Campana de reloj de pie

Antiguos relojes de pie para colección y decorar. Relojes de carrillón en venta. ... esfera en alabastro, sonería de campana y gong Relojes - Pie Carga Manual desvane4 (183) 800,00 € Subasta RELOJ DE PIE Grandfather ALEMAN,FASES LUNARES DOBLE SONERIA CARILLON,LORENZ FURTWÄNGLER UND SOHNE Relojes - Pie Carga Manual ... Reloj de Pie - Maquina Morez - Firma J. Ganter, La Caillere - Movimiento Autómata Equilibrista, Circo - Funciona - Completo - caja en madera de pino - pintada y decorada simulando madera y moyivos florales - con llave de cuerda - sonería de campana - pendulo y maquina antigua original de latón repujado y pintado. Siglo - XIX. lista de productos de Reloj de Pie y productos de Reloj de Pie hecho en China para compradores hispanohablantes a comprar productos de Reloj de Pie de China reloj de pie. mueble de caoba y roble. john calcott. inglaterra. siglo xviii-xix. mueble de madera de caoba. marqueteria de roble. remate superior de un aguila en latÓn dorado. frontal de metal esmalatado con acabado craquelado. numeraciÓn romana. indices en color negro. motivos florales esmaltados. Galan de noche planchador Dos productos en uno: galán de noche y planchador eléctrico de pantalones. Datos técnicos: Funcionamiento mediante presión y con resistencia 200 W. Cajon para accesorios (reloj, anillo, etc. ) Posibilidad de colocación mural o de pie. -Ranura inferior para admitir cualquier longitud -Temporizador de 30 min. con desconexión automática. Reloj de pie, Reloj de antesala fabricado en Alemania por la prestigiosa marca Hermle. Mueble en madera y cristal. Reloj de pie, reloj de antesala estilo clásico. Madera y cristal Marca horas y los minutos Suena las enteras con carillón westminster, se puede desactivar la soneria. Reloj Imperio de pared o de pie, antiguo ... péndulo, campana y martillo. Le falta el cristal delantero y el aro donde va encajado está seccionado. Precisa restauración. REF. 13146 900 € 77x130x70. Mesa de despacho danesa, de nogal 1870, tiradores de bronces ... Reloj de pie morez cuatro campanas siglo xix péndulo y reloj policromado, caja de pino decorada. tres campanas, suenan a cada cuarto. . tiene algunos agujeritos de carcoma, lo normal en este tipo de reloj, pero está tratado, (ver fotos).el cristal de la puerta del péndulo en dos piezas. Palazzo Mxa084 - Reloj de pie con compartimento secreto, diseño vintage, color blanco. 5,0 de 5 estrellas 1. ... homchen Reloj Despertador de Campana Doble de 10,16 cm, sin tictac, Funciona con Pilas, Tradicional, con luz Nocturna, para dormitorios (Negro) 4,3 de 5 estrellas 290. Despertador Doble Campana De Cuerda Negro Al/8023n. por TIMCO. Promocionado $ 2,300. 12x $ 191. 67. sin interés. Reloj Fossil 100mts 330 Pies Original Acepto Cambios! Usado - Nuevo León $ 215 $ 195 9% OFF. ... Reloj De Pie Howard Miller Aniversario 610-672 Grandfather. Usado - Distrito Federal $ 117. 12x $ 11. 74. Reloj Led Velocimetro ...

This is how the genders of the contestants match up with the genders of the Spanish words for them.

2019.01.23 03:51 Guacodile42 This is how the genders of the contestants match up with the genders of the Spanish words for them.

I don't care what you say, these spanish versions are the CANON genders, shaking my smh my head 😤
Character Gender in BFB Gender of object in Spanish Whether or not they match up
8-Ball ♂M "La bola" (F) ×
Balloony ♂M "El globo" (M)
Barf Bag ♀F "El bolso" (M) ×
Basketball ♀F "El baloncesto" (M)
Bell ♀F "La campana" (F)
Black Hole ♂M "El agujero negro" (M)
Blocky ♂M "El bloque" (M)
Bomby ♂M "La bomba" (F) ×
Book ♀F "El libro" (M) ×
Bottle ♀F "La botella" (F)
Bracelety ♀F "El brazalete" (M) ×
Bubble ♀F "La burbuja" (F)
Cake ♂M "El pastel" (M)
Clock ♂M "El reloj" (M)
Cloudy ♂M "La nube" (F) ×
Coiny ♂M "La moneda" (F) ×
David ♂M "El hombre" (M)
Donut ♂M "La dona" (F) ×
Dora ♀F "La mujer" (F)
Eggy ♀F "El huevo" (M) ×
Eraser ♂M "La goma de borrar" (F) ×
Fanny ♀F "El admirador" (M) ×
Firey ♂M "El fuego" (M)
Firey Jr. ♂M "El fuejo menor" (M)
Flower ♀F "La flor" (F)
Foldy ♀F "El pliegue" (M) ×
Fries ♂M "Las papas fritas" (F) ×
Gaty ♀F "La puerta" (F)
Gelatin ♀F "La gelatina" (F)
Golf Ball ♀F "La pelota de gold" (F)
Grassy ♂M "El césped" (M) (I'm surprised it took this long to get an accented character)
Ice Cube ♀F "El cubo de hielo" (M) ×
Leafy ♀F "La hoja" (F)
Lightning ♂M "El relampago" (M)
Liy ♀F "El interruptor de la luz " (M) ×
Lollipop ♀F "La paleta" (F)
Loser ♂M "El perpedor" (M)
Marker ♂M "El marcador" (M)
Match ♀F "El partido" (M) ×
Naily ♀F "La uña" (F)
Needle ♀F "La ugaja" (F)
Nickel ♂M "El níquel" (M)
Pen ♂M "El bolígrafo " (M)
Pencil ♀F "El lápiz " (M) ×
Pie ♀F "La pastel" (F)
Pillow ♀F "La almohada" (F)
Pin ♀F "El pin" (M) ×
Puffball ♀F "La bola de hojaldre" (F)
Remote ♀F "El mando a distancia" (M) ×
Robot Flower ♀F "La flor del robot" (F)
Roboty ♂M "El robot" (M)
Rocky ♂M "El roca" (F) ×
Ruby ♀F "El rubí" (M) ×
Saw ♀F "La sierra" (F)
Snowball ♂M "La bola de nieve" (F) ×
Spongy ♂M "La esponja" (F) ×
Stapy ♂M "La engrapadora" (F) ×
Taco ♀F El I wonder what this could translate to in Spanish? ×
Teardrop ♀F "La lágrima" (F)
Tennis Ball ♂M "La pelota de tenis " (F) ×
Tree ♂M "El árbol" (M)
TV ♂M "La televisión " (F) ×
Woody ♂M "La madera " (F) ×
Yellow Face ♂M "La cara amarilla" (F) ×
Correct match-ups: 35
Incorrect match-ups: 29
Net-Worth Correctness: +6
Accuracy: 54.6875% (35/64)

Correct match-ups per team (as they initially were):
BEEP
6/8
B̵̝̑ļ̴̗̪̄e̶͉̖̟͂̏h̴̜̙͙̾̒
5/8
The Losers
5/8
A Better Name Than That
6/8
Death P.A.C.T.
7/8 (highest)
iance
3/8
Free Food
3/8
Team Ice Cube
3/8
submitted by Guacodile42 to BattleForDreamIsland [link] [comments]


2018.03.17 15:41 master_x_2k Gestación 1

Con permiso de Hidet, el traductor original, voy a subir los primeros capitulos

Indice > Capitulo Siguiente

________________________Gestación 1________________________

Breve nota del autor: Esta historia no está pensada para lectores jóvenes o sensibles.
La clase terminaba en cinco minutos y lo único que podía pensar era, una hora es demasiado tiempo para comer.
Desde el principio del semestre, había estado esperando con ganas a la parte de la clase de Mr. Gladly de Asuntos Globales en la que empezaríamos a hablar de capas. Ahora que al fin había llegado, no podía centrarme. Me removí, mi bolígrafo moviéndose de mano a mano, golpeando la mesa o dibujando una figura en la esquina de la pagina donde se uniría a otros garabatos. Mis ojos estaban también inquietos, volando del reloj encima de la puerta a Mr. Gladly y de vuelta al reloj. No estaba captando bastante de su lección como para enterarme de nada. Doce menos veinte, cinco minutos hasta que terminase la clase.
Él estaba animado, claramente interesado en el tema del que estaba hablando, y por una vez, la clase estaba escuchando. Era el tipo de profesor que intenta ser amigo de sus alumnos, el tipo que se hace llamar Mr. G. en vez de Mr. Gladly. Le gustaba acabar la clase antes de lo habitual y hablar con los chicos populares, mandaba muchos trabajos en grupo para que otros pudieran estar con sus amigos en clase, y nos hacia hacer trabajos “divertidos” como juicios de pega.
Me parecía uno de los chicos populares que se había convertido en un profesor. Probablemente pensaba que era el favorito de todos. Me preguntaba como reaccionaria si oyera mi opinión al respecto. ¿Rompería la imagen que tenia de si mismo o lo pasaría por alto como una anomalía de la chica triste que nunca hablaba en clase?
Eché un vistazo por encima de mi hombro. Madison Clements se sentaba dos filas a mi izquierda y dos asientos más atrás. Me vio mirando y sonrió, estrechando sus ojos, y baje la mirada al cuaderno. Intenté ignorar el feo y amargo sentimiento formándose en mi estomago. Miré al reloj. Once cuarenta y tres.
“Vamos a dejarlo aquí” dijo Mr. Gladly. “Lo siento chicos, pero hay deberes para el fin de semana. Pensad en los capas y como han impactado el mundo a vuestro alrededor. Haced una lista si queréis, pero no es obligatorio. El lunes nos separaremos en grupos de cuatro y veremos que grupo tiene la mejor lista. Le compraré al grupo ganador golosinas de la maquina expendedora” Hubo algunos aplausos, seguidos por la clase disolviéndose en un caos ruidoso. La sala estaba llena de sonidos de archivadores cerrándose, libros de texto y cuadernos siendo cerrados de golpe, sillas arañando baldosas baratas y el sordo rugido de conversación emergente. Un grupo de los miembros más sociales de la clase se reunieron alrededor de Mr. Gladly para hablar.
¿Yo? Yo solo guardé mis libros y me mantuve callada. No había escrito casi nada de apuntes. Había grupos de garabatos extendiéndose por la pagina y números en los margenes donde había contado los minutos hasta la comida como si llevase la cuenta del temporizador de una bomba.
Madison estaba hablando con sus amigas. Era popular, pero no guapa como las chicas populares estereotípicas de la televisión . En vez de eso ella era “adorable”. Exageraba esa imagen con extensiones azul cielo en su pelo marrón a la altura del hombro y una actitud mona. Madison llevaba un top sin tirantes y una falda vaquera, lo que me parecía una absoluta estupidez dado que aun era lo bastante pronto en la primavera como para que pudiésemos ver nuestro aliento por las mañanas.
No estaba exactamente en una posición para criticarla. Le gustaba a los chicos y tenia amigos, mientras que lo mismo no se podía decir de mi. La única característica femenina que tenia a mi favor era mi pelo oscuro rizado, que me había dejado largo. La ropa que llevaba no enseñaba piel, y no me llenaba de colores brillantes como un pájaro presumiendo de su plumaje.
Ella les gustaba a los chicos, creo, porque era atractiva sin ser intimidante.
Si supieran.
La campana sonó con un cadencioso ding-dong, y fui la primera en salir. No corrí, pero me moví a un ritmo decente mientras me dirigía por las escaleras al tercer piso e iba al baño de chicas.
Había media docena de chicas ya allí, lo que significaba que tenía que esperar a que quedara libre un cubículo. Vigile nerviosa la puerta del baño, notando que mi corazón se encogía cada vez que alguien entraba.
Tan pronto como hubo un cubículo libre entré y eché el pestillo. Me apoyé contra el muro y exhalé lentamente. No era exactamente un suspiro de alivio. Alivio implica que te sientes mejor. No me sentiría mejor hasta que llegase a casa. No, solo me sentía menos inquieta.
Pasaron quizás cinco minutos hasta que paró el ruido de otras chicas en el baño. Un vistazo por debajo de los tabiques me demostró que no había nadie más en los otros cubículos. Me senté en la tapa del retrete y cogí mi bolsa de comida para empezar a comer.
La comida en el retrete era rutinaria entonces. Cada día de instituto terminaba mi bolsa de comida y después hacia ejercicios o leía un libro hasta que la hora de comer había terminado. El único libro en mi bolsa que aun no había leído se llamaba “Triunvirato”, una biografía de los tres miembros principales del Protectorado. Estaba pensando en dedicar tanto tiempo como pudiera en el trabajo de Mr. Gladly antes de leer, porque no me estaba gustando el libro. Las biografías no eran lo mio, y especialmente no eran lo mio cuando sospechaba que era todo inventado.
Cual fuese mi plan, no tuve oportunidad de terminar mi wrap de pita. La puerta del baño se abrió de golpe. Me quedé congelada. No quería mover la bolsa y darle una pista a nadie sobre qué estaba haciendo, así que me quedé quieta y escuché.
No podía distinguir las voces. El ruido de la conversación fue ahogado por risas y el sonido de agua de los grifos. Alguien llamó a la puerta, sobresaltándome. Lo ignoré, pero la persona al otro lado volvió a llamar.
“Ocupado”, dije vacilante
“Oh dios mio, ¡es Taylor!” exclamó una de las chicas de fuera excitada, y después, respondiendo a algo que otra chica susurro, apenas la oí responder “¡Si, hacedlo!”
Me levanté de un salto, dejando caer al suelo de baldosas la bolsa con el ultimo bocado de mi comida. Lanzándome hacía la puerta, quité el cerrojo y empujé. La puerta no se movió. Hubo ruidos en los cubículos a ambos lados del mio, y luego un sonido encima de mi. Mire hacia arriba para ver que era, solo para ser rociada en la cara. Mis ojos empezaron a arder, y quede momentáneamente cegada por un fluido que enturbiaba mis gafas y hacía que me escocieran los ojos. Pude notar su sabor mientras caía en mi nariz y mi boca. Zumo de arándanos.
No pararon ahí. Conseguí quitarme las gafas justo a tiempo de ver a Madison y a Sophia inclinarse sobre la parte superior del cubículo, cada una con botellas de platico listas. Me agaché con las manos escudando mi cabeza justo antes de que vaciaran los contenidos sobre mi.
Resbaló por detrás de mi cuello, empapó mi ropa y mi pelo. Empujé la puerta otra vez, pero la chica al otro lado estaba sujeta contra ella con su cuerpo.
Si las chicas derramando zumo y refresco encima de mi eran Madison y Sophia, eso significaba que la chica al otro lado de la puerta era Emma, líder del trío. Notando una explosión de ira al darme cuenta, cargué contra la puerta, todo el peso de mi cuerpo golpeándose contra ella. No sirvió para nada, y mis zapatos perdieron tracción en el suelo lleno de zumo. Caí de rodillas en el charco de zumo.
Botellas de plástico vacías con etiquetas de zumos de uvas y de arándanos cayeron al suelo a mi alrededor. Una botella de refresco de naranja rebotó en mi hombro para caer en el charco antes de rodar bajo el tabique. El olor de bebidas afrutadas y refrescos era enfermizamente dulce.
La puerta se abrió de golpe y lancé una mirada penetrante a las tres chicas. Madison, Sophia y Emma. Mientras que Madison era mona, una flor tardía, Sophia y Emma eran el tipo de chicas que encajaban en la imagen de “reina del baile”. Sophia tenia la piel oscura, con un tipo delgado y atlético que había desarrollado como corredora en el equipo del instituto. La pelirroja Emma, por otro lado, tenia todas las curvas que querían los chicos. Era lo bastante guapa como para conseguir trabajos ocasionales como modelo amateur para los catálogos que sacaban las tiendas y centros comerciales locales. Las tres estaban riéndose como si fuera la cosa más graciosa del mundo, pero los sonidos de su diversión apenas se registraron en mi cabeza. Mi atención estaba en el ligero rugido de la sangre bombeando en mis orejas y un urgente, amenazador “sonido” que no se volvería menos ruidoso o menos persistente si me tapaba los oídos. Podía notar gotas corriendo por mis brazos y mi espalda, aun fríos de las maquinas expendedoras refrigeradas.
No confiaba en decir nada que no les diera más munición para meterse conmigo, así que me quede callada.
Cuidadosamente, me puse de pie y les di la espalda para coger mi mochila de encima del retrete. Verla me hizo pararme. Había sido verde caqui, antes, pero ahora manchas morado oscuro la cubrían, la mayoría de los contenidos de una botella de zumo de uva. Echándomela sobre los hombros me di la vuelta. Las chicas ya no estaban allí. Oí la puerta del baño cerrarse de golpe, cortando los sonidos de su diversión, dejándome sola en el baño, empapada.
Me acerqué al lavabo y me mire en el arañado y sucio espejo que estaba anclado encima. Había heredado una boca amplia, expresiva y de labios finos de mi madre, pero mis ojos grandes y mi figura desgarbada hacían que me pareciera mucho más a mi padre. Mi oscuro pelo estaba lo bastante empapado como para pegarse a mi cabeza, cuello y hombros. Llevaba una sudadera marrón sobre mi camiseta verde, pero manchurrones marrones, rojos y naranjas recorrían ambas. Mis gafas estaban perladas con con las gotas multicolor de zumo y refresco. Una gota corrió por mi nariz y cayó de la punta para aterrizar en el lavabo.
Usando un trozo de papel del dispensador, limpié mis gafas y me las puse otra vez.
Las manchas que quedaron hicieron que fuera igual de difícil o más ver de lo que había sido.
Respira hondo, Taylor, me dije a mi misma
Me quité las gafas para limpiarlas de nuevo con un papel mojado, y descubrí que las manchas seguían ahí.
Un inarticulado grito de furia y frustración escapó de mis labios, y le di una patada al cubo de plástico que había debajo del lavabo, lanzando el cepillo para retretes que había dentro volando contra la pared. Como eso no fue suficiente, me descolgué la mochila y usé las dos manos para lanzarla. Ya no usaba mi taquilla: Ciertos individuos la habían vandalizado o abierto en cuatro ocasiones diferentes. Mi mochila pesaba, cargada con todo lo que había anticipado que necesitaría para las clases de hoy. Crujió audiblemente con el impacto.
“¡¿Que coño?!” Le grité a nadie en particular, mi voz haciendo eco en el baño. Había lagrimas en los bordes de mis ojos.
“¡¿Que coño se supone que tengo que hacer?!” Quería pegarle a algo, romper algo. Para tomar represalias contra la injusticia del mundo. Casi golpeé el espejo, pero me contuve. Era algo tan pequeño que parecía que me haría sentir aun más insignificante en vez de desahogar mi frustración.
Llevaba soportando esto desde el primer día de instituto, hace año y medio. El baño había sido lo más parecido que podía encontrar a a un refugio. Había sido solitario e indigno, pero era un lugar al que podía huir, un lugar donde estaba fuera de su alcance. Ahora no tenia ni siquiera eso.
Ni siquiera sabia que se suponía que tenia que hacer para las clases de la tarde. Hoy había que entregar nuestro proyecto de arte, y no podía ir a clase así. Sophia estaría allí, y podía imaginar su presumida sonrisa de satisfacción cuando apareciera con pinta de haber intentado teñir toda mi ropa.
Además, acaba de lanzar mi mochila contra el muro y dudo que mi proyecto aun estuviera entero.
El zumbido al borde de mi conciencia estaba poniéndose peor. Mis manos temblaron mientras me doblaba y agarraba al borde del lavabo, respiraba larga y profundamente y dejaba que mis defensas cayeran. Durante tres meses, me había contenido. ¿Ahora mismo? Ya no me importaba. Cerré los ojos y note el zumbido cristalizar en información concreta. Tan numerosos como las estrellas en el cielo nocturno, minúsculos nudos de intrincados datos llenaron el área a mi alrededor. Podía centrarme en cada uno por turnos, cogiendo detalles. Los grupos de datos habían estado vagando hacia mi por reflejo desde que me salpicaron por primera vez en la cara. Respondieron a mi subconsciente, mis pensamientos y emociones, tan reflejo de mi frustración, mi ira, mi odio por esas tres chicas como lo eran mi corazón golpeando en mi pecho o mis manos temblando. Podía hacerles parar u ordenarles que se movieran casi sin pensar en ello, igual que podía levantar un brazo o mover un dedo.
Abrí los ojos. Podía notar la adrenalina vibrando por mi cuerpo, la sangre corriendo por mis venas. Tuve un escalofrío por las bebidas heladas que el trío había vaciado sobre mi, y por anticipación y un poco de miedo. En cada superficie del baño había bichos; Moscas, hormigas, arañas, cienpies, milpies, tijeretas, escarabajos, avispas y abejas. Cada segundo que pasaba más fluían al interior de la habitación a través de la ventana abierta y las varias entradas al baño, moviéndose con sorprendente velocidad. Algunos se arrastraron dentro a través de un hueco donde el desagüe del lavabo entraba al muro mientras que otros emergieron del agujero triangular del techo donde una sección de la espuma aislante se había roto, o de la ventana abierta con pintura desgastada y colillas de cigarrillos aplastadas entre clase y clase. Se reunieron a mi alrededor y se extendieron por cada superficie disponible; primitivos grupos de señales y respuestas, esperando a más ordenes.
Mis sesiones de practica, realizadas lejos de ojos curiosos, me habían dicho que podía indicar a un solo insecto que moviera una antena, o ordenar a la horda reunida que se moviera en formación. Con un pensamiento, podía separar un grupo particular, una madurez o una especie de este revoltijo y mandarles lo que quisiera. Un ejercito de soldados bajo mi completo control.
Seria tan fácil, tan fácil, ir a por Carrie en el instituto. Darles al trío su justo merecido y hacerles arrepentirse de lo que me habían hecho pasar: los horribles e-mails, la basura que habían vaciado sobre mi escritorio, la flauta –la flauta de mi madre– que habían robado de mi taquilla. No solo eran ellas- Otras chicas y un puñado de chicos se habían unido, “accidentalmente” saltándome cuando pasaban los ejercicios, añadiendo sus voces a los insultos y al torrente de horribles e-mails, para conseguir el favor y la atención de tres de las chicas más guapas y más populares de nuestro curso.
Era muy consciente de que me pillarían y me arrestarían si atacaba a mis compañeros. Había tres equipos de superheroes y un numero de héroes solitarios en la ciudad. No me importaba. ¿Imaginar a mi padre viendo las secuelas en las noticias, su decepción conmigo, su vergüenza? Eso era más desalentador, pero aun así no compensaba la ira y la frustración
Excepto que yo era mejor que eso.
Con un suspiro, envié una orden al enjambre reunido. Dispersaos. La palabra no era tan importante como la idea detrás de ella. Empezaron a salir de la habitación, desapareciendo en las grietas en las baldosas y a través de la ventana. Andé hasta la puerta y me apoye en ella con la espalda para que nadie pudiera tropezar con la escena antes de que todos los bichos se hubieran ido.
Por mucho que quisiera, no podía seguir adelante. Aun temblando de humillación, conseguí convencerme de coger mi mochila y dirigirme pasillo abajo. Salí del instituto, ignorando las miradas fijas y las risitas de todos con los que me cruzaba, y cogí el primer autobús que se dirigía en la dirección general de mi casa. El frio de los comienzos de la primavera agravaba la molestia de mi pelo y ropas empapados, haciéndome temblar.
Iba a ser una superheroina. Ese era el objetivo que usaba para calmarme en momentos como este. Es lo que usaba para hacer salir de la cama los días de instituto. Era un loco sueño que hacia las cosas tolerables. Era algo que desear, algo por lo que trabajar. Hacia posible no seguir obsesionándome con el hecho de que Emma Barnes, líder del trío, había sido una vez mi mejor amiga.

Indice > Capitulo Siguiente

Si tienen instalado el RES pueden usar el 1 para ir al capitulo anterior, el 2 para abrir el indice y el 3 para abrir el siguiente capitulo.

Si hay algún voluntario para QA (edición, corrección) o traducción envieme un PM o dejen un comentario.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.07.18 11:19 Demofilo La poesía como herramienta. / 31. Pablo Neruda: "España en el corazón"

Hoy, 18 de julio de 2016, es el aniversario de la Guerra Civil Española. Hace ochenta años los poderes reaccionarios de España intentaron un golpe de estado contra la República, cuyo fracaso ante la resistencia del pueblo daría lugar a tres años de guerra civil.
Pablo Neruda durante los meses anteriores y posteriores a dicha fecha se encontraba residiendo en Madrid, lo que le permitió ser testigo presencial de los acontecimientos. Varias son las poesías en que refleja sus tristes sensaciones ante lo que sus ojos veían. Por ejemplo, la que coloco a continuación:
.
.
España en el corazón. Explico algunas cosas.
.
Preguntaréis: Y dónde están las lilas?
Y la metafísica cubierta de amapolas?
Y la lluvia que a menudo golpeaba
sus palabras llenándolas
de agujeros y pájaros?
.
Os voy a contar todo lo que me pasa.
.
Yo vivía en un barrio
de Madrid, con campanas,
con relojes, con árboles.
,
Desde allí se veía
el rostro seco de Castilla
como un océano de cuero.
Mi casa era llamada
la casa de las flores, porque por todas partes
estallaban geranios: era
una bella casa
con perros y chiquillos.
Raúl, te acuerdas?
Te acuerdas, Rafael?
Federico, te acuerdas
debajo de la tierra,
te acuerdas de mi casa con balcones en donde
la luz de junio ahogaba flores en tu boca?
Hermano, hermano!
Todo
eran grandes voces, sal de mercaderías,
aglomeraciones de pan palpitante,
mercados de mi barrio de Argüelles con su estatua
como un tintero pálido entre las merluzas:
el aceite llegaba a las cucharas,
un profundo latido
de pies y manos llenaba las calles,
metros, litros, esencia
aguda de la vida,
pescados hacinados,
contextura de techos con sol frío en el cual
la flecha se fatiga,
delirante marfil fino de las patatas,
tomates repetidos hasta el mar.
.
Y una mañana todo estaba ardiendo,
y una mañana las hogueras
salían de la tierra
devorando seres,
y desde entonces fuego,
pólvora desde entonces,
y desde entonces sangre.
Bandidos con aviones y con moros,
bandidos con sortijas y duquesas,
bandidos con frailes negros bendiciendo
venían por el cielo a matar niños,
y por las calles la sangre de los niños
corría simplemente, como sangre de niños.
.
Chacales que el chacal rechazarla,
piedras que el cardo seco mordería escupiendo,
víboras que las víboras odiaran!
.
Frente a vosotros he visto la sangre
de España levantarse
para ahogaros en una sola ola
de orgullo y de cuchillos!
Generales
traidores:
mirad mi casa muerta,
mirad España rota:
pero de cada casa muerta sale metal ardiendo
en vez de flores,
pero de cada hueco de España
sale España,
pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,
pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio
del corazón.
.
Preguntaréis por qué su poesía
no nos habla del sueño, de las hojas,
de los grandes volcanes de su país natal?
.
Venid a ver la sangre por las calles,
venid a ver
la sangre por las calles,
venid a ver la sangre
por las calles!
.
Pablo Neruda (1904-1973)
submitted by Demofilo to podemos [link] [comments]


RELOJ DE PARED-AJUSTE DE SONERIA-WALL CLOCK-AUDIO ADJUSTMENT Reloj de Campana - YouTube Antiguo reloj Dos Flechas , con campanas y aguila RELOJ DE PARED ARREGLAR SONIDO MELODIA DE SONERÍA - YouTube El reloj de campana - YouTube Reloj de Campanas - YouTube Reloj de Campana. Tócame las horas para que despierten la ... Reloj de pared antiguo.

Amazon.es: Relojes De Pie

  1. RELOJ DE PARED-AJUSTE DE SONERIA-WALL CLOCK-AUDIO ADJUSTMENT
  2. Reloj de Campana - YouTube
  3. Antiguo reloj Dos Flechas , con campanas y aguila
  4. RELOJ DE PARED ARREGLAR SONIDO MELODIA DE SONERÍA - YouTube
  5. El reloj de campana - YouTube
  6. Reloj de Campanas - YouTube
  7. Reloj de Campana. Tócame las horas para que despierten la ...
  8. Reloj de pared antiguo.

RELOJ DE PARED LETRA: Reloj de campana, tócame las horas Reloj de campana, tócame las horas para que despierten las mujeres todas. para que despierten las mujeres todas. Po... reloj de pared como hacerlo funcionar, nueva adquisiciÓn o abandono (preguntas frecuentes) reparar - duration: 52:18. relojerÍa fÁcil k-pax-s h s z- mÉxico d.f 5,365 views ES MADERA SOLIDA , EL MECANISMO IMPECABLE FUNCIONANDO ES DE APROXIMADAMENTE 1950, BONITO SONIDO DE CAMPANA CADA MEDIA HORA, TRAE SU LLAVE PARA DAR CUERDA AL MECANISMO, SI TE GUSTAN LAS ... Antiguo reloj de pared ,Dos Flechas con campana , aguila ,y decoraciones Aleman. ... Antiguo reloj de pie carrillon aleman. - Duration: 1:26. Jorge Gabriel Ramirez 4,480 views. El Reloj de Campana Al ingresar a Cerro de Pasco, destacaba entre todas las construcciones '...la sólida torre de piedra que se erigía al poniente del edific... Provided to YouTube by CDBaby Reloj de Campanas · Abuela Malinalli Cantos de la Danza de la Luna Ollintlahuimetztli ℗ 2015 Abuela Malinalli Released on: 2015... Un hermoso Tema en Versión Español. LETRA: Reloj de campana, tócame las horas Reloj de campana, tócame las horas para que despierten las mujeres todas. para ...