los ni帽os son 脕ngel Cabanillas, apodado El Rapa, y los hijos de La Torc铆a y La Daniela, ambas de familia Iz颅quierdo. De pronto, se enredan en una gresca. El Rapa, de catorce a帽os, se marcha a su casa. Al cabo de un rato, cuando quiere salir de nuevo a la calle, La Torc铆a y La Daniela le esperan armadas. La madre de 脕ngel Cabanillas no le deja salir. El incidente crea una tensi贸n desproporcionada entre las familias. No hay un previo con颅flicto de tierras, ni otro conocido. Pero la tensi贸n alcanza los a帽os si颅guientes, cuando las familias aparecen en la historia completamen颅te enconadas.
A帽o 1928 o 1929. Luis Cabanillas se interpone en la amistad de su hermana Matilde con Alejandro Garc铆a Izquierdo. Alejandro pide ayuda a los parientes Izquierdo y traman esperar a Luis a la salida del sal贸n de baile de Marcelo Merino. Son las 煤ltimas horas de la fiesta, el ambiente del sal贸n est谩 espeso y un amigo de Luis abre la ventana. Por encima de los tejados distingue el perfil lunar de los montes y, con la misma luz, a Alejandro y a sus primos apostados en una de las callejuelas. Luis hace cuesti贸n de honor en salir mientras tantea la navaja que lleva en el bolsillo del pantal贸n. Antes de que los Izquierdo reaccionen, asesta una pu帽alada en el cuello a Alejan颅dro Garc铆a. El acuchillado nunca lleg贸 a recuperarse totalmente. 芦Se qued贸 como atontado.禄 Luis Cabanillas fue condenado a siete me颅ses de c谩rcel ya posterior destierro en Pe帽arroya.
A帽o 1935. Se repite el suceso con distintos protagonistas e inversa fortuna. Un baile en una fiesta cercana. Basilio Cabanillas ronda a Amelia Izquierdo, prima de Daniel Izquierdo, por mote El Dentis颅ta. Al parecer, Basilio y Amelia se entienden. El Dentista interrum颅pe la escena y discute con Basilio. El clima se caldea a lo largo de la noche. Finalmente, El Dentista lanza una amenaza y se marcha. Ba颅silio regresa al pueblo caminando, sorteando pedregales y olivos en una noche cerrada. El Dentista surge de entre unos matorrales y le apalea hasta tumbarlo. Basilio consigue llegar a su casa y de all铆 a un hospital de Badajoz, donde tardar谩 semanas en reponerse. Daniel Izquierdo, El Dentista, fue encarcelado y a帽os despu茅s tuvo que pa颅gar fianza para conseguir la licencia de escopeta.
Hasta estas fechas, los conflictos responden al esquema de Ca颅mariches contra Habaneros. No hay disputas materiales de ninguna especie. Las disputas tienen trasfondo grupal y las heredan los pa颅rientes por extensi贸n consangu铆nea y cronol贸gica. Se trata de los fundadores y de los emigrantes que legan a su descendencia una probable competitividad a escala local y s贸lo explicable dentro de un entorno cerrado donde el roce produce una marca cuya exposici贸n continua tiende a pasar por herida.
El resto forma parte de una historia m谩s y mejor manejada por los que todav铆a viven. Pasaron 26 a帽os desde las andanzas de El Dentista hasta la desgracia siguiente. En ese plazo largo, que no se颅r铆a el 煤nico de magnitud que mediar铆a entre cat谩strofes, los Cabani颅llas y los Izquierdo debieron de fundirse en una mara帽a de lazos de parentela, que hoy son inextricables y amenazadores. Estos lazos parec铆an configurar una paz decisiva. Pero en Puerto Hurraco la paz ni se decide ni tiene due帽os.
A帽os 50. Amadeo Cabanillas Caballero y Manuel Izquierdo, llama颅do Mal Tiempo, echan ovejas en los tristes pastos de Puerto Hurraco. Las fincas lindan. No hay cercado, s贸lo un golpe largo de tierra amon颅tonada que las separa. Las ovejas entienden mal la delimitaci贸n y se la saltan sin reflexionar. Otra gresca, de no grandes dimensiones, pe颅ro que se conserva en la memoria como un hito de este prolongado ca颅mino de desavenencias. El que algo as铆 se conserve en la memoria es lo m谩s inquietante de todo.
A帽o 1961. Se produce el primer choque entre Antonio Cabanillas -el padre de las ni帽as asesinadas-, todav铆a ni帽o, y los futuros cri颅minales de sus hijas, Emilio y Antonio Izquierdo. 芦Al ni帽o le tupie颅ron la boca de hierba.禄 El padre de las ni帽as asesinadas neg贸 en esos d铆as aciagos de agosto que tuviera jam谩s un roce con Antonio y Emi颅lio. Aunque lo negaba no como si negara el hecho, sino como si ne颅gara cualquier especie de memoria. Mientras se dirig铆a con su trac颅tor al campo, dos d铆as despu茅s de las desgraciadas p茅rdidas, de la boca de Antonio Cabanillas se escapaba la palabra 芦maldad禄 con una certeza religiosa.
El caso es que, sin moverse de la fecha, Amadeo Cabanillas Ri颅vera, hijo del otro Amadeo y hermano de Antonio, discuti贸 con Jer贸颅nimo y Luciana, hermanos de Antonio y Emilio por el asunto del chaval. Luciana se rompe un brazo al caer empujada por Amadeo: 茅sta es toda la historia de amor que vivieron y que en 1990 levanta颅ba especulaciones acerca de un despecho sentimental que habr铆a ali颅mentado la 煤ltima fase del resentimiento. Jer贸nimo esper贸 en la fin颅ca de Las Pel铆canas a Amadeo y lo mat贸 de una cuchillada. A帽os de c谩rcel, psiqui谩trico y destierro a Monterrubio, a seis kil贸metros. El pueblo donde viv铆an y desde el que tramaron los hermanos Izquier颅do la matanza.
1984, veintitr茅s a帽os m谩s tarde. La casa de Isabel Izquierdo, ma颅dre de los convictos y hermana de Mal Tiempo, se incendia. La ma颅dre muere, y las hermanas, que estaban esa noche en la casa, acusan a Antonio Cabanillas de haber prendido el fuego y al pueblo entero de no haberles ayudado. Lo cierto es que olvidaron a su madre entre las llamas y que muy pocos vecinos llegaron a despertarse esa noche.
  1. Jer贸nimo repite cuchillada en la Cooperativa de Monterru颅bio, esta vez sobre Antonio Cabanillas, que tiene que ser ingresado. A partir de este momento, los Patas Pel谩s se enclaustran en su feu颅do de Monterrubio. Los hermanos se dedican a jugar a las cartas y a toma: helados de corte, una especie de pasi贸n. Luciana y 脕ngela van clamando justicia por las calles, se arrodillan delante del cuar颅telillo de la Guardia Civil y obligan a los vecinos a desenchufar los frigor铆ficos ya parar los relojes de pared, por temor a que camufla颅ran bombas. Una existencia entre la locura y el miedo, alimentada por confidentes y enzarzadores. Despu茅s de que la locura y el miedo hubieran fermentado lo suficiente y se hubieran descompuesto en su propio caldo de cultivo, lleg贸 el domingo sangriento, tras las fiestas de agosto. 芦Vengo a por el Puerto, esto vengo esperando hace seis a帽os禄, dicen que gritaba Emilio Izquierdo desde el callej贸n entre descarga y descarga de su repetidora.
Ruido de cerrojos
Esta historia pudo componerse a partir de fragmentos, de confi颅dencias a media voz, hechas en el peque帽o bar donde los parro颅quianos se limitaban a jugar a las cartas y a vigilar permanente颅mente a los periodistas o, tras llamar a alguna puerta, atravesar un largo pasillo y quedarse en el patio del fondo mientras los due帽os de la casa echaban los cerrojos. Jam谩s se confiaban en grupo. Las 煤ni颅cas posibilidades depend铆an de encontrar a solas al interlocutor o de sacarle de la proximidad de los otros. Las mujeres y los hombres ha颅blaban en su casa s贸lo a condici贸n de que no estuviera el c贸nyuge. La mutua vigilancia a que todos se somet铆an daba como resultado un silencio a medias y, muchas veces, ficciones o falsedades.
Los m谩s proclives a soltarse, y no mucho, eran los emigrantes que hab铆an regresado para las fiestas y los que hab铆an tomado la deci颅si贸n de marcharse. Por lo general, se negaban a dar el nombre y s贸lo apuntaban la rama de Izquierdo o Cabanillas a la que pertenec铆an y cuya posici贸n estrat茅gica en el conflicto era pr谩cticamente imposi颅ble desentra帽ar para el forastero. La mayor铆a hablaba como Caba颅nillas en esos momentos, pero un ligero contraste con el siguiente in颅terlocutor arrojaba la idea contraria. No dec铆an su nombre, aunque se denunciaban entre ellos. 芦脡se con el que dice que ha hablado es un Amadeo禄 o 芦ese es un Pata Pel谩禄.
Al llegar la noche, los guardias civiles recomendaban severamen颅te que los periodistas dejaran el pueblo. Entonces s铆 que sonaban los cerrojos m谩s all谩 de toda atm贸sfera literaria. Miguel Gener hizo unas espl茅ndidas fotograf铆as de lo que era la noche en Puerto Hurraco, aguantando en aquella oscuridad tensa en la que las luces de los fa颅roles se pegaban al suelo y dejaban recortado por encima el cielo an颅cho, espeso y nocturno, de las tierras pacenses. Esas fotograf铆as con颅siguieron reproducir las tenebrosas impresiones que podr铆a haber sentido cualquiera que se acercara a Puerto Hurraco horas despu茅s de la, carnicer铆a. Algo as铆 como meterse en un poblado fantasma del viejo Oeste, pero sin 茅pica, cruzado por caminos que se fund铆an en la noche y con una carretera cercana que parec铆a el tramo final de todas las carreteras del mundo. Dentro de las casas, las luces se apa颅gaban enseguida y entonces el cielo oscuro empezaba a pesar y a desplomarse como la tapa de un ata煤d.
En Esparragosa o en Zalamea, a pocos kil贸metros, la noche se vi颅v铆a de muy distinta manera. La gente sal铆a a tomar el fresco al qui颅cio de la puerta, se ve铆an corros de adolescentes en las puentecillas y paseantes que se adentraban en la tiniebla de los senderos. Eran las horas para respirar un poco de aire, despu茅s de los cuarenta gra颅dos de secano que hab铆an carbonizado el d铆a. En Puerto Hurraco no se respiraba, los habitantes parec铆an contener el aliento hasta que pasara algo que se sent铆a pr贸ximo y fatal. Esa noche calurosa de en颅cierro daba la verdadera temperatura del 谩nimo de la gente.
El d铆a 30 de agosto las hermanas Izquierdo, 脕ngela y Luciana, salieron de un escondrijo de Madrid y tomaron el expreso de Bada颅joz. A partir de ese momento iniciaron su escabroso periplo entre las pretensiones del fiscal, que las acus贸 de conspirar junto a sus her颅manos -aunque la Audiencia de Badajoz revoc贸 en febrero de 1992 el auto de procesamiento-, y su inexorable destino psiqui谩trico en M茅rida. Pero durante los cuatro d铆as en que estuvieron desapareci颅das, 脕ngela y Luciana se presentaban como la clave que pod铆a des颅cifrar los enigmas. Y tambi茅n disolver el sentimiento de amenaza in颅mediata que todav铆a pesaba sobre las gentes de Puerto Hurraco. Su desaparici贸n hab铆a prolongado la inquietud, porque, sin lugar a du颅das, tanto para los de Puerto Hurraco como para quienes estaban al tanto en Monterrubio de la Serena, hab铆a una diferencia sustancial entre el dedo que hab铆a apretado el gatillo y el cerebro que hab铆a en颅viado la orden.
La casa de Monterrubio era una casa de pueblo de dos plantas pe颅que帽as embutida en una hilera y tan cerrada a cal y canto como, seg煤n dec铆an, lo hab铆a estado en los 煤ltimos a帽os, cuando los hermanos y hermanas Izquierdo viv铆an en ella. El diagn贸stico del vecindario era tan concluyente como lo fue despu茅s el de la Audiencia. Eran dos mu颅jeres mayores, de 49 y 63 a帽os, prematuramente envejecidas, cuya existencia estaba organizada alrededor de los l铆os vecinales, que sal铆an dando gritos de su casa y recorr铆an las calles insultando a sus parien颅tes de Puerto Hurraco y a cualquiera de Monterrubio que se cruzara con ellas, que peregrinaban regularmente al cuartelillo y que, simple颅mente, 芦no pod铆an estar bien禄. En contraste, Emilio y Antonio rara vez protagonizaban un altercado. Parec铆an bastante pac铆ficos o quiz谩 s贸lo tranquilos y, seg煤n la opini贸n del coro popular de Monterrubio, absolutamente dominados por sus hermanas.
Ninguno de los cuatro se hab铆a casado. La 煤nica pista sentimen颅tal relacionaba a Luciana con Amadeo Cabanillas, en el famoso episodio que concluy贸 con fractura de huesos para la mujer y que inau颅gur贸 la 煤ltima fase criminal entre las familias antagonistas. Luciana neg贸 en d铆as posteriores que hubiera existido semejante posibilidad, como no pod铆a ser de otra manera. Los cuatro hermanos, por lo de颅m谩s, apenas sal铆an de la casa de Monterrubio, donde las persianas estaban permanentemente bajadas y los pestillos echados. All铆 fue颅ron re cociendo su animadversi贸n y sus malos sentimientos durante seis a帽os.
Con todo ello viene el dilema. La matanza de Puerto Hurraco pue颅de ser contemplada a la luz de una historia secular de rencillas y con颅flictos que culmin贸 de esa manera como pod铆a haber culminado de cualquier otra parecida, o bien esa tragedia hay que observarla a tra颅v茅s de esta 煤ltima escena, mucho m谩s reducida, mucho m谩s actual, mucho mejor iluminada. Si fuera as铆, lo que se ofrece a la vista es el cuadro de cuatro hermanos encerrados en s铆 mismos, con antece颅dentes psiqui谩tricos y con manifestaciones de desequilibrio patentes, aislados en un pueblo de Badajoz que ni siquiera es el suyo, armados hasta los dientes y profiriendo amenazas constantes, ante la pasivi颅dad de instituciones y vecinos. Despu茅s se conocer铆a el dominio pa颅tol贸gico que los mayores ejerc铆an sobre los peque帽os y tambi茅n sal颅dr铆an a la luz abultados rumores sobre la vida de los Izquierdo. Pero no hab铆a ninguna necesidad de ello, porque un simple vistazo a los historiales cl铆nicos, al entorno familiar en el que hab铆an crecido y aprendido, a su vida cotidiana y a sus hechos cotidianos, habr铆a bas颅tado para anticipar un pron贸stico de lo que podr铆a ocurrir y de lo que fatalmente ocurri贸.
Los desheredados
La historia de la Espa帽a negra y profunda siempre ha servido ha颅cia dentro y desde fuera. Desde fuera, el que m谩s y el que menos ya sabe c贸mo ha funcionado. Pero, parad贸jicamente, tambi茅n ha sido eficaz a la inversa, tapando la desidia de la sociedad civil y de las instituciones p煤blicas, y arrojando al pozo sin fondo de la concien颅cia de un pueblo que se ha movido entre la supervivencia y el olvi颅do todos los desastres que nadie era capaz de asumir.
Desde un punto de vista literario y dram谩tico conmueve descubrir que un pueblo de doscientos habitantes guarde en su memoria cen颅tenaria un arsenal de disputas que van desde lo rid铆culo hasta lo ca颅tastr贸fico, con nombres y apellidos, con detalles min煤sculos trasmi颅tidos de padres a hijos como las palabras de una liturgia, y que la tragedia corone finalmente esta memoria. Pero desde el punto de vis颅ta de los hechos, lo 煤nico que se acerca a los motivos verdaderos 鈥攎谩s all谩 de las leyendas que nos dejan tan enaltecidos como vulne颅rables鈥 es la constataci贸n de que cuatro personas enfermas, indivi颅dual y socialmente enfermas, armadas, aisladas y sin escapatoria an颅te el mundo, explotaron un mal d铆a en un clima colectivo de asombro que sustituy贸 autom谩ticamente a una colectiva indiferencia.
Como en las malas pel铆culas, todo trat贸 de resolverse judicial颅mente. Los juicios tienen la virtud de aplicar condenas y de trasfe颅rir las ideas de bien y mal a la potestad de un tribunal o de un ju颅rado que, en realidad, s贸lo se ocupa de cr铆menes y castigos. El juicio de los hermanos Izquierdo caus贸 la misma expectaci贸n que la trage颅dia y dej贸 las cosas en el lugar donde se quedan las cosas intocables.
El 17 de enero de 1994, Antonio y Emilio Izquierdo se sentaron en el banquillo de los acusados, cuando ya se hab铆a decidido la re颅clusi贸n de sus hermanas en el hospital psiqui谩trico de M茅rida con un diagn贸stico de 芦delirios paranoides禄. Jos茅 G贸mez Romero, el psi颅quiatra que las ten铆a a su cargo, declaraba en esas fechas, tres a帽os y medio despu茅s de su ingreso, que 芦Luciana y 脕ngela han mejora颅do algo, poco a poco, pasean con otras internas y, sobre todo, 脕nge颅la ha desarrollado un poco de su personalidad, condicionada por la de su hermana hasta el punto de que, al principio, las cog铆as por separado y te hablaba utilizando las mismas expresiones que Lucia颅na禄 (EL PA脥S, 23 de enero de 1994). En el juicio, los peritos psiqui谩颅tricos llegaron a la conclusi贸n de que Emilio y Antonio Izquierdo su颅fr铆an 芦alteraci贸n de la personalidad de car谩cter paranoide禄. Cosa que, al parecer, 芦no alteraba el plano de la conciencia禄, si bien 芦so颅bre esta personalidad, que constituye terreno abonado, hay una vi颅vencia (la muerte de la madre) que es vivida de forma muy trau颅m谩tica por estas personas y se convierte en una idea sobrevalorada (la venganza) que invade el campo ps铆quico del sujeto. En este sen颅tido estimamos que su capacidad volitiva podr铆a estar disminuida禄 (EL PA脥S, 18 de enero de 1994). Dado que la psiquiatr铆a se mueve por el mundo como si fuera una ciencia, hay cosas que los legos no pue颅den entender. Por ejemplo, el que la conciencia no se altere cuando hay una idea sobrevalorada que invade el campo ps铆quico del suje颅to, disminuyendo adem谩s su capacidad volitiva. Misterios del ser.
Los magistrados, en los fundamentos de derecho, afirmaron adem谩s que Emilio y Antonio no eran enfermos mentales, exponiendo el he颅cho de que ambos 芦eran capaces de manejar un reba帽o de ovejas de unas 1.000 cabezas禄 y que ten铆an fincas arrendadas, 芦consiguiendo, a pesar de la crisis por la que atraviesa el campo, poseer una carti颅lla de ahorros con unos diez millones禄 (EL PA脥S, 26 de enero de 1994). Es decir, habr铆a una relaci贸n inequ铆voca entre la salud mental y la gesti贸n econ贸mica y agropecuaria. Estar铆amos aqu铆 ante una especie de protestantismo psicol贸gico 鈥攙isto a trav茅s de la doctrina de la predestinaci贸n mental.
As铆 pues, los delirios paranoides de los hermanos y de las herma颅nas Izquierdo tuvieron distinto final como consecuencia de la dife颅rente relaci贸n con el gatillo. La justicia actu贸 sobre los hechos y se limit贸 a sancionarlos, salom贸nicamente, con sus dos espadas con颅tempor谩neas: el psiqui谩trico y la c谩rcel. El 25 de enero de 1994, An颅tonio y Emilio Izquierdo fueron condenados a 688 a帽os de c谩rcel perfectamente divididos entre ambos como autores criminalmente responsables de nueve asesinatos consumados y seis frustrados. Los ponentes afirmaron que los dos hermanos prepararon por 芦vengan颅za禄 un 芦plan de exterminio del mayor n煤mero de habitantes posible de Puerto Hurraco禄.
Aunque la Justicia dict贸 sentencia, y con ella la sentencia del ol颅vido o del comienzo del olvido, lo cierto es que, m谩s que disipar la temida imagen de Espa帽a, la revel贸 en fotograf铆as nuevas. La mitad locos o idiotas, la mitad asesinos carniceros. Y, sin embargo, hab铆an pasado muchas otras cosas sobre las que no se pod铆a dictar senten颅cia como la abrumada existencia de esas cuatro personas encerradas en una casa de Monterrubio de la Serena hablando con sus fantas颅mas en un idioma delirante, o la supervivencia en un entorno capaz de trasmitir de generaci贸n en generaci贸n la forma en que unas ove颅jas se saltaron unas lindes de tierra amontonada para provocar una refriega. El mundo es complicado y la ley lo simplifica en t茅rminos de habitabilidad convencional, cuando la ley se cumple. Pero, con toda certeza, la masacre de Puerto Hurraco debi贸 servir para llevar a la superficie una imagen de la Espa帽a actual m谩s all谩 de los t贸pi颅cos y de las ideas conformadas a las que invita la desidia intelectual de la que somos ancestrales herederos. Muchas regiones rurales es颅pa帽olas est谩n todav铆a iniciando el siglo XX y esta situaci贸n no se re颅fiere solamente a medios materiales de vida o a capacidad de pro颅mover recursos, sino tambi茅n al lugar que ocupan en el proyecto de este pa铆s. El abandono a su locura de los cuatro hermanos Izquier颅do podr铆a ser tambi茅n el abandono a que se ha sometido a una vas颅ta extensi贸n de la vida espa帽ola que no encuentra su sitio en ning煤n proyecto y que no se ve reflejada en ning煤n futuro. La Espa帽a ne颅gra no est谩 hecha de ning煤n material particular. Si est谩 hecha de al颅go es de los ojos que no quieren mirarla.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2017.08.12 10:22 Subversivos Las nuevas tendencias del mercado laboral se han traducido tambi茅n en nuevas formas de concebir las vacaciones de verano. Los millennials, siempre a la 煤ltima, est谩n revolucionando el concepto de descanso con el denominado 鈥淗omestaying鈥

Las nuevas tendencias del mercado laboral se han traducido tambi茅n en nuevas formas de concebir las vacaciones de verano. Los millennials, siempre a la 煤ltima, est谩n revolucionando el concepto de descanso con el denominado 鈥淗omestaying鈥. Para vivirlo en primera persona, enci茅rrate en casa hasta septiembre y practica cualquiera de estas cinco actividades:
T煤mbate en el sof谩 de tu casa, cierra los ojos e imagina que est谩s en la playa. Eso s铆: cuidado con imaginarte que est谩s en una playa con medusas imaginarias, podr铆as acabar imagin谩ndote que te pican mientras te ba帽as y el dolor que sentir铆as en tus enso帽aciones podr铆a resultar molesto. Procura imaginar a un socorrista por si te imaginas que te ahogas. Revisa el procedimiento correcto del boca a boca para imaginarte correctamente que te rescatan si imaginas alguna desgracia. Si decides imaginar que viajas a una playa extranjera, no olvides imaginar que compras los billetes a tiempo e imag铆nate una maleta que puedas embarcar en el avi贸n imaginario. Si no, podr铆as pasar horas imaginando que esperas tu maleta en la sala de recogida de equipajes o incluso imaginar que te han perdido la maleta a saber en qu茅 pa铆s imaginario.
Practica el 鈥渂alconing鈥 desde el balc贸n de tu casa. Emborr谩chate de sangr铆a y arr贸jate por el balc贸n de tu casa. No hay plan m谩s vacacional que este.
Decora tu piso para que parezca un hotel. Coloca manzanas en una cesta, pon toallas sobre la cama y si茅ntete como un turista en tu propia casa. S铆rvete el desayuno entre las 7 y las 11 de la ma帽ana y d煤chate corriendo para no llegar tarde y que hayas cerrado el comedor. 隆No olvides robarte tu propio jab贸n antes de salir del ba帽o!
Procura no estar disponible para nadie como si realmente no estuvieras disponible para nadie aunque en realidad est茅s disponible para cualquiera. Apaga el m贸vil, no interact煤es con nadie, no mires por la ventana de tu casa. Es lo que pasar铆a si estuvieras en un lugar rec贸ndito. Cuando subas las persianas a la vuelta, volver谩s a ver el paisaje urbano de siempre, hablar谩s con los vecinos tras un mes sin verles y vivir谩s de nuevo el shock que se siente al regresar a la rutina.
Habla en ingl茅s precario con tu pareja. Aunque hag谩is vida normal, el mero hecho de intentar hablaros en ingl茅s durante las vacaciones provocar谩 que estos d铆as de asueto se conviertan en una provechosa inmersi贸n idiom谩tica. Seguro que habr谩 divertidos equ铆vocos y an茅cdotas t铆picas de quienes viajan al extranjero.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.01.08 02:50 lunanga Quiero empezar a correr

Quiero empezar a correr. Me hart茅 de la panza cervecera, de no tener fuerza para bajar la persiana de mi local, que alcanzar el bondi sea una tortura.
Junte unos pesos y me consegui unas zapas en navidad para que el pie no se me haga pelota cuando salga.
Pero todav铆a no empc茅. No s茅 como, ni cuando correr. Iba a salir en Diciembre, pero con la ola de calor me convencieron de que no, porque no tenia condicion ni rutina. Hay alguna rutina b谩sica, una app que me guie o algo que me puedan sugerir?
Cualquier opinion es altamente valorada.
submitted by lunanga to argentina [link] [comments]


2015.09.18 13:57 anarxy_XXX En este viernes...

LLevo tantos d铆as ausente, que ya hasta creo que me echo de menos a mi misma, y espero sentada sobre mi sordera provocada escuchar alguna vez un respiro y un silencio de las lenguas locas.
Y entonces veo, 2, cien. mil, doscientos mil arrejuntados sobre una sombra buscando el calor de un rayo de sol que se filtra por una persiana de acero, fr铆a y sucia y delante de ellos los cuenta-cuentos, explicando que fuera del rinc贸n no hay sol aunque sientan los rayos, y que es mejor vivir en un rinc贸n oscuro que vivir con la esperanza de un rayo que los caliente, teniendo tan f谩cil el abrigo de la oscuridad.隆 Y que sencillo es dejarse "morir"!
Subir la persiana es cuesti贸n de un solo gesto para ver la existencia del sol, y me digo si por un momento los del rinc贸n hicieran caso a lo que siente su piel, no har铆a falta nada m谩s.
Buscamos la Informaci贸n y la existencia de la realidad en la mirada de otros, sin mirarnos dentro y a la vez estamos condenados a desconfiar de todo, hasta de nosotros mismos.
Y cuando ya pierdes la conexi贸n, el mundo queda fuera de cobertura, y para entonces ya no te queda ni siquiera el ego para llevarte a la boca, y te dejas arrastrar por la dulce corriente para as铆 al menos por una vez, morir en paz...
Pero no mueres, solo te conviertes en la Ant谩rtida viviente, adormecida entre el blanco inmaculado de la ignorancia y con la bella y helada frialdad de la fingida muerte del hielo
驴pero que pasar铆a si un d铆a alguien subiera la persiana de pronto?驴que ocurrir铆a si todo el sol de pronto hiciera acopio de las estancias?.
Puedes apostar que los cuenta-cuentos al ver la cruda realidad y que ya no pueden tomar el control, se inventar铆an otra cosa nueva para que no salieras afuera, pues los que vieran el sol, ser铆an malos, ser铆an locos, seres da帽inos y demoniacos que tientan la seguridad de la prole de las sombras.
Pero para entonces ya es tarde....nadie puedo ocultar la existencia del Sol.
Y entonces poco a poco, salen de cada rinc贸n las almas calladas y se dejan inundar por el hermoso d铆a que no hace otra cosa mas que hacer brotar la primavera y el verdor.
Primero es uno, despu茅s dos , al rato cien y al final, todos echan a andar olvid谩ndose que un d铆a existieron las sombras...sin m谩s.
隆 Que f谩cil era llamar a Podemos insensato por contar lo que estaba pasando fuera!, pero porque a煤n eran pocos y era sencillo jugar al tiro al blanco; Pero cuando fueron m谩s, ya empezaron a ser esos locos amenazantes, y que f谩cil era destruir y contar mentiras o calumniar...Pero a veces ocurren cosas, detalles cotidianos, otras veces muere alguien, o mil o cien mil, por pura frialdad.
Pero un d铆a poco a poco, se va levantando la persiana del mundo y un d铆a pasa.
Hola Grecia, hola UK, hola chicago, hola Illinois, y cuando miras hay m谩s de un millar. una masa que despierta que descubre el otro lado, donde reside la "humanidad"...y as铆 de pronto es como sucede, se suben las persianas de los ojos y sale el sol y un d铆a el mundo deja de "morir" engullido por las sombras, as铆 sucede....sin m谩s.
驴Te vienes?
EN ESTE VIERNES
En un viernes en vez de acumular noticias, me carcome el gusanillo de gastar algunos minutos en escribir antes de volver al tedio de mi rutina Real, la que me da de comer(obvio), y me pongo a pesar mientras me ducho y me hago la comida sin parar de sonreir a mi gato, porque al repasar esta semana las noticias y ver las millones de personas que apoyan a podemos, a su filosof铆a m谩s que al mero partido, me parecen tan rid铆culos y absurdos los medios, los trolles, el pp, ciudadanos, que les observo como a esos pobres hombres que se van de putas (con perdon) y durante lo que le dura el polvo, piensa que es su novia enamorada...porque tienen que pagar para sentir `por un segundo eso que no saben ganarse por si mismos
Y ahora mismo me parto sola viendo como a una titirimundi, que escribe, como yo misma, llega un "enanito" y le pone negativos como un arduo trabajo esmerado y piensa que hace algo en los flancos de las noticias, cuando estas corren tan deprisa que se olvidan en un suspirar...
Y a todo esto, miro la carrera de "galgos" al pensar en el PP, Ciudadanos, etc , y cachis! me acuerdo de una historia que por no hacer largo este escrito y no salir corriendo a la carrera por perder el bus, os resumo en unas lineas.

un cuentecito muy chiquitito

Hab铆a una vez, un empresario que le contaron que hacer juguetes para los ni帽os era un negocio redondo, porque eran muy moldeables y bastaba hacer una buena campa帽a de marketing para comprar su inocencia.
Asi pues pens贸 que porque no inventar un juguete, e ideo un mu帽eco, y aunque el mu帽eco era bastante feo, tieso, y sin gracia, crey贸 oportuno hacer caso a sus asesores gast谩ndose una ping煤e fortuna en campa帽as de internet, television, radio y prensa...
Y ciertamente al cabo de un tiempo, lleg贸 a los hogares el horroroso mu帽eco ganando fortunas.
Asi que un d铆a orgulloso de su aza帽a se dirigi贸 a un colegio buscando ver su creacion, y por eso esper贸 a la salida de los ni帽os. Pero oh sorpresa! su mu帽eco "Fasci" no estaba por ning煤n lado, ning煤n ni帽o jugaba con el mu帽eco, y no lo pudo llegar a entender. Por eso, sigui贸 a unos peque帽os, pretendiendo encontrar la explicaci贸n de su fracaso.
Y ante su asombro pudo ver miles de ni帽os agolpados en la puerta de un frutos secos comprando gomas de colores. 驴 y porque compraban est煤pidas gomas?驴para que?
Pero pronto sali贸 de sus dudas viendo como sentados en las escaleras de un portal, como cientos de ni帽os fabricaban pulseritas de colores . Y se fij贸 que cada uno de aquellos peque帽os llevaban esas dichosas pulseras...sin una sola campa帽a de publicidad.
Y es que el marketing vende, es cierto hasta lo m谩s feo se puede vender, pero lo que no se compra es esas cosas chiquitas que nos llenan cada d铆a y hace que nuestro mundo sea real.
Y as铆 fue como el empresario aprendi贸 a ver que la Verdad no se vende, pero poco le import贸 pues a el lo que menos le importaba era La verdad.
Pens贸 menos mal que son ni帽os los que ven la verdad, si no me hubiera comido un colin!
Y es que habr铆a que ser un ni帽o para dejarse enga帽ar....FIN.
eA ! que me voy , perdonar si hay alguna falta o errata, un abrazo! dedicado a mis amigos de la plaza, espero que veias en esto lo poco que importan los negativos y tomen nota los que se fueron hartos de ellos jajaja, en serio..la informacion real va m谩s lejos de lo que pueden ellos alcanzar...
submitted by anarxy_XXX to podemos [link] [comments]


2014.11.20 22:12 StickBrush Chistes de Batman (Muy absurdos)

  1. (bonus track) -Batman, Batman, qu茅 haces? el gazpacho se enfr铆a. -Estoy escribiendo chistes de Naruto,mi buen Robin. -Pero eso no tiene gracia Batman... -Qu茅 pasa? ahora eres otro listillo de NU? -Batmans. Batmans everywhere. T_D_S B_TM_NS . thanks4theinfo.jpg Y hete aqu铆 que Batman, el nuestro, el de toda la puta vida, le meti贸 a Robin una hostia que lo visti贸 de torero, y as铆 naci贸 el mito de Nightwing.
  2. -Batman, Batman, me compras una moto acu谩tica? -S铆.
  3. -Seguid avanzando! Pero Vanzando se escap贸 porque era m谩s r谩pido que Batman.
  4. 驴Qu茅 le dice Batman a Robin para que suba al Batmovil? -Sube, Robin.
  5. -Ven Batman y cebolleta. -S铆.
  6. Est谩n Batman y Robin en la Batcueva cuando reciben una llamada de urgencia. Van corriendo al garaje y una vez all铆 Robin dice: -Hey Batman, puedo conducir el Batmovil? -No.
  7. Va Batman y se cae un caracol.
  8. Est谩 Batman en el retrete y derrapa.
  9. Esto era un hombre tan alto tan alto tan alto que Batman le peg贸 un pu帽etazo.
  10. -Mam谩, mam谩, en clase me llaman centollo! -Pues cuando hagan eso, tienes que... eh, mira! Ese es Batman!!
  11. Est谩n un chino, un alem谩n y un espa帽ol en un bar. De repente se dan cuenta de que es el cumplea帽os de Batman y muerden un coche.
  12. Esto es Jaimito que estaba en clase un d铆a soleado. Dos meses despu茅s, y a 127 kilometros de distancia, Batman mat贸 una cebra con una cuchara doblada.
  13. 驴C贸mo se llama el caballo blanco de Santiago? -Ni puta idea, pero desde luego no se llama Batman, as铆 que este chiste no es suyo. Oooooohhh!
  14. 驴Qu茅 se pone Batman para salir a la calle? Su per fume.
  15. 驴Cual es el pa铆s natal de Batman? El Baticano.
  16. Va y le dice un perro a Batman: -Eh! Puedo estirarte! -Bueno, bueno, bueno. Qu茅 sorpresa, Grenouille.
  17. 驴Qu茅 es lo primero que hace Batman por las ma帽anas? Ir a tomarse un Batido.
  18. 驴Qu茅 le pidi贸 Batman a Batwoman? El Batrimonio.
  19. 驴Cual es el instrumento musical favorito de Batman? El ukelele.
  20. -Comeos el bocadillo de Batman! Y Batman se qued贸 embarazada.
  21. 驴Cual es la m煤sica favorita de Batman? Batuka.
  22. 驴De qu茅 partido pol铆tico es Batman? De Batasuna.
  23. 驴D贸nde va Batman cuando quiere cagar? Al lavabo.
  24. 驴Cual es el superheroe favorito de Batman? Batman.
  25. Un tio va todo borracho por la calle y se cruza con una monja. El tio se queda mirandola y le empieza a dar una paliza. Despues de estar cinco minutos dandole de ostias, con la monja todo demacrada en el suelo, el tio se para y le dice: -Me decepcionas, Batman.
  26. 驴Qu茅 le gusta hacer a Batman en los partidos de beisbol? Punto de cruz.
  27. Estaba Robin conduciendo el Batmovil con Batman de copiloto. Baja de marcha para dar una curva y Batman pega un chillido. Luego coge velocidad y cuando sube de marcha Batman vuelve a gemir. Est谩n un rato de la misma manera hasta que paran el coche. Entonces Batman dice: -Robin, en realidad sabes perfectamente que el coche es automatico.
  28. 驴Cual es el programa favorito de Batman? La Batidora.
  29. 驴Qu茅 necesita Batman para entrar en una casa? Estar fuera.
  30. 驴Qu茅 hace Batman al lado del Empire State? Sombra.
  31. 驴Cual es la actriz favorita de Batman? Batbara Streissand.
  32. Van dos yonkis por la calle y ven un cartel en la fachada de una fabrica que tiene escrito: ACEROS INOXIDABLES Y le dice un yonki al otro: -驴Nos hacemos? -Batmaaaaannn... piribiri biri biri piribiri biri bir
  33. Una vez Batman dio una patada giratoria tan rapido que super贸 la velicidad de la luz y la velocidad absurda, viaj贸 atr谩s en el tiempo y mat贸 a Kennedy.
  34. Esto es un enano que va a una gasolinera y se muere.
  35. Batman estaba en la azotea de un edificio en un d铆a lluvioso cuando de repente se encontr贸 un ganso.
  36. 驴Cuantos Batman hacen falta para cambiar una bombilla? Depende de cuantos Batios tenga.
  37. 驴Qu茅 tienen en com煤n Batman, un submarinista y una persiana? Que todos son persianas, menos Batman y el submarinista.
  38. 驴Cual es el 2潞 programa favorito de Batman? El diario de Batricia.
  39. 驴Y el 3潞 favorito? CSI Baticano.
  40. Estaba un tio en la playa montado en un pedal贸, cuando de repente Batman cocin贸 un consom茅 de rodaballo. As铆, sin m谩s. De manera gratuita.
  41. 驴Cual es la pel铆cula favorita de Batman? V de Vatman.
  42. 驴Y su actor favorito? Jean Claude Bat Mann.
  43. La gente normal come pan con chorizo. Pero 驴qu茅 come Batman? Chorizo con pan.
  44. Estan Joker y Enigma mirandose fijamente mientras esperan a que aparezca Batman. Enigma dice: -Estas seguro de que va a venir? -Vendr谩. -驴Por qu茅? -Es lo suyo. -驴Por qu茅? -Porque es sensual. CHAAAAN.. CHANAN-CHAN....... CHAAAAN CHANAN-CHAN-CHAAAANNN!!
  45. 驴Cual era el programa favorito de Batman hace diez a帽os? -Superbat
  46. 驴Qu茅 unta Batman en las tostadas? -Marsupilami.
  47. 驴Por qu茅 Batman lleva antifaz? -No lleva antifaz, es una m谩scara. -Qu茅 dices? Es un antifaz gilipollas. -Que va a ser un antifaz si tiene orejas, putamierda? -Pero tiene la boca destapada! Desde cuando una PUTA M脕SCARA no tiene la PUTA BOCA TAPADA!!?? -隆隆隆VEN AQU脥 HIJODEPUTAAAAAG脩脩!!!!
  48. En la cola del Carrefour, una mujer que estaba detr谩s de Batman le dijo: -Oiga, por favor me deja pasar? que solo llevo una lechuga. -C贸meme el pene izquierdo.
  49. Un d铆a, una t铆a que estaba m谩s salida que el pico de una zarihuella, dijo: -Batman, hazme una mujerr!!! Y Batman se la llev贸 a su casa y all铆 le fabric贸 una mujer con madera de cedro y caoba, como hab铆a aprendido en Bricoman铆a.
  50. 驴Cual es el colmo de Batman? -Yo que s茅, tio dejame en paz!
  51. Durante el d铆a de acci贸n de gracias, un hombre de Paco con gabardina y mocasines le dijo a Batman: -Oye, perdona, me puedes decir la hora? -Eso habr谩 que verlo. Y Batman le di贸 de ostias en la cabeza hasta que le sali贸 caramelo.
  52. En el vag贸n de un tren, el hombre que estaba sentado frente a Batman sac贸 su paquete de cigarrillos y cogi贸 uno. Batman le dijo con sutileza y excelencia: -Oiga, le quedan m谩s? Y el hombre respondi贸 con la sonrisa de un escoc茅s: -No, me quedan menos. Ja je ji jo ju jy jg. Por suerte, para entonces Batman ya hab铆a ganado un apartamento en Torrevieja.
  53. El d铆a era nublado y grande como las medusas peque帽as. El hombre, desesperado, grit贸: -Batmaaan!! Ay煤dameeee!!! -Diciendo eso puedes ofender a la gente de color. -驴De qu茅 color?
  54. Si tengo un caballo y tengo una cebra 驴Cuantos Batmans se hacen con ella? Respuesta: Ojo de buey
  55. En un asador, hab铆a una persona asando chuletas (fssshsshh...) y de repente (flash!) se le cay贸 un tenedor (bang! pow! smash!) y al ir a recogerlo derram贸 todo el marmitako por la pared (Batmaannn!)
  56. Despu茅s de un duro d铆a de trabajo, Batman volv铆a a su apartamento. Al abrir la puerta... SORPRESA! Grano de caf茅 le estaba esperando con una tarta de ar谩ndanos y roquefort.
  57. Robin le dijo a Batman en el Batmovil: -驴Batman, podemos tomar esta carretera? -S铆. -驴Por qu茅? -Porque es m谩s corta.
  58. Robin le pidi贸 una vez a Batman: -驴Me puedes dar una semana de vacaciones pagadas? -D茅jame pensarlo.
  59. 驴De qu茅 trabaja Batman durante el verano? De barman.
  60. 驴Y qu茅 deporte practica en sus ratos libres? Batminton.
  61. Un d铆a, un se帽or alto muy alto muy alto se compr贸 un sombrero tan grande tan grande que Batman no tuvo m谩s remedio que tirarle el agua a una cabeza de botella.
  62. Un apacible d铆a de oto帽o, Bankei se encontraba con sus disc铆pulos en el bosque de Suchard, cuando uno de ellos pregunt贸: -Meastro, 驴c贸mo puede ser que Batman sea tan poderoso? -Pero que dices, a que te lanzo un test铆culo!
  63. Mietras el Batman embarazado del chiste 19 iba por un callej贸n, rompi贸 aguas repent铆namente. -Socorrooo!! Doraemoooon!!! Por desgracia solo Sandokan oy贸 sus gritos.
57b. -Qu茅, Batman, te has pensado lo de mi semana de vacaciones? -S铆. He pensado que me vas a comer la viruerga ahora mismo. Desde entonces, Robin se qued贸 adyacente.
  1. -Batman, Batman, en clase me llaman congrio! -Ahhh que tonto!
  2. -Chutad a gol! -Y Batman chut贸 a gol.
  3. 驴Cual es el personaje de TV favorito de Batman, aparte de Batman? Bat Simpson, creado por Bat Groening.
  4. 驴Cual es el resultado de salsa piriponi? Persona educada.
  5. -Calcet铆n fuerte. -Puede ser, Batman.
  6. 驴C贸mo se hace Batman el caf茅, solo o descafeinado? No. Con dulzor.
  7. 驴A donde va Batman de vacaciones? A las islas Batleares.
  8. 驴Qu茅 cuenta Batman a Robin cuando se aburren? Sus batallitas.
  9. Estaban un ingl茅s, un holand茅s y un vasco en un campeonato de tiro. El ingl茅s dispara con un arco y da justo en medio de la manzana que hab铆a sobre la cabeza de un tio. Entonces dice: -I am Robin Hood. Y entonces Batman llega corriendo y dice: -Dios mio, ROBIN!! Eres t煤! Cre铆a que hab铆as muerto en aquel accidente de 谩lgebra! Ven a mis brazos... (ESCENA DE SEXO CENSURADA)
  10. A spiderman le mordi贸 una ara帽a radiactiva, pero a Batman le mordi贸 un hombre radiactivo mientras paseaba por el Tibet. Desde entonces es conocido como man-man, y tiene los poderes de... 隆un hombre!
  11. Cierto d铆a, Batman estaba trabajando de barman en el Bar Nizado. Entonces entraron un holand茅s, un italiano y un vasco. Entonces dice el vasco: -Oye vamos a hacer una apuesta, la ostia. A ver quien es capaz de mear en la pared y hacer que el meado rebote hasta ese vaso. Al final gan贸 el italiano.
  12. -Mam谩, mam谩, en clase me llaman ciervo! -Vete a las meninas, Batman! vete a las meninas!
  13. Un tio estaba en la cola de la taquilla de unos cines: -Le queda alguna entrada para "Batman Begins"? -S铆, pero tendr谩 que ser ultra.
  14. 驴En qu茅 estado est谩 Gotham City? Mal.
  15. Batman parece, Batman no es. 驴Qu茅 es? Respuesta: Doraemon disfrazado de Batman
  16. 驴Qu茅 echa Batman al cocido de marsopa? Mu茅rdago.
  17. Batman utiliza Autocad. 驴Qu茅 utiliza Robin? Autocar.
  18. 驴C贸mo se llaman los gemelos malvados de Batman y Robin, creados a causa de un accidente de filatelia? El d煤o sacapuntas.
  19. EMERGENCIA! EMERGENCIA! Los malvados nos atacan!! Y Batman se cay贸 de la cama.
  20. 驴C贸mo se llama el perro que Batman tuvo en su infancia? Archibaldo.
  21. 驴con qu茅 condimenta Batman el ali帽o de berenjena? Con picaresca.
  22. 驴C贸mo llaman a Batman en la India? Brahman
  23. 驴Y en Jap贸n? Batman
  24. Iba un skineto indeterminado y an贸nimo por la calle, cuando se encontr贸 con Batman y le dijo: "soy un skinmal", y Batman le dio una patada en la boca que le salieron los dientes volando del mismo modo que Tom Cruise baja por la pasarela del Grand Prix del verano.
  25. Batman iba por un callej贸n oscuro y un mendigo le pidi贸: -Por favor, deme algo de limosna... -Yo s铆 que te voy a dar limosna. Y Batman le meti贸 un rapunzel entre ombligo y ombligo.
  26. En una oficina de correos, Catherine dijo: -Batman, este caf茅 est谩 amargo. -Yo s铆 que te voy a dar amargo.
  27. Supuestamente Batman es mitad murci茅lago y tres octavos raiz de dos de murciano. Pero entonces, 驴por qu茅 no duerme boca abajo colgado del techo? Porque el crecepelo no tiene buscaobjetos.
  28. -Batman, ha llegado tu hora! Y Batman entr贸 en la consulta del m茅dico.
  29. Un d铆a, a Batman le lanzaron una chancleta a la cabeza.
  30. Un noche, Batman mat贸 a un tiovivo y consigui贸 un tiomuerto.
  31. Batman entr贸 en una cl铆nica privada a hacerse un cambio de sexo. No obstante, al salir se hab铆a convertido en... un grillo. Pero mejor贸.
  32. -Oye Batman, hazme la masa. -WROAAAAAARGGGG!!!
  33. Estaba Batman cantando cuando de repente se acab贸 la canci贸n.
  34. Alguien llam贸 al timbre de la Batcueva. Batman abri贸 y vi贸 que eran dos testigos de Jehov谩. -驴Quienes sois? -Somos dos testigos de Jehov谩. -Eso ya lo he visto.
  35. Estaba Batman paseando por el parque montado en su taka-taka, cuando unos truhanes filibusteros lo asaltaron y ataron a un arbol. Luego le interrogaron: -驴D贸nde est谩 Waldo? Como Batman no contestaba, le obligaron a esnifar una farola.
  36. Nobita entr贸 corriendo en la habitaci贸n y dijo: -Doraemooooon! Takeshi me ha untado con vinagretaaa!! -Tranquilo, Nobita, aqu铆 tengo mi...... GUANTE M脕GICO!!! Por desgracia Doraemon sac贸 sin querer a Batman de su bolsillo, por lo que Batman los mat贸 a ambos por orden alfab茅tico.
  37. Un d铆a Batman se puso a lamerle el brazo a Cervantes hasta que se lo desgast贸.
100. Sobre un tejado azul... en la plaza de una ermita... se reunieron Joker, Enigma, Doraemon, Marsupilami, Sandokan, Bankei, Comadreja y Ana Obreg贸n. Estaban esperando. Esperando a Batman. (CH脛N-CH脛NNN) De repente, Doraemon dijo: -驴D贸nde est谩 Batman? Y Batman dijo: -Aqu铆 no est谩 Batman. De modo que todos se fueron a sus casas. Todos menos Batman, que ya estaba en la suya cocinando un consom茅 de rodaballo
M谩s chistes en la fuente
Fuente original: http://www.vandal.net/foro/mensaje/552375/350-chistes-de-batman-malos-y-muy-muy-absurdos/
submitted by StickBrush to chistesmalos [link] [comments]


2014.09.09 05:31 netpastor Just Argentina things...

Quizas podemos juntar algunas cosas de la vida diaria que son unicamente Argentinas.
[EDIT] la lista hasta ahora
Tambien hay costumbres regionales, por ejemplo es muy comun ver una familia entera de 5 en una sola moto sin cascos. tenemos casi 100 mil motos en Resistencia.
submitted by netpastor to argentina [link] [comments]


C贸mo motorizar una persiana con motor tubular - LEROY ... C贸mo Instalar Motor para Persianas Completo 100% Montaje ... 驴Salir con alguien que tiene pareja? - YouTube Arreglar una persiana con la cinta rota - YouTube Como cambiar una cinta de persiana - YouTube COMO CAMBIAR LA CUERDA DE UNA PERSIANA - YouTube Mujer Casada 鈾 Consecuencias de salir con una - YouTube COMO ARMAR UNA PERSIANA ENROLLABLE. - YouTube COMO HACER CORTINAS TIPO PERSIANAS C贸mo Empezar una Conversaci贸n con una Chica  Haz que te ...

Como Arreglar una Persiana R谩pido 馃 Cuando se te Rompe la ...

  1. C贸mo motorizar una persiana con motor tubular - LEROY ...
  2. C贸mo Instalar Motor para Persianas Completo 100% Montaje ...
  3. 驴Salir con alguien que tiene pareja? - YouTube
  4. Arreglar una persiana con la cinta rota - YouTube
  5. Como cambiar una cinta de persiana - YouTube
  6. COMO CAMBIAR LA CUERDA DE UNA PERSIANA - YouTube
  7. Mujer Casada 鈾 Consecuencias de salir con una - YouTube
  8. COMO ARMAR UNA PERSIANA ENROLLABLE. - YouTube
  9. COMO HACER CORTINAS TIPO PERSIANAS
  10. C贸mo Empezar una Conversaci贸n con una Chica Haz que te ...

Salir con alguien que ya tiene pareja, 驴es una buena idea? Mira bien este video porque te explicar茅 mi opini贸n al respecto. No voy a centrarme en ti sino en ... DIY 鈾 PERSIANA EN PAPEL PERI脫DICO /PERSIAN IN PERIODIC ... C貌mo hacer Cortinas con Aros/paso a paso ... 6:56. COMO SE HACE UNA CORTINA ENRROLLABLE PASO A PASO - Duration: 5:24. cortinas ... En este v铆deo vamos a ver como se instalan unas persianas el茅ctricas con motores, que puedes controlar con la voz, el tel茅fono o celular o con pulsador. Para... Motorizar una persiana tanto con motor de cinta como tubular te permite subir y bajar la persiana desde un interruptor o mando a distancia. En ambos casos ne... como armar una persiana enrollable. cortamos la tela en un cuadrado o rectangulo perfecto, ponemos a escuadra el tubo con la tela, pegamos con la cinta, pega... Las cuerdas de las persianas con el paso del tiempo llegan a estropearse y acaban rompi茅ndose. Cuando esto ocurre es muy inc贸modo pues no deja pasar la luz y... VISITA NUESTRO NUEVO CANAL EN DONDE ENCONTRARAS ORACION PARA RECUPERAR A TU AMOR https://www.youtube.com/c/oracionespoderosasadios consecuencias y peligros d... C贸mo iniciar una conversaci贸n con una chica y conseguir que te persiga ... S铆gueme y chatea conmigo en http://www.INSTAGRAM.com/MattArtisan C脫MO HABLAR C... Te mostramos lo sencillo que es cambiar la cinta de tu persiana. La cinta o recogedor esta disponible en nuestra tienda a un precio inmejorable. Disponemos d... Arreglar una persiana con la cinta rota puede ser un proceso r谩pido y sencillo siempre que sepas que hacer y en que orden hacerlo. Estos son los pasos que de...